miércoles, 29 de julio de 2009

Despedidas

Reconozco que las películas que ganan los Oscar no son de mi devoción, en cambio si que me fijo en las que ganan los Oscar a la mejor película de habla no inglesa, ya que normalmente este premio sí tiene para mi una garantía.

Vi hace pocos días Despedidas, de nacionalidad japonesa, ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa en el 2009.
Comprobando en el google otros títulos me he encontrado con Las invasiones bárbaras del 2003, Mar adentro del 2004, La vida de los otros del 2006, todas me han gustado y me han aportado algo más que entretenimiento

Algunas películas sirven, además de para pasar un buen rato, para acercarse a otras visiones, a otras maneras de ser y de estar, despertar sensaciones y a vivir con la imaginación situaciones a las que a veces cuesta poder acceder.

Despedidas, nos muestra cómo acompaña un profesional que prepara la ceremonia del amortajamiento, a los familiares del difunto en una despedida muy especial que permite descubrir secretos y sentimientos muchas veces ocultos.

El cine también puede ser una vía de aproximación a las Flores de Bach.

En el Congreso Sedibac de Terapia Floral, Enric Homedes presentó, el domingo 24 de mayo, El Cineforum floral: otra vía de formación.

No pude asistir a su ponencia, pero ya conocía el trabajo de Enric por sus participaciones en los Viernes Activos de Sedibac y del Congreso Sedibac Seflor de Terapia Floral del 2006, es muy interesante y constructiva la relación que establece entre los personajes, las situaciones y las Flores de Bach.

lunes, 27 de julio de 2009

Esencias florales en Chile

Desde que el doctor Edward Bach descubriera sus 38 remedios florales, en los años treinta del pasado siglo XX, en muchos lugares del mundo se ha elaborado otros remedios florales siguiendo su Método Solar.

Diario El Mercurio Santiago de Chile
Domingo 26 de julio 2009
www.emol.com

Las recolectan en el Desierto Florido, el Altiplano y los bosques de Chiloé:

Terapeutas usan flores chilenas para sanar la mente y el cuerpo

Azahares de limón de pica y flores de papaya del Altiplano; flor de ulmo y estrellitas rojas de los bosques andinos. Las esencias florales " made in Chile" incluso cruzaron la frontera y están energizando a mexicanos, argentinos, cubanos y españoles.

Paula Leighton y Pamela Elgueda

Amanece en Chiloé y Luz Inés Flores se interna en un bosque nativo en busca de flores. Cada día va por una especie distinta. "A veces busco una enredadera o un árbol con muchas flores. Tengo que recolectarlas con rocío y en un lugar tranquilo. Habitualmente no necesito más de siete o 10 florcitas".

Entonces, en el mismo lugar donde las encontró, pone un recipiente de cristal lleno de agua de manantial y las zambulle ahí. "Las dejo por cinco o seis horas, para que les dé el sol. Cuando han soltado toda su energía al agua, me la llevo al laboratorio y la embotello".

Lo mismo que Luz Inés hace en los bosques de Chiloé, Teresita Espinoza, directora de la Escuela de Terapeutas Florales Edward Bach, lo hace recolectando azahares de limón de pica y flores de papaya en el Altiplano, o chilco, flor de ulmo y estrellitas rojas en los bosques andinos. Y cada cuatro o cinco años, cuando el Desierto Florido estalla en Atacama, sus recipientes de agua se llenan con añañucas rojas o naranjas, suspiros del valle o campanitas azules.

Luz Inés y Teresita repiten en Chile el mismo procedimiento que hace 80 años ideó el médico inglés Edward Bach. Ellas son sus seguidoras y, además, creadoras de sistemas de esencias florales hechos en Chile.

Agua y energía

Una mañana de 1930, el doctor Bach caminaba al alba por un campo en Gales, cuando se le ocurrió que cada gota de rocío calentada por el sol adquiría las propiedades curativas de la planta en la que estaba.

Así desarrolló un método para crear remedios naturales empleando agua pura, flores silvestres y la energía del sol.

Embotelladas, sus 38 esencias hoy se conocen como Flores de Bach. Él planteaba que al tomar una gotas de las esencias, la energía que la flor plasmó en el agua alivia desequilibrios emocionales -como miedo, agobio, angustia o estrés- lo que reduce o previene enfermedades.

"Las terapias florales fueron reconocidas en 1976 por la OMS", cuenta Maud Ferrés, terapeuta floral y miembro de la Comisión Reguladora de la Terapia Floral en el Ministerio de Salud (ver recuadro).

Hoy no sólo se emplean las 38 esencias creadas por Bach. "En el mundo entero deben estar usándose esencias de unas cinco mil flores", calcula Teresita. Al teléfono desde Cuernavaca, donde imparte clases a terapeutas, cuenta que en países como México, Ecuador, España, Argentina, Cuba y Japón se están empleando sus esencias chilenas de Desierto Florido, Bosque Profundo o Altiplano y un set que combina estas flores para tratar el déficit atencional.

"Con la esencia de secuoya del sur se trabaja la asertividad; la estrellita roja es para quienes han perdido la alegría de vivir; el pompón rosado cura la ira y el rencor y el jacarandá apacigua la hiperactividad física y mental", enumera.

Luz Inés, en tanto, observa mes a mes en sus pacientes del Centro de Salud Huilliche o del Hospital de Quellón los efectos de su set de 22 flores Rayen Nawen Williche (Flores con Energía Huilliche). Varias de ellas, cuenta, coinciden con las hierbas que emplea la lawentuchefe, que en la cultura huilliche es la sanadora experta en plantas medicinales.

Una de esas es la medallita, que Luz Inés encontró tras un año y medio buscando una flor para tratar problemas uterinos, que son frecuentes en Chiloé. Para tratar el apego excesivo entre madres e hijos usa el cadillo y para el dolor de huesos y la ciática descubrió las bondades de la esencia de nalca. "Es una planta rígida por fuera, pero por dentro es dulce. Ideal para botar la rigidez y desbloquear la columna".


Edward Bach nació en Inglaterra en 1886. Estudió Medicina en Londres e hizo una destacada carrera como patólogo y bacteriólogo. Su interés por la homeopatía lo llevó a indagar en el poder de las flores, labor a la que se dedicó a tiempo completo desde 1930. Así elaboró las 38 esencias de la terapia que lleva su nombre. Murió en 1936, en Sotwell.


Del mundo

Orquídeas del Machu Picchu, Flores de California, Esencias Chamánicas de México, Flores de Hawai y Orquídeas Europeas son algunos sistemas creados con flores de distintos lugares del mundo.

En Cuba, la doctora Julia Nancy Martínez, experta en medicina familiar, creó un sistema llamado Arcoiris, que integra esencias de 30 flores que crecen en la isla, como las de maní, mango y guayaba.

El sistema integra música, colores y meditación, y se desarrolla en siete pasos. "Cada uno tiene flores determinadas que corresponden a un color y a un avance de la persona".

"Si una persona llega con una neumonía, debo tratarla con antibióticos. Pero después puedo comenzar a ver qué le pasa, qué necesita, y con esta terapia integral, ayudarla a evitar que vuelva a enfermar y a necesitar antibióticos".

En hospitales

Algunos hospitales y consultorios del sistema público se han abierto a las terapias florales. Un ejemplo es la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Sótero del Río, donde se ofrece hace ya seis años a los pacientes y sus familiares.

"Esta terapia trabaja desde las emociones, y muchas veces éstas bloquean la capacidad de los niños de seguir su tratamiento, porque no entienden qué les pasa. Entonces, usarlas les ayuda a controlar su miedo o tristeza, y así adhieren mejor al tratamiento", dice la doctora Rosa Moreno, oncóloga de la unidad.

Las esencias florales también se ofrecen en la Unidad de Medicina Integrativa del Hospital San José.

Energía estampada en telas y tazones

En camisas de dormir de satín, poleras, fundas de almohada, tazones o autoadhesivos, la terapeuta Maud Ferrés imprime la energía de las flores de Bach. "Si duermes con la camisa o apoyas la cabeza en la almohada, te impregnas de la energía de la flor ¡como si estuvieras dentro del frasco de esencia!", asegura. Maud prepara esencias en gotas para sus pacientes, pero complementa la terapia con estos artículos, que tienen estampada una fotografía Kirlian de alguna de las ocho esencias más usadas. Con estas fotos, la alemana Mechthild Scheffer demostró que cada flor tiene una energía distinta.

Las esencias florales, dice la terapeuta, actúan por longitud de onda. "La imagen impregna la energía de la flor tal como si la bebieras".

Maud propuso al Metro de Santiago pegar en los vagones estas fotos, para traspasar a sus pasajeros la energía de flores con las que se tratan la agresividad, desconfianza, ira y violencia. Está a la espera de saber si aprueban su idea. Si un día ve un círculo con un halo violeta y rosáceo pegado en un vagón, trate de ponerse cerca. Uno nunca sabe...


Minsal quiere regular la terapia floral en 2009

En 2008, la acupuntura fue reconocida en Chile como una profesión auxiliar de la salud. La homeopatía lo será apenas la Contraloría General de la República despache el reglamento que la regula. Y este año, la terapia floral debería iniciar el mismo camino.

