lunes, 20 de junio de 2011

Expresión y Flores de Bach

Las palabras son una de nuestras  formas de expresión, nos permiten expresar sentimientos, hay que cuidarlas, ser impecable con ellas y utilizarlas de forma asertiva, que sirvan para decir lo que sentimos, sin agredir a los demás y sin someternos a su voluntad.

El manejo de la asertividad empieza en el pedir, la palabra te permite pedir con fuerza lo que quieres y aceptar el no como respuesta.

La palabra a través de la asertividad se manifiesta sin violencia, pone de manifiesto tus valores y tu integridad.

Las palabras dichas con claridad, reconociéndolas en lo que siento me permiten pedir lo que deseo y asumir mi propia responsabilidad.

Una frase que culmina el sentido de la asertividad es:

Pido lo que quiero y respeto la respuesta


Figura capitel Claustro Sant Pau del Camp, Barcelona 


La zona de nuestro cuerpo que puede quedar bloqueada si no hacemos un buen uso de nuestra expresión oral es la de la garganta, correspondiente a nuestro quinto chacra.

Las Flores de Bach que nos pueden ayudar en la expresión y en la comunicación, en el uso de la palabra correcta,  pueden depender de nuestra personalidad o del patrón que hayamos adquirido con la impresión que era el más adecuado o necesario.

¿Te reconoces en alguno de estos aspectos?

Rock Rose, la palabra nos queda paralizada y no expresada.

Mimulus, somos tímidos y vergonzosos, preferimos callar antes que expresar.

Impatiens, nos puede el impulso, hablamos con demasiada rápidez.

Heather, hablamos de lo que sea y con quien sea, antes que estar callados.

Agrimony, ni por asomo decimos lo que sentimos o lo que pensamos, mejor disimular y quedar bien con todos.

Vervain, con mis palabras podré convecer a todos de que tengo la razón.

Water Violet, no necesito explicarle a nadie lo que me pasa, yo solo me sirvo y me basto.

Chestnut Bud, prefiero callarme, porque seguro que me vuelvo a equivocar.

Larch, no pienso, ni puedo hablar, seguro que el otro lo sabe mejor.

Hasta aquí los aspectos negativos, todos ellos se pueden revertir con la toma de las Flores de Bach.

Esta entrada se enriquece con vuestros comentarios:

Lorena: "Beech: sólo abro la boca para criticar"... 
Elvira:  "Chestnut bud también puede haber precipitación, decir lo primero que se le ocurre sin pensar en las consecuencias. Meter la pata por no pensar."
Muchas gracias a las dos

7 comentarios:

Lorena Sabugal dijo...

Me encantó la afirmación: PIDO LO QUE QUIERO Y RESPETO LA RESPUESTA...y es que como nos dificulta la vida el miedo a la frutración y/o la necesidad de imponer nuestros deseos...

Bueno, y ¿se podría añadir?: "Beech: sólo abro la boca para criticar"...

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Lorena

Y tanto que podemos añadir Beech, cuando descubre que se puede hablar sin criticar y acepta que otros puntos de vista son posibles, entiende que en la flexibilidad está la belleza.

Un abrazo

Montse dijo...

Es apasionante conocer estas cosas. Sin duda, yo necesito Impatiens, jeje...

Mil besos, guapa.

Laura Uve dijo...

Cada vez es más difícil encontrar personas que hablen con claridad, precisión y diciendo lo que piensan. Para mi es vital que la comunicación se base en la claridad y la sinceridad.

Un abrazo.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Nos puede tantas veces el impulso que reconocemos en Impatiens, que resulta muy fácil identificarse con esta flor, una buena estrategia es contar hasta diez y entonces hablar.

Besos Montse

Pilar Vidal Clavería dijo...

Suerte que difícil no es sinónimo de imposible.

Practicar la comunicación clara y sincera con valentía, tiene muy buena recompensa, estar bien con uno mismo.

Un abrazo Laura

Elvira dijo...

Muy buen resumen, Pili. Estaba pensando que en Chestnut bud también puede haber precipitación, decir lo primero que se le ocurre sin pensar en las consecuencias. Meter la pata por no pensar.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...