sábado, 18 de junio de 2011

La limitación del no puedo

¿Cuantas veces hemos dicho: yo no puedo?

¿Qué respuesta nos damos ante esta afirmación?:

- Me considero inferior a los demás
- Los otros son capaces, pero yo no
- Seguro que me va a salir mal
- Nunca llegaré a la meta
- Para qué arriesgarme, si no lo conseguiré
- La voluntad no es mi fuerte

Estas respuestas las vemos reflejadas en uno de los 38 remedios del doctor Bach: Larch, del que podemos leer en  Los doce curadores y otros remedios.



Larch en el Jardí de les essències, mayo 2011


Larch
Para los que no se consideran tan buenos ni tan capaces como los que les rodean, que esperan el fracaso, que sienten que nunca alcanzarán el éxito, y por eso nunca se arriesgan, ni hacen un esfuerzo suficiente para lograrlo.

E. Bach, 1936


Larch  en el Jardí de les essències, mayo 2011

¿Qué puede haber detrás de esta creencia limitante?

Básicamente miedos, desde el miedo a la soledad al miedo al rechazo, sentimiento de inferioridad e insignificancia, desánimo ante los obstáculos y una baja autoestima.

En el estado negativo Larch continuamente se compara con él otro,  una comparación que no le sirve de motivación para intentar lo que le realmente le gusta, sino para sentirse sin ganas para hacer ni el intento.

 

Larch  en el Jardí de les essències, mayo 2011
Fotografías: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral  
Counseling Integrativo-Relacional de Duelo y Pérdidas

6 comentarios:

Isabel dijo...

No sé lo que tomarían, pero hay algo que contagia y es la confianza en sí mismo y el entusiasmo colectivo.
Y a título individual es verdad que la falta de autoestimna por diversos motivos puede conducir a la persona a tener todos esos síntomas que enumeras, y si en ese estado pueden ayudar las flores, ¡qué ayuda más hermosa!
Un abrazo.

iris dijo...

Como siempre, estupenda entrada con hermosas fotografias y sencillas explicaciones. Gracias Pilar.

Purificación dijo...

¡hola guapa! me emociona esta entrada porque es tan importante el SI PODEMOS, tengo la impresión de que nos educan para... no poder y, en cambio, tenemos tanta fuerza por desarrollar...
¡una flor fundamental!
abrazos.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Punto de partida confianza en uno mismo, punto de llegada confianza en los demás, y en el camino aprendizaje.

Besos Isabel.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Las piñas de Larch tan derechitas nos muestran el yo puedo que ofrece este remedio.

Un abrazo Iris

Pilar Vidal Clavería dijo...

Siempre hay flores con las que resonamos más y con un mensaje que necesitamos trabajar, a determinadas personas o en determinados momentos con patrones Mimulus, Centaury o Gentian el remedio de Larch les es de gran ayuda.

Un abrazo Puri

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...