Así lo dijo el viernes el doctor Jaime Sepúlveda, encargado del Área de Medicinas Alternativas y Complementarias del Ministerio de Salud, a los asistentes al seminario "Terapia floral, la experiencia cubana", organizado por el Programa Interdisciplinario de Investigación en Educación (PIIE) y el Centro Deva.

El doctor Sepúlveda explicó que la regulación -que fija una cantidad de 1.600 horas de formación para quienes quieran ejercer esta disciplina- es básica para que las terapias complementarias puedan estar disponibles para todos los chilenos, "y no sólo para una elite que puede pagarlas". La razón: les da un reconocimiento que hace más probable que los seguros de salud acepten cubrirla entre sus prestaciones.

Para eso, dijo, también es esencial que haya investigación. Como la que hicieron estudiantes del Diplomado en Terapias Naturales con mención en terapia floral, que imparte la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC).

Una de las tesis indagó en los efectos de la terapia floral en 106 profesores de cinco colegios de La Florida y Las Condes. El resultado: tras seis semanas de terapia, el 90% bajó su ansiedad y el 79% redujo sus niveles de tensión y estrés.

La Universidad Andrés Bello también ofrece cursos de terapia floral en su programa de Artes Liberales, con un total de 45 horas pedagógicas.


Consultas

Fobias, angustia y estrés son los tres motivos más frecuentes de consulta a terapeutas florales, según un estudio hecho por estudiantes del diplomado de la UAHC.

Coherencia


Bebida refrescante para este caluroso verano:

- Respeto
- Inteligencia emocional
- Entusiasmo por la vida

A partes iguales en un vaso largo de coherencia

El barman puede ser Clint Eastwood, me han encantado todas sus últimas películas como la del Gran Torino




John Carlin
, periodista y escritor Tengo 53 años. Nací en Londres y vivo en Sitges. Tengo un hijo. Estoy licenciado en Literatura Inglesa. La falta de respeto desata todo tipo de conflictos tanto a escala personal como de naciones. Creo que podemos ser generosos y respetuosos sin necesidad de recompensa

"La autoridad deviene de la coherencia"
IMA SANCHÍS - 27/07/2009
La Contra-La Vanuardia

Durante años ha sido testigo de guerras y miseria. ¿Algún aprendizaje?

Entre los humanos hay más digno de admirar que de desdeñar. He constatado que el mundo está lleno de héroes anónimos.

Son legión.

Y cuando estoy con ellos, aunque sean infinitamente más pobres que yo y no hayan tenido ni remotamente mi suerte en cuanto a educación y posibilidades económicas, me siento un ser moralmente inferior.

Escoja un personaje al que emular.

Sin dudar, Nelson Mandela. Considero que el gran privilegio de mi vida periodística ha sido estar en Sudáfrica entre 1989 y 1995. Pude ver la transición de la tiranía terrible a la democracia. Seguí a Mandela por todo el país y lo entrevisté varias veces. Me parece que con muchísima diferencia es el personaje público más admirable y digno de imitar.

¿Qué es lo que tanto admira?

Su coherencia en el principio de respeto. Es igual de respetuoso con su guardaespaldas, con el Papa, con su rival político o con la señora que le lleva el café a su despacho.

Cuénteme.

Cuando lo entrevisté poco después de que llegara a la presidencia, en aquel enorme despacho heredado del gobierno del apartheid, entró una señora afrikáner, blanca.

También heredada.

Sí, Mandela no cambió a ninguna persona del equipo. Entró con la bandeja de té. Mandela interrumpió su frase y se puso de pie: la saludó, me presentó, y no volvió a sentarse hasta que la señora salió de la habitación.

Impresionante: repartía dignidad.

Como esta anécdota le podría contar miles. Es un hombre generoso que valora y respeta a todos los seres humanos. Entrevisté a uno de sus guardaespaldas, que anteriormente había estado en la policía.

... Entonces había sido su enemigo.

Mandela fue a una comida con doce hombres de negocios, blancos, y lo primero que dijo fue: "Para este señor (su guardaespaldas) también habrá comida, ¿no?". No estaba previsto, y se negó a sentarse a comer hasta que resolvieran el tema. Entre los valores que predicaba y sus actos no había fisuras.

Coherencia.

… Absoluta, por eso brillaba como un diamante en una época - y todavía hoy-en la que la mayoría de los líderes mundiales parecen enanos morales. Mandela es un genio de la política como Mozart lo fue de la música. Tenía una habilidad increíble para conquistar corazones y mentes. Y la política, en esencia, es persuasión.

¿Cuál cree que era su secreto?

Una confianza en sí mismo total, sabe que es un tipo especial. Y el alcance de su ambición era inmenso: la igualdad y la paz.

Una ambición que iba más allá de él.

Sí, y por eso no era arrogante. Consiguió ganarse a casi toda la población negra, formada por diferentes tribus, y después logró lo imposible: ganarse al enemigo, gente que deseaba su muerte. Cuando salió de la cárcel, la gran mayoría de los blancos lo consideraba el Osama bin Laden negro, y cinco años después, en la final del Mundial de rugby de 1995, la Sudáfrica blanca y la negra se rindieron a sus pies.

Y para eso utilizó el deporte de los blancos, que además no le interesaba.

Un político normal nunca hubiera visto esa oportunidad. Tuvo la brillantez de entender que un deporte que simbolizaba la división y el odio en su país, un equipo formado en su mayoría por blancos racistas, podía simbolizar lo contrario. Aquella final contra la mejor selección del mundo, Nueva Zelanda, ha sido uno de los acontecimientos políticos más conmovedores y trascendentales.

Veintisiete años en la cárcel labran un carácter.

Seguramente, sin esos años de reflexión y voluntad... Antes de la cárcel era un tipo que alentaba posiciones políticas muy rebeldes. Durante una época imitaba y se vestía como el Che Guevara, tenía rabia contra el sistema. La cárcel lo pulió, le dio sabiduría.

Entró violento y salió pacifista.

Fundó el movimiento armado y luego entendió que tenía que buscar una salida política. Pese a su condena a cadena perpetua, desde el primer día se preparó para la libertad y la paz, para negociar con el enemigo. Aprendió su idioma, leyó su historia y se fue ganando a sus carceleros. Convirtió la prisión en el laboratorio para el gran juego político.

Dirección y sentido.

La lección que nos deja Mandela es que uno puede ser una excelente persona, generosa y buena, y un político brillantemente eficaz. Tener los valores tan claros le ayudó a tomar decisiones políticas esenciales. Y para los seres humanos corrientes las enseñanzas de Mandela podrían servir para escribir un libro de autoayuda cuyo título sería: Cómo hacer amigos e influir en la gente.

¿Dignidad y autoridad?

La autoridad que deviene de la coherencia entre lo que uno dice y cómo se comporta. Pero esta especie de canción de amor a Mandela que estoy interpretando no tendría ningún valor si no fuera porque cualquier persona que ha estado en su órbita brilla cuando habla de él; todos dicen haberse sentido renovados y mejores gracias a su ejemplo.

Incluso sus enemigos más acérrimos.

Sí, los que le habían odiado, los que consideraban a los negros seres inferiores, lloraban como niños cuando me hablaban de él.


Historias del bien

Historias del bien Este trotamundos con la suficiente inteligencia y sensibilidad como para fijarse antes en los valores humanos que en la posibilidad de un gran titular anda seducido por dos ideas: el respeto profundo a los otros y el entusiasmo por la vida. Sin esa inteligencia emocional jamás habría escrito El factor humano (editado por La Campana y Seix Barral), donde cuenta cómo Mandela, tras cincuenta años de odio racial, consiguió unir a blanco y negros por medio del deporte. Deliberadamente utilizó la final del Mundial de rugby de 1995 para unir emocionalmente a un país. Estimulante idea con final feliz que el productor y actor Morgan Freeman está adaptando al cine bajo la dirección de Clint Eastwood.

Descanso camino del Pedraforca
Foto: Jordi Viader Riera

domingo, 26 de julio de 2009

Llullu

Hoy el pegar y copiar de los diarios para este blog, me duele. Encontrar la noticia de la muerte de Llullu, ha sido una sorpresa de las que mueven por dentro, te ponen la piel de gallina y te recuerdan el aquí y el ahora.

Hace pocos días comenté Quieto, el libro escrito por su padre, Màrius Serra.

Dedicado a su hijo, es un libro especial, como todo lo que ha rodeado a la vida de Llullu, desde que llegó a este mundo.

Estoy segura que habrán sido muchas las personas acompañando a Llullu en su despedida y muchas también las que lo mantendremos en nuestra memoria.

Mi recuerdo para Llullu, está acompañado de estas palabras de la doctora Elisabeth Kübler-Ross como respuesta a una de las preguntas:

- ¿Por qué niños tan buenos deben morir?

La respuesta es sencillamente que esos niños han aprendido en poco tiempo aquello que debían aprender
.


