martes, 3 de enero de 2012

Celebrar

El justo enseña al injusto.
El injusto es la materia del justo.
No reverenciar la enseñanza sutil,
no respetar la materia bruta,
conduce a un gran error.
Sea cual sea el saber,
lo esencial es un enigma.

Lao Tsé 


Desierto Libia
Foto: Pilar Vidal Clavería
diciembre 2008

Entrevista en La Contra de La Vanguardia con Lou Marinoff, doctor en Filosofía de la Ciencia:

Celebra cada momento

12 comentarios:

marce dijo...

Gracias Pilar.
Efectivamente fue el árbol que primero broto tras la bomba. Se le dedicó un palacio construido en su honor, si mal no recuerdo.Símbolo de la esperanza y, le pongo yo, la enseñanza sutil, un enigma.

un abrazo e bon día.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Enigma tras un árbol esperanzador

http://naturalezanaturalmente.blogspot.com/2012/01/hoja-de-ginko.html

Un abrazo Marce

Elvira dijo...

El poema no lo entiendo bien, pero la foto... divina!

Besos

Reyes dijo...

El enigma sigue siendo lo que nos alienta.
Un beso y feliz año Nuevo,Pili.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Al leer el poema he tenido la impresión que las palabras oscilaban de un lado a otro como en una balanza para concluir con ese esencial que es un enigma y que me ha recordado a, lo esencial es invisible a los ojos de El principito.

Besos Elvira

Pilar Vidal Clavería dijo...

Enigma que pasa de año a año y nos acompaña.

Un abrazo y feliz año bisiesto Reyes

Maritza dijo...

Esta fotografía es un milagro hermoso. Muy hermoso.

Besos,Pilar querida.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Sí, es bonita esta foto, el color del desierto y lo que invoca es una maravilla, me alegra de que te guste.

Besos Maritza

Montse dijo...

Desde luego el poema es hermoso, pero esas fotografía ya habla por sí misma ¡es espectacular!
Un nuevo año ha empezado y un enigma lo que nos depara, así que habrá que tomárselo con mucha ilusión y con los bolsillos llenos de esperanza.

Un beso enorme!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Llenaremos los bolsillos con el arena de ese bello desierto para tenerlos repletos de gramos de esperanza e ilusión.

Gracias por tus palabras Montse y un abrazo

Aquí me quedaré... dijo...

Me quedan los recuerdos de Tinduf en la retina y en el corazón.
Una foto preciosa.
No hay dunas en la zona que estuve.
Andar por la arena tan suave es una sensación que tardaré en olvidar hasta que vuelva.

Un abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Sííí, caminamos por la arena con los pies descalzos a última hora de la tarde, con la puesta de sol, es fabuloso.

Besos Aquí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...