lunes, 15 de agosto de 2011

Tres por uno

El tres al precio de uno, además de que suena a oferta de supermercado, es también el nombre que le pusimos ayer al recorrido que hicimos por los Rasos de Peguera, zona que pertenece al Prepirineo catalán.

Este agosto y gracias a las lluvías caídas durante el pasado mes de julio, la montaña está más espléndida que nunca, quedan todavía muchas especies en flor y los insectos, sobretodo las mariposas, revolotean sin cesar por los caminos y las laderas.


Salvia pratense, Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Salvia de prado, cat. Tàrrec de prat


Compuesta,  Centaurea jacea, Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Cártamo silvestre, cat. Centàurea jàcea


Campanula sp, Rasos de Peguera, agosto 2011 


Prunella vulgaris,  Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Consuelda menor, cat. Prunel.la vulgar


Aconitum napellus, Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Acónito, cat. Tora blava

La excursión empezó en el Santuario de Corbera, cercano a la población de Berga,  donde dejamos el coche e iniciamos la ruta hacia el primer destino, la montaña de La Torreta de 1989 m, una vez alcanzada la primera meta la vista es magnífica y pudimos divisar las otras dos cumbres,  la Roca d'Auró 1948 m y el Cogulló d'Estela de 1869 m.


 Vista desde la Torreta de la Roca d'Auró y del Cogulló d'Estela

El camino hacia el segundo destino, la Torreta d'Auro me resultó dificultoso, pasamos entre rocas y el suelo estaba desecho y en más de una ocasión el trasero servía de punto de apoyo, eso si ganas de seguir fotografiando flores no me faltaban.

Aquilegia viscosa, Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Aguileña, cat. Corniol hirsut


Aquilegia viscosa, Rasos de Peguera, agosto 2011
cast. Aguileña, cat. Corniol hirsut

Una vez llegados a la segunda cima, la Roca d'Auró,  la sorpresa fue comprobar que no estabamos solos, centenares de hormigas aladas nos acompañaban y se posaban sobre la ropa, los brazos y la cabeza.


Cima de la Roca d'Auró 1948 m



Cima de la Roca d'Auró 1948 m

Y de nuevo bajar para volver a subir, nos quedaba el último destino el Cogulló d'Estela, donde también había cientos de hormigas voladoras.



Cogulló d'Estela 1869 m

Y por último dos imágenes no tan habituales en mis entradas, las de dos mariposas nocturnas que vuelan de día. 


Zygaena hilaris


Zygaena filipendulae
Fotos: Pilar Vidal Clavería


4 comentarios:

Elvira dijo...

Creo que la que has puesto Lamium con interrogante es la Prunella. Si era chiquita es la Prumella vulgaris (Self-Heal).

Precioso paseo y maravillosas flores. Besos

PD: Hoy he hecho la berenjena y el tomate :-))

Pilar Vidal Clavería dijo...

Sí que era chiquita, ahora mismo rectificó el nombre, gracias Elvira.

Esto de que hayas hecho la berenjena y el tomate suena a receta de verano, ¿te imaginas montando un restaurante donde probar las esencias de las flores?

Besos

Laura Uve dijo...

Qué preciosa excursión Pilar, las flores preciosas, las hormigas voladoras me gustan menos.

Un abrazo!!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Por suerte las hormigas volaban y molestaban, pero no picaban, que en uno de mis desplazamientos arrán de suelo, me picó una hormiga en la cintura y me hizo bien poca gracia.

Besos Laura

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...