26 de julio 2009 El Periódico de Catalunya

Muere a los 9 años Llullu, el hijo «quieto» de Màrius Serra

1. • El niño, aquejado de una encefalopatía, protagonizó el último libro del autor

Lluís Serra, Llullu para la familia, sufría una de las más radicales discapacidades, lo que popularmente se conoce como parálisis cerebral y que los médicos evalúan como una encefalopatía grave con un grado de disminución del 85%. Llullu, que se dio a conocer para el gran público gracias a Quiet, el libro con el que su padre, el escritor y enigmista Màrius Serra reflexionó sobre la experiencia de convivir con esa dolencia, falleció la tarde del pasado viernes en el domicilio familiar de Horta, en Barcelona, a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria.
Serra decidió escribir el libro, que calificó como «una novela sin ficción» y que ha sido muy bien acogido por los lectores, a raíz de la constatación de que su hijo jamás podría correr y a partir de un montaje fotográfico que lo convertía en un atleta. Las imágenes que simulaban el movimiento del pequeño, y que se incluyen en el libro, fueron el acicate para un texto que en ningún momento quiso jugar al victimismo y sí echar mano de la ironía y la comicidad tan propias del autor.
Quiet rememoraba la aceptación de un paternidad diferente y la constatación de que un niño o un adulto de estas característica suele ser alguien rechazado o sencillamente obligado a la invisibilidad. Serra y su familia –Llullu tiene una hermana mayor, Carla– han intentado llevar con él, en la medida de lo posible, una vida normalizada, lo que ha incluido no pocos viajes a lugares remotos, como por ejemplo Hawai o Vancouver. «Tener un hijo tan vulnerable me ha hecho invulnerable a muchos contratiempos que antes de conocerle me podían amargar la vida», relativizaba Serra en la presentación de su libro.

CONCIERTO SOLIDARIO / El pasado 14 de junio, el éxito del libro propició un concierto benéfico, Mou-te pels quiets, en el que se recaudaron fondos para las fundaciones Nexe y Guimbarda dedicadas a la atención de los pluridiscapacitados, «el furgón de cola de nuestra sociedad», según definición del autor. Una veintena de artistas entre ellos El Tricicle, Sergi López, Joan Miquel Oliver, Nina y Pau Riba actuaron en el Auditori de Barcelona en una fiesta que hoy, a poco más de un mes, adquiere tintes de despedida involuntaria.
El funeral laico del pequeño se hará hoy a las 9.30 horas en el Tanatorio de Ronda de Dalt. Después, recibirá sepultura en el cementerio de El Papiol, Barcelona.

Flores para Llullu
Foto: Pilar Vidal Clavería

Dos días después:


Hoy martes 28 de julio iba en el tren y desde lejos he visto la columna de La Vanguardia que leia otro pasajero, Llullu en la memoria.

De vuelta a casa he podido verla en el ordenador, corresponden a la parte final del libro Quieto y acompañan a las imágenes de LLullu, me emocionaron entonces y me emocionan ahora.

EL RUNRÚN
Llullu en la memoria
Màrius Serra - 27/07/2009

"Nunca podré olvidar las palabras que no recuerdo haber escuchado ni leído, ni dicho ni escrito"

No me acuerdo de cómo se llama mi madre. No me acuerdo de cómo se llama mi padre. No me acuerdo de cómo se llama mi hermana. No me acuerdo de cómo se llaman mis dos abuelas, ni de si llegué a conocer a mis dos abuelos. No me acuerdo de cómo se llaman los familiares que me visitan cuando estoy en el hospital. No me acuerdo de los nombres de mis dos escuelas, ni de los muchos maestros, monitoras, fisios, cuidadoras y compañeros que he tenido. Como no me acuerdo de nada, nada puedo tampoco olvidar. No puedo olvidar a mi madre, ni cómo se llama, ni su voz de terciopelo, ni sus brazos suaves que me calientan cuando tengo frío, ni su risa de niña eterna, ni la paz que me da cada vez que me disparo, y no puedo olvidar ni olvido que me quiere, aunque no entienda sus palabras de amor. No me puedo olvidar de cómo se llama mi padre, ni de las historias que me cuenta, ni de los meneos que me pega cuando intenta vestirme, ni de su olor intermitente de tabaco ni de los gritos que suelta cuando me dice Llullu-cómo-estáás, ni puedo olvidar que por culpa suya todos me conocen por este nombre que empequeñece la boca de quien lo pronuncia. No me puedo olvidar de cómo se llama mi hermana, ni de cómo se enfada cuando nuestros padres le llaman Pepita o algún otro nombre por el estilo, ni puedo olvidar las cosas tremendas que me cuenta a la oreja, ni tampoco aquella redacción en la que explicaba que le encanta aplastarme ni puedo olvidar, sobre todo, sus inconfundibles carcajadas. No me acuerdo de la niña gitana que se llevaron a la sala de espera para bendecirla, ni de la hija del guardia civil, ni de ninguno de los compañeros de habitación con los que he convivido en hospitales todos estos años, y por eso no les olvido. No recuerdo la boca de piedra en la que mi hermana metió la mano con temor mientras yo sonreía, y por eso no puedo olvidarla. No recuerdo haberme cagado en la basílica de San Pedro, ni tampoco me acuerdo de las promesas que me hizo mi padre mientras paseábamos entre estatuas de piedra que nos miraban todo el tiempo, y por eso no lo olvido. No me acuerdo del día que mi padre me dijo Llullu por primera vez, ni tengo la más remota idea de cómo fue que todos le siguieron la corriente y empezaron a poner morros para llamarme así, y por eso ni lo olvido ni puedo olvidarlo. No recuerdo haber visto a mi primo bailando el No rompas más mi pobre corazón,y por eso no lo olvido. No olvido Eurodisney. Ni el Tibidabo ni Port Aventura ni Gardaland ni Santapark. No me acuerdo del campesino que se arrodilló a rezar por mí, ni de las cosas que le decía a su dios, ni de las caras de tonto que ponían papá y mamá, y por eso no lo olvido. No me acuerdo de los dos hombres de las narices que tenían la misma cara, y por eso no les olvido. No me acuerdo de los gritos de asco que profería la dueña de un restaurante de pescado cuando me vio entrar por la puerta, y por eso no lo olvido. No me acuerdo de la camilla rodante que empujaban los hombres de rojo la noche que subí a una hidroambulancia, y por eso no lo olvido. No me acuerdo de la niña de etnia llullu que vivía con unos amigos de mis padres desde mucho antes de nacer yo, y por eso jamás podré olvidarla. No me acuerdo de nada, yo, y nada olvido. Nunca podré olvidar las caricias que no recuerdo haber recibido. Nunca podré olvidar las palabras que no recuerdo haber escuchado ni leído ni dicho ni escrito. Quien no recuerda no olvida. Quien no olvida recuerda. Amo, pero no lo recuerdo. Me aman, y no lo olvido. Nunca caeré en el olvido".

MariusSerra@ verbalia. com

sábado, 25 de julio de 2009

Interior II

Muchas veces se hace difícil el tener que escoger, ¿qué flor elegir de entre los Doce Sanadores? cada una de ellas tiene "algo" que la hace especial, a veces nos podemos guiar por su forma, otras por su color, por su lección a aprender, por el defecto a superar, ahí están siempre dispuestas a darnos su ayuda.

Julian Barnard parece que lo tiene más fácil, ya que en el Congreso Sedibac de Terapia Floral nos confesó su predilección por Cerato y en su ponencia Regreso al futuro, hizo una reivindicación de la importancia del papel de Cerato.

Para Barnard, Cerato, nos puede ayudar en nuestro caminar por la vida, como un ayudante de navegación y puede ser nuestro GPS particular.

Basándose en sus teorías sobre la forma como expresión de la función en las Flores de Bach, nos habló de Impatiens, Clematis y como no de Cerato, de sus particulares hojas, de sus flores y de sus semillas.

El Cerato que descubrió cerca de Cromer en 1932, el doctor Edward Bach, estaba en un jardín privado, había llegado hasta allí gracias a una jardinera amiga de Ellen Willmott, que había recibido las semillas del Cerato, Ceratostigma willmottiana, proveniente de la China occidental, donde habían sido recolectadas por Ernest H. Wilson, en 1908.

La señora Willmott había logrado obtener dos plantas a partir de estas semillas y todas las plantas de Cerato que crecen actualmente en la Gran Bretaña derivan de ellas.

Barnard nos explicó también su viaje a la China en el 2004, cuando en el valle de Min Jiang, en una remota parte de la provincia de Sichuan, encontró a las plantas de Cerato. En el 2008 un terremoto asoló esa región de la China.

También nos recordó la asociación que hizo el propio doctor Bach con Cerato y El Loco del Tarot, que aparece con una flor azul en la mano, al borde de un precipicio.

Con Cerato podemos dejar de buscar las respuestas en los otros y ver que están realmente dentro de nosotros mismos.

Foto: Pilar Vidal Clavería

viernes, 24 de julio de 2009

Similitudes

El segundo día del Congreso Sedibac de Terapia Floral empezó a las diez de la mañana. En la segunda planta presentó Olga Mussons, su ponencia Fuerzas arquetípicas colectivas y Flores de Bach.

