jueves, 28 de julio de 2011

Reflejos

Reflejar las emociones no siempre es fácil, en cambio tenemos mucho ganado si nos mostramos coherentes con lo que sentimos.  Si estamos tristes, enojados, alegres, con miedo y lo mostramos, nos reconocemos en lo que sentimos, lo aceptamos, somos transparentes, como los reflejos en el agua y no por ello somos más vulnerables, sino que ganamos seguridad y confianza en nosotros mismos.

El agua se asocia de una manera analógica a las emociones, las Flores de Bach nadan en el agua que retiene su infomación y nos permite vehiculizar su ingesta. Las Flores de Bach nos ayudan a manejar nuestras emociones, nos ayudan a reconocerlas, aceptarlas y gestionarlas.



Reconozco mis emociones
Parque Nacional de los lagos de Plitvice


Acepto mis emociones
Parque Nacional de los lagos de Plitvice


Gestiono mis emociones
Lago Skadar, Montenegro


Soy coherente con mis emociones
Lago Skadar, Montenegro
Fotos: Pilar Vidal Clavería 
Verano 2011
 

5 comentarios:

Montse dijo...

Se siente un gran alivio cuando se puede llorar o reir abiertamente, cuando cuentas con un amigo y compartes sentimientos, penas y alegrías, seguramente por eso necesitamos de la comunicación, para manifestar emociones.

Unas fotos preciosas, la segunda es mi preferida ¡es bellísima esa imagen!

Besitos.

iris dijo...

Gracias de todo corazón por regalarnos estas hermosas imágenes, acompañadas además de una interesante reflexión. Besos Pilar.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Permitirse sentir y expresar las emociones, a veces en soledad y a veces compartidas, todo cabe, cada momento es especial y podemos responder de diferentes maneras, aprendiendo cada día.

Besos para las dos

añil dijo...

Aprender a gestionar las emociones es el gran reto de nuestra vida.

Un beso

Pilar Vidal Clavería dijo...

Vivir la vida como un reto, aprendiendo en cada momento acompañados de todas nuestras emociones.

Besos Añil

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...