lunes, 14 de noviembre de 2011

Imperturbable

Una señora mayor después de que una violenta tempestad arrojara millares de estrellas de mar sobre la playa, se puso a recogerlas y a devolverlas al mar una por una. Un paseante, extrañado, se detuvo junto a ella y le dijo: "pero, a fin de cuentas, ¿de qué sirve lo que estás haciendo? ¡Hay miles y miles! Y morirán todas. La anciana movió la cabeza.... y siguió pacientemente su trabajo. "Bueno, por lo que veo, usted sigue...¿Qué puede cambiar con su esfuerzo?". La anciana continuó imperturbable, mientras el hombre proseguía sus comentarios desengañados. De pronto, la mujer tomó una estrella de mar, la lanzó con particular cariño y, mirando al hombre con un resplandor gozoso en el fondo de sus ojos azules, dijo: "Para ésta todo ha cambiado".

"Quien quiere hacer algo siempre encuentra medios para hacerlo; quien no quiere hacer nada siempre encuentra una excusa", dice un proverbio árabe. Cada bendición es un gesto que "envias" al universo, es como una estrella que se enciende en alguna parte. Cada bendición es un gesto de vida cuyas vibraciones llegan hasta el último rincón del universo.

Pierre Pradervand
El arte de bendecir


Arco natural, isla de Capri
Foto: Pilar Vidal Clavería
noviembre 2011

4 comentarios:

Elvira dijo...

Pues sí, estoy muy de acuerdo con esa señora. Cada uno, nuestro granito de arena.

Y la foto, espectacular!! Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Una roca son miles de granitos.

Sííí, el arco era espectacular!!

Besos Elvira

enric batiste dijo...

Llamado a bendecir de las estrellas...

Y un beso de los miles de los cielos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Miles de granitos, miles de estrellas, gracias a los miles que hacen uno.

Besos Enric

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...