El punto de partida de su conferencia fue hablar del alma.

Olga nos acompañó a descubrir como profundizar en el conocimiento del alma humana, con bellas imágenes que ilustraban sus explicaciones.

Encontró la forma de relacionar a las esencias florales del doctor Edward Bach, con la sincronicidad, el inconsciente colectivo y las imágenes arquetípicas de Carl Jung y con el campo mórfico o morfogenético de Sheldrake.

Relacionó a los mitos griegos con los arquetipos, entre otros a Zeus con el pensamiento racional, el cielo y a Poseidón con las emociones, el mar, formando entre ambos nuestra parte consciente.

Y al inconsciente colectivo cómo la parte que no vemos de un iceberg, la punta del cual, visible, sería nuestro inconsciente personal.

Hablando de Jung, diferenció los símbolos de los signos, para hacernos ver que las imágenes oníricas son símbolos y también las artísticas y que en muchas ocasiones las flores nos aparecen en los sueños.

El doctor Bach utilizaba el lenguaje simbólico y metafórico en sus historias, por ejemplo en el Cuento del Zodiaco de 1934, y nos hizo una relación de las palabras de Bach con dioses como Hades, Hestia, Hermes o Dionisios.

De Sheldrake, nos explico sus campos mórficos o morfogenéticos, y cómo éstos traspasan el espacio y el tiempo.

Los cambios en acciones individuales repercuten en los cambio colectivos.

Estableció similitudes entre las teorías de Bach, Jung y Sheldrake, cuyas palabras claves son Unidad, Modelos organizativos de unión y forma y Evolución.

Las analogías respecto a modelos de acción y de evolución, en cuanto a que podemos contribuir individualmente al cambio del inconsciente colectivo, y entender cómo los campos mórficos de las esencias florales pueden con el aumento de la masa crítica de personas que estén influenciados por ellos ayudar al cambio evolutivo de la humanidad.

Stonehenge
Foto: Pilar Vidal Clavería

Mejoras en la calidad de vida

Puebla, Pue. a 23 de Julio de 2009 (Mexico)

Un éxito consultas de medicina alternativa en DIF Puebla
En los primeros seis meses se han atendido alrededor de cuatro mil abuelitos con reflexología, acupuntura y flores de bach.

Alrededor de 50 consultas diarias de medicina alternativa brinda la “Casa del Abue”, así lo dio a conocer el Director General del Sistema DIF Estatal, Arturo Hernández Davy, agregando que se llevan a cabo terapias de reflexología, acupuntura y flores de bach, con lo que se busca elevar la calidad de vida de los adultos mayores de 60 años.

“Una de las indicaciones de la presidenta del organismo Margarita García de Marín, es orientar y brindar a los adultos mayores herramientas que los ayude a tener buena salud, con la que alcancen su independencia, funcionalidad e integración activa a su núcleo social y familiar”, dijo.

Hernández Davy argumentó que con el objetivo de dar más beneficios a los adultos mayores, se trabaja día a día en reforzar los programas y acciones que otorga la Unidad Gerontológica “Casa del ABUE” al igual que las 88 casas asistenciales o estancias de día ubicadas en el interior del estado.

Informó que desde la apertura de la Casa del Abue, las consultas de medicina alternativa han tenido buena aceptación entre las personas de la tercera edad, llegando a atender en los seis primeros meses del año a más de 4 mil abuelitos.

Por su parte Rodolfo Emmanuel Albrecht Junghanns, coordinador de la Unidad Gerontológica agregó que la medicina alternativa ocupa cada día más espacio al complementar los tratamientos de salud tradicionales con otras técnicas “a diferencia de la medicina alópata, que usa pastillas o tratamientos quirúrgicos, ésta práctica esta basada en la esencia de la naturaleza con tratamientos de campos magnéticos o sustancias de flores” explicó.

Dio a conocer que ante el éxito de la medicina alternativa en Casa del Abue, desde hace un mes se está capacitando a personas de otras instituciones de seguridad social que buscan aprender métodos sobre reflexología para ponerlos en práctica en sus unidades hospitalarias.

Por lo que anunció que dentro de poco tiempo, la Unidad Gerontológica “Casa del Abue”, además de ser un centro especializado único a nivel nacional, también será un centro de capacitación sobre medicina alternativa.

Albrecht Junghanns, abundó que las terapias modifican las emociones (ya que muchas enfermedades tienen un componente emotivo), mejorando el desorden afectivo como: el temor, incertidumbre, odio, resentimiento, falta de interés, desesperación, entre otros, logrando alzar el estado de ánimo positivo del paciente.

Durante un recorrido realizado en las instalaciones de la unidad gerontológica, José Luís Romero García, médico Acupunturista de Casa del ABUE, explicó que la “acupuntura” consiste en la aplicación de agujas finas en puntos específicos del cuerpo con el fin de mejorar la salud y bienestar (basado en el pensamiento de la medicina tradicional china).

Detalló que el tratamiento se práctica a través de agujas, presionando los dedos de las manos y utilizando la planta “moxa” (que al secarse se hacen puros para quemarse), el calor se utiliza en distintos puntos del cuerpo con el fin de estimular y equilibrar el balance energético del paciente (dolor).

Los principales males por lo que asisten los abuelitos a estas terapias son por problemas de dolor o alteración en articulaciones, problemas de artritis entre otras, agregó, por lo que además de tratar de aliviar el dolor, se busca que el paciente aprenda a cuidar su salud.

Rigoberto Ugarte García reflexólogo de Casa del ABUE, dio a conocer que la terapia consiste en manipular puntos clave, mismos que están basados en la acupuntura tradicional china, con este método se activan puntos neuro-linfáticos que ayuden a recuperar la salud en el paciente.

“Para estas consultas utilizamos una varilla de hologramas y un acuprensor doble con el que manipulamos la columna, es una técnica que solo la tiene Casa del Abue y alivia a los abuelitos que padecen escoliosis, lordosis o sifosis” apuntó.

La terapia natural de Bach es un sistema de curación en el cual se busca primeramente determinar la existencia de un desequilibrio psico-afectivo que cause algún padecimiento físico, cada esencia floral tiene una cualidad terapéutica específica que corresponde con determinados rasgos de personalidad, actitudes y emociones del ser humano.

Es por eso que e Sistema DIF Estatal invita a los abuelitos de todo el estado que cuenten con su Tarjeta Integral de Beneficios (TIB), a acudir a la Unidad Gerontológica Casa del ABUE, ubicada en 11 norte No. 1810 (de 8:00 a 4:00 pm. de lunes a viernes), para obtener estos servicios; en caso de que no cuenten con su tarjeta TIB, solo necesitan presentar su credencial electoral y acta de nacimiento.

Vinca major

Foto: Pilar Vidal Clavería

jueves, 23 de julio de 2009

Interior I

El pasado 11 de junio, un día antes de empezar mis vacaciones, Elvira Coderch puso en su blog, Flores y Palabras, una fotografía de la Acacia de Constantinopla, me gustó, y su imagen quedó en mi memoria.

Llegamos al aeropuerto de Tashkent, capital del Uzbekistan, e hicimos un pequeño paseo desde las llegadas internacionales hasta el aeropuerto de los vuelos locales, pues tomábamos un nuevo avión hasta Bukhara. Allí estaba el árbol de la fotografía del día anterior, reconocí a sus flores tan particulares y les hice un par de fotografías.

Acacia de Constantinopla en el Aeropuerto de Tashkent

Al día siguiente, en Bukhara, visitando el mausoleo de Bakhoutdim Naqchband, centro de peregrinación sufí, un lugar especial que respira calma y tranquilidad, en uno de sus jardines también estaba el mismo árbol, pues nada, yo con mi cámara a hacer nuevas fotografías.


Jardines Mausoleo de Bakhoutdim Naqchband

Flores de la Acacia de Constantinopla

Detalle columna en el Mausoleo de Bakhoutdim Naqchband

Al regresar a Barcelona busqué en el blog de Elvira el nombre del árbol, era la Acacia de Constantinopla, Albizia julibrissin, y a partir de aquí, en la ciudad de Barcelona, he empezado a verlas en muchas plazas y parques, vaya que creía que había tenido que llegar tan lejos para poderla fotografiar y estaba casi en la esquina de mi casa. Como pasa en muchas ocasiones, el no conocerla había hecho que la ignorara.

Constantinopla, actual Estambul

Esta es una historia que nos podemos aplicar a miles de cosas que se van repitiendo en nuestra vida, el desconocimiento hace que no veamos lo que tenemos delante de nuestras narices y a un nivel más profundo o espiritual, en muchas ocasiones buscamos fuera lo que en realidad tenemos en nuestro interior.

Santa Sofia, Estambul

Todo el verdadero conocimiento viene sólo de nuestro interior, en silenciosa comunicación con nuestra propia alma.
Escrito el 21 de mayo de 1936
Edward Bach

Fotos: Pilar Vidal Clavería

miércoles, 22 de julio de 2009

Silenciar la mente

Ayer terminé la lectura del libro de Gaspar Hernandez, El silenci, la novela que ganó el Premi Josep Pla 2009, El silencio, de Editorial El Aleph, en castellano.

