lunes, 12 de diciembre de 2011

La acabadora

Ayer terminé la lectura de L'acabadora, una novela brillante escrita por Michela Murgia. Su título peculiar nos permite contactar con una figura especial y esencial,  antagonista y complementaria a la de la comadrona, se trata de la acabadora, una mujer que acompaña en la muerte, un acompañamiento donde la dignidad es la premisa principal para saber cual es el momento adecuado para acompañar al otro en el último tramo de su trayecto.

El relato de Michela se desarrolla en un pueblo de la isla de Cerdeña, en los años cincuenta y donde el personaje de la acabadora forma parte de la tradicción oral de la cultura de la isla.

El otro aspecto que destaca en la novela y para mi con la misma intensidad es el de la maternidad y el de la adopción.

Fillus de anima, es un término especial que desconocía hasta la lectura del libro, se trata de niños nacidos dos veces, de la pobreza de una mujer y de la esterilidad de la otra. Se trata de una adopción, donde todas las partes resultan favorecidas, se vive como una oportunidad donde una nueva relación no conlleva la pérdida con los vínculos originarios, ni con la madre biológica ni con otros miembros de la familia, se mantiene la comunicación y el respeto entre ambas, una fórmula que permite sumar filiaciones con una naturalidad más cercana al enriquecimiento que a la pérdida.

Esta obra además nos muestra como gracias a las miradas se logra un perfecto nexo de unión entre las palabras y los silencios, una forma de comunicación imprescindible para captar la necesidad y el sentir del otro, unas miradas que se comparten, unen y penetran profundamente.


Entrevista en La Contra de la Vanguardia con Michela Murgia, 19 de diciembre 2011


2 comentarios:

Laura Uve dijo...

Pilar, me la apunto porque me parece que me va a gustar. No tenía idea de la existencia de esa tradición (las acabadoras..., que palabra tan exacta ¿verdad?).

Un abrazo!!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Una agradable sorpresa esta novela, yo tampoco sabía de las acabadoras ni de los fillus de anima.

Dos nuevas palabras con las que acercarse a la muerte y relacionarse con la vida.

Un abrazo Laura

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...