martes, 17 de mayo de 2011

Pensamiento repetitivos

Un acto puede salvar una vida
o ayudar a conseguir algo poco común.
Con un pensamiento ocurre lo mismo,
porque los pensamientos conducen a las palabras y a la acción.

Thich Nhat Hanh

¿Qué podemos hacer cuando los pensamientos están atrapados, cuando no permitimos que se materialicen en palabras o acciones?

Uno de los remedios de las Flores de Bach, White Chestnut, nos ayudará a conseguirlo.

¿Qué nos muestran sus hojas?

Las hojas que representan al elemento aire, simbolizan la comunicación y la expresión, en White Chestnut son compuestas, de un centro común parten los nervios de cada una de ellas, pueden haber de 7 a 9 foliolos, como lanzas que se disparan, pero se dispersan y ninguna de ellas alcanza su objetivo, además su margen dentado nos indica poca tolerancia en las relaciones con los demás





Hojas de White Chestnut

White Chestnut

Para los que no pueden evitar que penetren en su mente pensamientos, ideas o argumentos que no desean. Suele darse esta circunstancia en momentos en lo que el interés por el presente no es lo bastante fuerte como para mantener la mente ocupada. Los pensamientos que preocupan pueden permanecer, o ser desechados por un momento, pero siempre retornan. Parecen dar más y más vueltas y causar un tormento mental. La presencia de tales pensamientos desagradables quita la paz e interfiere con la capacidad de concentrarse sólo en el trabajo o el placer cotidiano.

Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936

Sus flores aportan calma, serenidad, claridad y lucidez mental, podrá desaparecer la tortura de esos pensamientos reiterativos e improductivos en los que en ocasiones nos encontramos inmersos y no nos permiten avanzar.



Flores de White Chestnut 
Fotos: Pilar Vidal Clavería

4 comentarios:

añil dijo...

Como siempre, tus aportaciones aparecen cuando las necesito.

Hracias

Pilar Vidal Clavería dijo...

Cuando el pensamiento paraliza por reiterativo White Chestnut nos puede ayudar y además es una esencia de actuación rápida.

Besos Añil

Marina dijo...

Gracias Pilar, me suele pasar a menudo y lo que hago es distraer la mente, llevarmela a otro sitio pellizcandome o clavando las uñas en la llema del dedo, así puedo parar el pensamiento. Es un poco masoquista
pero funciona. Buscaré esta planta, me parece un remedio mucho más dulce.
Gracias de nuevo.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Una vez parado el pensamiento con White Chestnut es interesante dar un pasito más y averiguar qué nos hace ir a parar a esos pensamientos reiterativos, eso nos permite conocernos un poquito más y poder prevenirlos en el futuro.

Besos Marina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...