Es una historia donde se entrelazan las vidas de dos personajes, una profesora de meditación, enferma de cáncer y la de un profesional de la radio, al que pide la colaboración, para conseguir su curación.

Su lectura atrae y entusiasma, en sus capítulos desfilan las terapias alternativas, los manuales de autoayuda y crecimiento personal, la meditación, el zen, la PNL.

Las Flores de Bach también aparecen en ocasiones puntuales, en momentos de tristeza y de ansiedad.

Hay en el texto una mezcla de realidad y ficción, en una entrevista que realiza en un programa de radio me gustó especialmente esta respuesta de Jodorowsky:

"Un terapeuta no habla nunca en nombre de sí mismo. Ni cura en su nombre. La diferencia entre un verdadero terapeuta y los muchos brujitos que se dedican a eso que ahora llaman terapias alternativas es que ellos curan en nombre de sí mismos, y por ello se siente genios. Pero un terapeuta verdadero siempre cura en nombre de otro. Canaliza la energía del universo como un don que llueve del cielo. Hasta el mismo Jesucristo decía que curaba en nombre de su padre".

Hoy Gaspar Hernàndez aporta en su sección habitual en El Periódico de Catalunya una entrevista donde se explican conceptos básicos nada menos que para ser feliz.


LA ENTREVISTA CON DARÍO LOSTADO, FILÓSOFO
Darío Lostado: «Si mañana llega la muerte, la recibiré con alegría»
Este teólogo y psicólogo afirma que no somos nuestro cuerpo ni nuestros pensamientos, sino energía, inteligencia y amor.


GASPAR HERNÀNDEZ

--¿Qué somos?
--Inteligencia y amor puros. Yo he logrado pasar del yo personal al yo profundo, al ser que somos en esencia.

--¿Cómo ha llegado a él?
--Con el silencio. Meditando. Silenciando la mente. Al silenciar la mente, te quedas frente a ti mismo. Frente a ese ser que no tiene forma, ni espacio ni tiempo. Es el único ser real.

--¿Y la realidad que nos rodea?
--¡No existe físicamente ni según los físicos! Con nosotros pasa lo mismo: lo real de nosotros es lo que no se ve.

-¿Y el ser que creemos que somos?
--Tan solo es una idea que tenemos. Y las ideas se evaporan. La única realidad tuya no tiene nada que ver con lo material. Es algo extratemporal, extraespacial y extramaterial.

--Por tanto, no teme a la muerte.
--No la temo. No quiero morir, pero si mañana llega la muerte, la recibiré con alegría. De verdad. En contra de lo que sentía cuando tenía fe religiosa. El infierno me atemorizaba.

--Que ahora no existe.
--No hay nada fuera del ser absoluto. Y el ser absoluto es gozo.

--¿Es usted feliz?
--Totalmente, excepto en cuanto pierdo la conciencia de mí, de lo que realmente soy. Somos tontos o estúpidos al perder la conciencia.

--¿Cuándo cambió su vida?
--A los 48 años. Conocí a Antoni Blay Fontcuberta, mi maestro y amigo. Me dio la vuelta. Me dijo: «¿No te das cuenta de que tú enseñas a dominar la mente, pero lo que importa es dominar al dueño de la mente?»

--¿Y qué hizo?
--Le di vueltas, dejé de ganar mucho dinero, porque tenía muchos alumnos. Me dije: ‘Date los cursos a ti’.

--¿Qué es la alegría de ser uno?
--El gozo de sentir que tú eres mucho más de ese ser que crees ser. Yo no soy lo que creo ser, sino mucho más.

--Pero vivimos con tristeza y preocupación.
--Por ignorancia. Se trata de pasar del yo mental al yo profundo.

-¿Qué es el verdadero yo profundo?
--No se puede expresar en palabras. Solo lo podemos sentir. Sentir ese yo es lo que te da la felicidad. Solo puedo expresar lo que no soy: no soy ni mi cuerpo, ni mis pensamientos, ni mis emociones.

--¿Qué soy?
--Lo que queda. Lo que hace que tú vivas. Se llega ahí por libros que has leído y, sobre todo, meditando.

--Dice usted: «Sé tú mismo. No seas un conjunto de espejos que reflejan lo que los demás quieren de ti».
--Nos movemos demasiado por el juicio de los demás. Estamos hipnotizados por el condicionamiento social. No pensamos por nosotros mismos, sino por lo que la sociedad nos ha metido en la cabeza.

--¿Y usted?
--A mí me trataron de hereje, de apóstata, y de todo. Porque me di cuenta de que casi todo lo que me habían enseñado sobre Dios era falso. Porque Dios es el innombrable, de él no se puede decir nada; está fuera de nuestros parámetros, más allá del espacio y del tiempo. A Dios solo lo podemos sentir.

--¿Y cómo reaccionaba usted ante las críticas?
--No rebajándome al nivel del que las hacía. Las críticas solo son pensamientos de los demás. Yo no puedo estar pendiente de un pensamiento que tenga otro. Ni me defiendo.

--¿Somos libres?
--Tenemos libre albedrío, pero no somos libres.

--¿Por qué?
--Por los condicionamientos físicos, morales y religiosos. Y por nuestros hábitos y miedos. ¿De quién son los miedos? Del ego. Yo tenía miedo cuando vivía desde mi ego.

--¿Y el miedo a no tener dinero?
--Si no tengo el dinero, yo sé que me vendrá. Porque tengo fe verdadera en que hay unas fuerzas del universo que me darán lo que yo necesite. Llamémosle fe en la providencia.

--¿Le ha funcionado en la vida?
--Totalmente. Si le contara, quedaría usted patidifuso. Cuando yo me di cuenta de que cuando la gente ama al dinero se apega a él, y eso supone una esclavitud tremenda, me dije: ‘Se acabó. No quiero ganar más dinero’. Y pedí a la vida, al ser infinito: ‘No quiero tener más dinero, pero quiero que no me falte lo necesario para vivir dignamente’. Se me fueron todos mis ahorros, y me vino todo lo necesario para vivir. Y eso que mis conferencias son gratuitas.

--La ley de la atracción.
--No está mal. Es demasiado americana, pero tiene un fondo de verdad.

--¿Pide y se te dará?
--Ese fue un consejo que dio el maestro hace 2.000 años para los poco desarrollados. Dijo: «¿Por qué os preocupáis, si vuestro padre os dará lo que necesitáis? Confiad».


Fantásticas reflexiones señor Lostado. Yo intento aplicar su fórmula desde hace 32 años y me ha funcionado maravillosamente bien. Dejar atrás lo material, aunque tengas una fortuna, para lograr ser tu mismo, sin reflejar aquello que los demás piensan que tú eres, es sentirse como Juan Salvador Gaviota. Y te permite recorrer ésta vida rodeado de un halo de serena felicidad que contagia. Pero nunca supe explicarlo como lo hace Usted. Muchas gracias por saber contarlo tan bien.

martes, 21 de julio de 2009

Temperamento

El doctor Bach explicaba en su conferencia de Wallingford del 24 de septiembre de 1936, que en la vida diaria, cada uno de nosotros tiene un carácter que le es propio. Éste está formado por nuestros gustos, disgustos, ideas, pensamientos, deseos, ambiciones, la forma en que tratamos a los demás y cosas semejantes.

Que cuando se trata de prevenir una enfermedad, corta o larga, el principio a aplicar es el mismo: "tratar al paciente" de acuerdo a su estado de ánimo, su carácter, la individualidad, y así nunca se podrán equivocar.

Lo podemos relacionar con la entrevista a Mercè Leonhardt, que nos explica la importancia de conocer el temperamento de nuestros hijos a los pocos días de nacer, ya que luego éste formará su carácter y su personalidad.


El Periódico de Catalunya
21/7/2009 Edición Impresa LA ENTREVISTA |MERCÈ LEONHARDT, PSICÓLOGA

Mercè Leonhardt: «Venimos al mundo con un temperamento»

Analiza y estimula la capacidad de comunicar con el exterior de bebés que apenas llevan dos o tres días en este mundo. Orienta a los padres sobre el temperamento de su hijo.

ÀNGELS GALLARDO

–¿Con qué información nacemos?
–Desde el momento en que nacen, los niños muestran un potencial que será determinante. No son una página en blanco sobre la que los padres irán escribiendo. En absoluto. A los tres o cuatro días de vida, ya demuestran su temperamento.

–¿Qué tipo de potencial?
–Las personas nacemos preparadas para estar en este mundo. Nada más abrir los ojos, los bebés empiezan a desarrollar la capacidad de percibir el entorno, van viendo qué les gusta y qué no. Unos investigan con los ojos; otros prefieren escuchar, ser tocados, estar en contacto con los demás... Cada niño te va diciendo qué es prioritario para él.

–¿Es fácil interpretarlo?
–Al principio, no. La interpretación viene de la observación. Cuando has observado a muchos, codificas sus características y sabes cuál es su forma de ser. Esto es muy útil con los niños que nacen enfermos y pasan las primeras semanas en la uci. Los padres se imaginan que su hijo les verá como a desconocidos, que conocerá más a la enfermera que los cuida.

