miércoles, 19 de febrero de 2014

Homenaje a un maestro floral, Lluís Juan Bautista

Las investigaciones de los escritos del doctor Bach, son una de las partes del trabajo de Lluís Juan Bautista, maestro floral que nos ha dejado un gran legado de obras de consulta referidas a las Flores de Bach y a su descubridor el doctor Edward Bach.


En el 2006 y en el 2007 asistí a la presentación de dos de sus libros, Bach esencial, de las enfermedades primarias al objetivo de vida y El sistema Bach, las dos series de flores, sus correspondencias y otras investigaciones, de los que conservo con agradecimiento sus dedicatorias y sus deseos de que me gustarán.

Una de  las características para mi de las obras de Lluís son el compaginar la sencillez con el rigor, piezas claves si se quiere que las obras de investigación tengan un amplio alcance.

Lluís mismo lo reconoce con estas palabras:

La sencillez no está en contradicción con las ganas de saber, entender y comprender, sino con la no complicación, y para entender y manejar lo que expongo en este trabajo es suficiente con el recurrir al Trabajo del doctor Bach y estudiarlo.

El viernes 14 de febrero esta nota apareció en Facebook

Queridos amigos y amigas,
Hoy Luís Juan Bautista nos ha dejado por la mañana en Manresa.
Ha sido una muerte sin dolor y tranquila.
El sábado por la tarde y el domingo por la mañana habrá su cuerpo en el Tanatorio de Badalona.
Su familia os quiere agradecer todo lo que habéis compartido con él, y por difundir todo su conocimiento sobre el Dr. Bach y sus Flores.
Descansa en paz.


Estas imágenes de la excursión que el domingo realicé a la cima del Taga son mi pequeño homenaje a un gran Maestro de la Terapia floral, las acompaño de estas palabras del doctor Bach y que tanto nos acercan al trabajo de Lluís Juan Bautista, un trabajo que sin duda practicó desde la coherencia, el amor y el buen hacer.


Y nuestro propio trabajo, cuando lo encontramos, nos pertenece tanto, encaja tanto en nosotros, que no requiere esfuerzo, es fácil, es una alegría: nunca nos cansamos de él, es nuestra afición. Él hace aflorar en nosotros nuestra verdadera personalidad, todos los talentos y capacidades que esperan dentro de cada uno de nosotros para manifestarse; en él nos sentimos felices y en casa; y es sólo cuando estamos felices (cuando obedecemos las órdenes de nuestra alma) que podemos hacer nuestro mejor trabajo.
Quizás ya hayamos encontrado nuestro verdadero trabajo, entonces ¡qué vida tan divertida!

Libérate a Ti Mismo, 1932, capítulo VI
Edward Bach





El Taga, 2039 m, El Ripollès

Fotografías:Pilar Vidal Clavería
febrero 2014

1 comentario:

Maria Dolors dijo...

Has escollit unes fotos meravelloses, plenes de significat i pau per retre homenatge al teu mestre i amic, que descansi en pau.
Una forta abraçada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...