domingo, 30 de octubre de 2016

Gorse en Citas que acompañan a las Flores de Bach

GORSE
Una gran desesperanza. Aquellos que han abandonado toda creencia de que pueda hacerse algo más por ellos. Son personas que bajo persuasión, o bien por el deseo de complacer a los demás, pueden intentar distintos tipos de tratamientos, al tiempo que aseguran a cuantos hay en su entorno que albergan poca esperanza de alivio
Los doce sanadores
Edward Bach

No te rindas, por favor, no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y el viento calle. Aún tienes fuego en el alma. Aún tienes vida en los sueños. Porqué la vida es tuya y también es tuyo el deseo. Porqué lo has querido y porqué te quiero.

Porqué hay vino y hay amor, es cierto. Porqué no hay heridas que no cure el tiempo. Abrir las puertas. Correr los cerrojos. Abandonar las murallas que te protegieron. Vivir la vida y aceptar el reto. Recuperar la risa, ensayar el canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas y volver a intentarlo.

Celebrar la vida y retomar los cielos. No te rindas, por favor, no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y el viento calle. Aún tienes fuego en el alma. Aún tienes vida en los sueños. Porqué cada día es un nuevo comienzo. Porqué esta es la hora y el mejor momento. Porqué no estas solo, porqué yo te quiero.

Mario Benedetti

Cuando las cosas vayan mal
como suele ocurrir,
cuando tu camino te ofrezca
solo pendientes para subir,
cuando tengas poco en el haber
pero mucho por pagar,
y necesites sonreír
aunque tengas que llorar,
quizás hayas de descansar
pero nunca desistir.

Tras las sombras de las dudas
plateadas, ombrívolas,
puede surgir el triunfo,
no el fracaso que temías,
y no se le permite a tu ignorancia
imaginarse lo cerca
que puede estar el bien que anhelas
y que consideras tan lejano;
lucha, entonces, aunque en el
combate sufras.
Cuando todo esté peor,
más hemos de insistir

Rudyard Kipling 

Tener esperanza incluso en tiempos de desesperación, porque mientras hay esperanza hay vida. Querer y sentirse querido. Entender y sentirse entendido. Saber que alguien ha sido un poco más feliz porque tu has vivido. Este es el significado del éxito.
Ralph Waldo Emerson


Publicado en la Revista 82 de Sedibac, Otoño 2016
Fotografía: Pilar Vidal Clavería
Claustro Catedral Tarragona
28 octubre 2016
Terapeuta floral
Counseling integrativo-relacional duelo y pérdidas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...