–Y no es así.
–No. Hace poco, traté a una pareja que acababa de tener un hijo ciego y con síndrome de Down, un niño muy observador. Un día, hicimos una prueba: pusimos al bebé en un punto equidistante a los tres –el padre, la madre y yo–, y lo llamamos por su nombre. El niño escogió primero a su madre, por supuesto, y después a su padre, que quedó sorprendido. Fue muy emocionante.

–¿Conocía la voz de su padre?
–Sí. Porque la había oído antes. La oyó en el vientre de su madre, a partir de los cinco meses de gestación. A la madre la oyen continuamente, y al padre, también. Lo graban, y al nacer lo reconocen. En casos así, es importante hacer estas pruebas, porque los padres ven que su hijo tiene competencias, que saldrá adelante.

–Dice que a los pocos días de vida ya muestran su temperamento.
–Sí, sí. Todos venimos al mundo con un temperamento que nos orientará hacia una forma de ser. Después, con eso se formará el carácter y la personalidad. El temperamento son las características fundamentales: la perseverancia, el amor, la búsqueda de contacto con los demás... Existen tres tipos principales y cada bebé se suele ajustar a uno, o a dos.

–¿Cuáles son?
–Uno es el de los niños adaptables, esos a los que todo les va bien. Lo que dice mamá, el tipo de comida, la maestra... todo bien. Ante una situación nueva, siempre encuentran algo positivo, y se adaptan. Después están los observadores o cautelosos. ¿Qué hacen? Llorar días y días cuando van a la guardería. Recelan de lo nuevo. Se apartan, lo observan todo minuciosamente y, poco a poco, se dejan ir si el medio les ayuda. A estos siempre les costarán los inicios.

–¿Siempre?
–Siempre. A esos niños, las situaciones desconocidas les alteran el ritmo cardíaco y les modifican la secreción de las hormonas. Detectan con todo su cuerpo los cambios y sufren una respuesta fisiológica. Se hizo un estudio con un grupo de ellos y se vio que al cumplir los 15 años las situaciones nuevas les seguían alterando todo el organismo. Esas trazas del temperamento marcan toda la existencia. Son nuestras tendencias.

–¿Y el tercer temperamento?
–Es el activo nervioso. Son esos niños que constantemente van de arriba a abajo, no paran nunca. Niños explosivos. Cuando la madre les ordena algo, explotan, se tiran por el suelo...

–¿Todo eso ya se tiene al nacer?
–Ya está, y se puede ver. Al niño del primer tipo, todos los estímulos que le das le van bien. El del segundo, rehúsa la mirada, te dice que «no» y has de estar mucho rato quieta, frente a él, para que poco a poco se vaya impregnando de ti y se suelte. Con el del tercer grupo, apenas harás nada. No podrás parar su actividad.

–¿El temperamento es casual?
–Más o menos. Interviene la herencia y, sobre todo, el bagaje con que llegamos al nacer, que es personal.

–¿Qué utilidad tienen estas observaciones tan iniciales?
–Ayudar a los padres a que conozcan mejor a su hijo, en especial si tiene algún problema fisiológico, que son los que me envían a mí. A un niño prematuro que no mira, por ejemplo, lo puedes acostumbrar a ver mostrándole diferentes telas rayadas. Si cumple los cuatro meses sin recibir estímulos, tal vez su sistema visual ya no funcione al completo.

–¿Cómo capta usted todo eso?
–Observando. Viendo cómo duermen, cómo reaccionan cuando les acerco un punto luminoso, qué ocurre si hago sonar una campanita junto a su oreja: si sonríen, pero siguen durmiendo, es que su cerebro está bien habituado. Me fijo en cosas así.

–¿Por qué le interesa esta edad?
–Porque es la que tendrá más repercusión en el resto de la vida. Es la que más determina el futuro.

White Chestnut en un parque de Wallingford
Foto: Pilar Vidal Clavería

domingo, 19 de julio de 2009

Asuntos pendientes

Para mi, subir al Pedraforca era como un asunto pendiente.

El Pedraforca es una macizo impresionante. Cuando lo ves de lejos sorprende su peculiar forma de herradura entre sus dos cumbres, su color blanco destacando sobre el azul del cielo. Siempre me ha parecido una montaña mágica y desafiante.

El Pedraforca

En mayo hicimos un primer intento de subida, que nos llevó hasta la base del canal del Verdet, a partir de allí desistimos ya que el camino estaba nevado.

Finalmente el viernes pasado, conseguimos subir. Fue una ascensión difícil, con unos cuantos riesgos que me llevó en varías ocasiones al límite de mis posibilidades físicas.

Yo voy a mi ritmo, parándome para hacer fotos y contemplando el paisaje. Se puede decir que voy rompiendo los promedios de horarios calculados para las ascensiones, por lo que muchas veces el tiempo previsto no coincide con el real, todo y que nunca lo había excedido como en esta ocasión. Debíamos tardar cinco horas y estuvimos nueve y media...

Ramonda myconi

Esta vez partimos del Refugio de Lluís Estasen, 1.640 m. Llegamos a la Canal de Verdet de 1.950 m y pudimos seguir subiendo hasta el Coll del Verdet, 2.270 m.

Lilium martagon

Dianthus hyssopifolius

Trollius europaeus

Eryngium bourgatii

Una vez en el coll, empezamos a trepar por las rocas y aquí empezaron mis primeros episodios de Rock Rose, (pánico paralizante), hasta alcanzar la primera antecima del Pollegó superior, porque hay varías.

En la antecima del Pollegó superior

La segunda también la hicimos y como ya era todo bastante impresionante decidimos descender hacía la tartera.

Cimas del Pedraforca

Tartera

Una vez en la tartera, un camino de piedras caídas de las cumbres, con una pendiente impresionante, donde constantemente se hace difícil mantener el equilibrio, fuimos poco a poco descendiendo, no sin caer en varias ocasiones, hasta un camino, que todo y no ser el correcto, nos permitio volver al refugio, cuando sólo faltaban quince minutos para apagar las luces, eso si, antes de llegar, pudimos contemplar la sombra del Pedraforca y a dos rebecos que nos miraban perplejos.


Sombra del Pedraforca
Fotos: Pilar Vidal Clavería

jueves, 16 de julio de 2009

Etapas y cambios

Dentro de la sección de cartas y misceláneas que encontramos en las Obras completas del doctor Edward Bach presentada por Julian Barnard, podemos leer este escrito de Walnut, resulta excepcional, ya que nos da una visión amplia de las utilidades de esta esencia y que ya querríamos en muchas ocasiones con el resto de sus remedios.

Walnut, el nogal, Juglans regia, es uno de los grandes árboles dentro del sistema de las Flores de Bach y sus frutos, las nueces, son un claro ejemplo de la signatura en las Flores de Bach, aspecto que vemos ampliamente recogido en el libro de Jordi Cañellas; Cuaderno Botánico de Flores de Bach.

El doctor Bah escribió:

Este remedio, Walnut, es el remedio de las etapas avanzadas: dentición, pubertad, cambio de vida.

También para las grandes decisiones tomadas durante la vida, como un cambio de religión, de ocupación, de país.

Es el remedio para un gran cambio. El remedio para los que han decidido dar un gran paso en la vida. La decisión de avanzar, de romper con los convencionalismos, de abandonar los viejos limites y restricciones y alcanzar una nueva y mejor vía, con frecuencia provoca sufrimientos físicos debido a pesares triviales, leves quebrantos del corazón ante la ruptura de antiguas ataduras, antiguas asociaciones, antiguas ideas.

Este remedio sosegará y ayudará a eliminar las reacciones físicas bajo tales condiciones, ya sea este paso hacía delante de naturaleza física o mental.

Es el remedio que nos ayuda a pasar a través de todos estos estados y pesares, sin recuerdos del pasado, sin temores por el futuro, y por tanto nos evita los sufrimientos mentales y físicos que con frecuencia se asocia a tales hechos.

Es indudable un gran quebrantador de hechizos, tanto de hechos del pasado, en general llamados hereditarios, como circunstancias del presente.

miércoles, 15 de julio de 2009

Sueños

De los sueños escribí en una entrada sobre Pesadillas y terrores nocturnos en los niños, en esta entrevista de hoy en El Periodico de Catalunya con Jordi Borràs, nos habla de que soñar nos puede ayudar a resolver conflictos.

LA ENTREVISTA CON JORDI BORRÀS, PSICÓLOGO
Jordi Borràs: «Soñar nos ayuda a resolver conflictos»
Afirma que los sueños son un laboratorio de ensayo que se instala en el cerebro para poder solucionar temas que no hemos podido resolver durante el día.


GASPAR HERNÀNDEZ

–¿Para qué sirven los sueños?
–Es como si me preguntara para qué sirve pensar.

–¿Por qué?
–Porque cuando soñamos estamos pensando, aunque el cerebro funciona con una bioquímica distinta.

–¿En qué sentido?
–Es más visual, menos verbal, pero está igual de activo. En lugar de procesar el exterior, durante los sueños el cerebro procesa lo que está ocurriendo dentro de nosotros.

–¿Y qué ocurre?
–Es como un laboratorio de ensayo. Intentamos resolver conflictos y cosas que nos han pasado a lo largo del día y que aún no tenemos solucionadas. Las contemplamos desde una perspectiva emocional. También nos ocupamos de los miedos.

–...
–El cerebro, en el momento en que estamos soñando, está en una buena situación para enfrentarse a los miedos, porque funciona de una manera más poética y es más capaz de procesar metáforas. A nuestro cerebro le es muy fácil hacer asociaciones entre recuerdos y deseos, y nuestros recursos y potencialidades para encontrar soluciones.

–O sea que nuestro cerebro está preparado para resolver cuestiones con más facilidad.
–Si hay un para qué de los sueños, desde un punto de vista psicológico, es para hacer conexiones que faciliten la resolución de conflictos. Lo interesante es favorecer la toma de conciencia dentro del sueño, lo que llamamos los sueños lúcidos.

–¿Cómo podemos tener un sueño lúcido?
–En primer lugar, cuestionándonos la naturaleza de la realidad. Como dice el budismo, la realidad que nos rodea no tiene más consistencia que un sueño.

–¿Qué es más real, un sueño o la vigilia?
–Depende de lo que entendamos por real. Cuando estamos despiertos, nuestros sentidos nos dicen que esto es real; cuando estamos soñando, nos dicen lo mismo. No nos podemos fiar de nuestros sentidos.

–¿Podemos modificar un sueño mientras lo tenemos?
–Sí. Es muy interesante como vía terapéutica. No solo se trata de modificar el sueño, sino de observar y contemplar el sueño para percibir los elementos que están funcionando en él.

Pónganos un ejemplo.
–A una clienta, jubilada, su marido la dejó por una chica más joven. Se quedó sola con su hija y con la sensación de que su vida no tenía sentido. En psicoterapia, nos encontramos con que esta mujer tenía pánico al agua. Le daban terror la piscina, el mar. Después de un entrenamiento, soñó con agua.

–¿Y qué pasó?
–Se metió en el agua del sueño. Tenía mucho miedo, pero era consciente de que no podía pasarle nada y de que, en cuanto quisiera, podía despertar. Así ha acabado solucionando su conflicto con el agua y todo lo que metafóricamente representaba.

–¿Y qué tenía que ver el agua con su marido?
–El agua suponía una barrera para hacer su propia vida. Ella de pequeña vivía en un pueblecito con un río y un puente. Le daba pánico cruzar el río, porque era salir del pueblo, explorar. Años después, en una nueva etapa en que tenía que avanzar hacia territorio desconocido, había regresado el miedo al agua. Después de una serie de sueños lúcidos fue capaz incluso de viajar en crucero, sola, sin ningún problema.

–Supongo que se encuentra con algunos escépticos.
–Tenemos muchos prejuicios respecto de las posibilidades de nuestra mente. Solo nos falta convencernos de que el sueño lúcido es posible. Cuando nos decimos a nosotros mismos que tenemos que levantarnos a tal hora, nos despertamos a esa hora. Lo mismo podemos hacer con los sueños para soñar lo que deseamos.

–¿Usted cree que los sueños premonitorios existen?
–Cuando soñamos, desaparece la temporalidad. Podemos conectar con pasado, presente y futuro. Pero muchos sueños que nos parecen premonitorios no lo son. Soñamos que muere nuestra abuela, pero inconscientemente ya sabíamos que eso era posible; quizá lo habíamos intuido.

–¿Cómo se pueden recordar los sueños?
–Teniendo el propósito de recordarlos antes de acostarnos. Cuando nos despertamos, tenemos que acostumbrarnos a apuntar en una libreta cómo nos sentimos y los detalles que recordemos, por muy mínimos que sean. El acto de escribir sobre los sueños refuerza nuestro mundo onírico. Es una manera de decirle a nuestro inconsciente: «Te estoy escuchando». Y el inconsciente acabará respondiendo.

Clematis
Foto: Pilar Vidal Clavería

Luisito

Luisito, una historia de amor

A lo largo de esta delicada novela, breve pero intensa, la Flores de Bach me iban apareciendo, de la mano de Anselma, una maestra jubilada, que vive sola y aislada y que gracias a Luisito, un precioso loro exótico, recuperará la alegría por la vida.

Es un libro está dedicado por su autora Susanna Tamaro a las maestras que han educado a Italia y a las que, a pesar de todo, continúan haciéndolo.

Hay tres de las Flores de Bach que aparecen claramente reflejadas a lo largo de la lectura en el carácter de la protagonista, dos de ellas Honeysuckle y Wild Rose pertenecen al epígrafe de los que no sienten suficiente interés por sus circunstancias presentes y la tercera Willow al epígrafe del desaliento o la desesperación

Honeysuckle

Para los que viven demasiado en el pasado, que quizá fue una época de gran felicidad, o en los recuerdos de un amigo perdido, o de ambiciones que no se han convertido en realidad. No esperan encontrar nuevamente una felicidad como la que tuvieron.

Wild Rose

Para quienes sin una razón aparentemente suficiente, se resignan a todo lo que les ocurre, y apenas se deslizan por la vida, tomándola como viene, sin hacer ningún esfuerzo por mejorar las cosas y encontrar un poco de felicidad. Han abandonado la lucha por la vida sin lamentarse.

Willow

Para quienes han sufrido un adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas ni resentimientos, pues juzgan la vida de acuerdo al éxito que aporta. Sienten que no han merecido una prueba tan grande, que es injusto, y se vuelven amargados. Suelen perder interés y mostrarse menos activos en aquellas cosas de la vida que antes les gustaba.

En el libro Anselma no toma las Flores de Bach, en cambio recibe, gracias a Luisito, el mismo mensaje que éstas transmiten, ganas de vivir y fuerza para cambiar.


martes, 14 de julio de 2009

El árbol genealógico floral

Con Susana Veilati y El árbol genealógico floral: un recurso de uso diagnóstico, pronóstico y preventivo de la Terapia Floral Integrativa, finalizaron las ponencias del sábado 23, en el Congreso Sedibac de Terapia Floral.

Asistí al curso que Susana realizó en dos módulos, en el verano del 2006, en Barcelona, sobre el árbol genealógico floral, éramos ocho enamoradas de las Flores de Bach y la elaboración personal que realizamos todas nosotras de nuestro genograma nos ayudó y mucho, a entender a nuestros antepasados y a nosotras mismas, nos enseñó a colocar Flores de Bach en la estructura del genograma, a acercarnos a ideas y creencias y a entender modos de sentir y de reaccionar de las personas que nos han precedido.

Estaba clara para mi la utilidad del Árbol genealógico floral (AGF) como ayuda para los terapeutas florales para poder conversar con los pacientes.

Lo que podemos obtener ante el despliegue que proporciona la elaboración de un AGF, lo resumió Susana en los siguientes puntos:

- Es un reflejo de esencias florales
- Es complejo
- Exhaustivo pero no invasivo
- Amplio registro del presente, pasado y de la evolución
- Plástico
- Operativo
- Nos muestra un aprendizaje vivencial

Susana definió también para el buen trabajo del Terapeuta Floral, el Círculo vínculo significativo del paciente, que diferenció en ocho categorías o sectores:

1.- Familia
2.- Amistades
3.- Trabajo
4.- Estudios
5.- Servicios sociales con los que se relaciona
6.- Redes sociales presenciales
7.- Redes sociales virtuales
8 . Vinculación con qué tipo de terapeutas

En el apartado primero, el de la familia, tenemos que el AGF nos aportará un registro que permitirá entender pautas multigeneracionales.

Con la elaboración del AGF obtendremos :

1. Su representación gráfica
2. La salud y la enfermedad de sus miembros
3. Sus conocimientos, ideas y creencias
4. Los sucesos y cambios relevantes
5. Qué esencias florales serán de mayor utilidad

Sedibac ha incluido en su página web, en su apartado de Congresos y ferias, Pinceladas de lo que se vivió en el Congreso del 2009, con las fotos que hizo María Bandín y el texto que he realizado como Crónica del Congreso, que se publicará en la próxima revista de Sedibac, Silvia Ariki ha preparado su composición.

Holly
Foto: Pilar Vidal Clavería

domingo, 12 de julio de 2009

Un Cerato...en compañía

Esta historia es especial para mi. La escribí hace unos años, cuando estaba haciendo el curso de Flores de Bach con Ricardo Orozco.

Es sobre los Doce Sanadores y la han publicado en la Revista 52 de Sedibac, cuenta la historia de un Cerato que, ante sus dudas, recibe las respuestas de cada uno de los once Sanadores, y ¿qué hizo el Cerato?...seguir a su corazón.


UN CERATO...
…EN COMPAÑÍA


¿Que hago? ¿Lo escribo o no?

Voy a preguntárselo a mi madre. Me dirá que no, cómo siempre. "¿Para qué?, si no vas a ganar. Seguro que otros lo hacen mejor que tú".

No se que hacer. Voy a preguntárselo a mi padre. Se me quedará mirando, también duda como yo. Por fin dice "si, escríbelo, o mejor no", dice al momento.

Voy a ver a mi hermana, a ver que piensa. "¡Venga rápido ¿Qué quieres decirme?", dice con voz acelerada. "Y tanto que debes escribirlo, ponte delante de la pantalla ahora mismo, no pierdas ni un minuto...".

No se por donde tirar. Voy a llamar a Carmen, aunque es capaz de tener un ataque de pánico si le digo que hay que entregarlo en la editorial y que está en el último piso del edificio más alto de la ciudad.

¡Ya se! Se lo preguntaré a Carlos. Como siempre de buen humor, me gastará una broma y me dirá "sabes aquel que..."

¡No!, se lo preguntaré a Juan. Dispuesto a ayudarme, me dirá que sí, que lo escriba, que si quiero me puede acompañar a entregarlo o hará cualquier gestión en mi nombre.

¿Y a Elena? No se, siempre está en las nubes, "estaba descansando un poco", me dirá, "tengo tanto sueño".

Ya está, llamaré a Ernesto, siempre quiere estar conmigo, me dirá que me puede dar ideas y que el sabe que es lo mejor para mí, que incluso puede escribirlo por mi, aunque no figure su nombre.

¿Y Rosa? "¡Super bien!, gritará con entusiasmo, vas a ganar, seguro. De aquí al Nobel".

En cambio Luís me dirá, "¡que horror! Ya tiemblo, solo pensar en ir a recoger el premio delante de todos"

En fin... Por suerte me queda Marisa, que con su aire de superioridad, seguro que me dará un buen consejo para poder decidirme.


Foto: Pilar Vidal Clavería

sábado, 11 de julio de 2009

Quieto


¡Llévate el libro del Màrius Serra, te lo leerás en una tarde!

Bueno ayer por la tarde no lo acabe, pero esta mañana después del almuerzo he podido continuar con la lectura y sobre las ocho y media ya lo había terminado.

Quiet, es el titulo en catalán, aunque también se puede leer en castellano y de verdad que vale la pena.

Ha sido un libro para disfrutar sintiendo emociones, sus capítulos, breves, datados, con fechas, te sitúan en un ir y venir en el tiempo, desde un abril del 2000 a un julio del 2006, describen el convivir con alguien especial, un llullu, donde unos padres comparten sus recuerdos y tanto nos enseñan del amor incondicional hacía los hijos.

Y un último capitulo, Correr, donde los sueños se convierten en realidad, en unas páginas donde el recordar y el olvidar bailan en armonía.

Casí siempre las entrevistas me permiten hacer comentarios en el blog, esta vez ha sido al revés, la copio porque permite acercanos al autor y tener un resumen directo del libro.

El Periódico
11/11/2008
NOVEDAD EDITORIAL DEL AUTOR DE "FARSA"
LA ETNIA DE LOS 'LLULLUS'

Màrius Serra publica 'Quiet', un libro sobre Lluís, su hijo de 8 años que sufre una encefalopatía grave.

Un original y mágico montaje fotográfico permite verle 'correr'

Ilusión óptica Un montaje ha permitido a Màrius Serra hacer realidad la idea de ver correr a su hijo, "campeón de la movilidad reducida". Solo hay que ojear rápido las páginas del libro.

ANNA ABELLA
BARCELONA

Lluís Serra Pablo tiene 8 años y es un "alienígena desde las cinco semanas de vida", escribe su padre. En Eurodisney le trataron como un VIP y ha viajado a Hawái, Canadá, Italia y Finlandia con su familia. Todos le llaman Llullu. Es un niño inexpresivo, que no aguanta la cabeza ni fija la mirada ni puede moverse ni ríe ni habla. Y es que, el Lluís té una malaltia, como reza el título de una narración que su hermana Carla, dos años mayor que él, presentó a los Jocs Florals del colegio. Llullu sufre una grave encefalopatía que la medicina no sabe diagnosticar y que le provoca crisis epilépticas. En lenguaje llano, tiene parálisis cerebral.

Su padre es Màrius Serra (Barcelona, 1963), lleva 20 años publicando libros (en el 2006 ganó el premio Ramon Llull con la novela Farsa) y desprende energía, positivismo, buen rollo y buen humor. Las mismas sensaciones que transmite el libro que acaba de publicar, Quieto (Anagrama / Empúries), la "novela de sense ficció", como él la califica, en la que, como escritor, asume el reto "ineludible" de escribir sobre los primeros siete años de la vida de Llullu. Aunque ya en el libro De com s'escriu una novel.la (2004) "la situación tan intensa con mi hijo ya asomaba la cabeza", admite Serra.

Huir del victimismo

Que nadie se engañe, Serra no pretende, y lo consigue, "jugar con la lágrima ni hacer chantaje emocional". Ha huido del victimismo --"ese era el gran peligro", afirma-- y, con dosis de ironía y humor pero también mucho sentimiento contenido, intenta que sea el lector quien reflexione sobre el universo de los niños de la "etnia llullu". "Tener un hijo tan vulnerable me hace invulnerable a muchos contratiempos que antes de conocerlo me podían amargar la existencia", escribe.

Al final del libro, una agradable sorpresa: el mágico resultado del montaje del fotógrafo Jordi Ribó y el diseñador Miquel Llach gracias al cual Llullu, el "campeón de la movilidad reducida", parece correr si el lector ojea las páginas a cierta velocidad. "Para mí era muy emotivo verlo correr y entonces sí pensé que debía formar parte del libro", explica Serra, que recuerda que la idea le vino "al ver en una librería uno de esos libritos con fotogramas que parecen reproducir escenas en movimiento, lo que se llama un foliscopio".

A través de breves episodios reales, unos dolorosos, otros luminosos, retrata las múltiples reacciones que suscitan los llullus. Compasión, rechazo, cariño, ternura, esperanza... Hay anécdotas increíbles, como la vivida con la dueña de un restaurante genovés que rechazaba la presencia de Llullu porque le afeaba el local y molestaba a la clientela. O como recuerda Serra, a raíz del título del libro, Quieto, "una paradoja algo sangrante, pues a veces la gente nos decía 'Qué suerte tenéis, qué tranquilo y qué quietecito es vuestro niño'...". Y hay momentos de rabia, como los que provoca a diario la insolidaridad e incomprensión de los conductores que llevan a sus hijos al colegio y dificultan el paso de la silla de ruedas de Llullu y del bus adaptado que lo recoge para llevarlo a la Fundación Nexe.

La "impresionante" labor de los trabajadores de centros especializados como este, "algunos gente muy joven, con piercings, casi salidos de un concierto de Iron Maiden, que se dedican con una ternura total a unos tíos tan poco glamurosos y babeantes...", cuenta Serra, tienen su espacio en Quieto, así como la búsqueda de soluciones en las medicinas alternativas, los periodos de hospitalización y duros interrogantes sobre cómo será el futuro de Llullu o si es mejor o no que niños en su situación sobrevivan.

"Antes a estos niños no los sacaban de casa, era feo. Ahora por suerte la sociedad se está adaptando; incluso van de colonias, tienen una escuela". Uno de los objetivos del libro era hacer visibles a los que siempre han sido "los niños invisibles". Puede que Llullu haya dado el primer paso para lograrlo.

viernes, 10 de julio de 2009

Educación emocional en la escuela

Cada vez más conscientes del gran papel que pueden llegar a tener las Flores de Bach en los niños y en la escuela, Neus Esmel, autora del libro Las Flores de Bach en estilo Naïf, con su ponencia en el Congreso Sedibac de Terapia Floral, Flores de Bach y educación emocional en la escuela, fue una clara prueba de ello.

Se puede realizar una educación en valores y actitudes positivas con la ayuda de las Flores de Bach, como portadoras de un mensaje pedagógico en educación emocional.

En su diversas explicaciones Neus comentó primero la muestra itinerante que se realizó en varias escuelas de la provincia de Tarragona, con el titulo "Caminar la vida", con la finalidad de identificar conductas y educar en valores, se trabajó con un programa piloto con niños de edades de 7 a 10 años y en el que participaban alumnos y profesores y se investigaba la utilización de las Flores de Bach como portadoras de un mensaje pedagógico en educación emocional.

Una segunda etapa de experiencias se realizó en el CEIP Centelles de Constantí, Tarragona, a lo largo de un curso escolar en tutorías de una hora semanal.

Se elaboraron una guía didáctica para el profesor y dibujos y cuentos de las flores de Bach como unidades orientadoras, con historias de las flores en las que se transmitía la lección a aprender, la cualidad y el defecto, pudiéndose así trabajar el valor de cada una de las flores.

Todo este material esperamos que este pronto disponible, pues será de gran ayuda para la divulgación de las Flores de Bach en el ámbito escolar.

Los escolares realizaban dibujos o redacciones del mensaje transmitido por las flores y no las tomaban directamente, las esencias florales sólo se utilizaban en clase con un difusor que las contenía y se preparaban cremas con las flores para masajear los pies si alguna familia lo solicitaba.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...