jueves, 31 de marzo de 2011

Oración

Estos días las entradas del blog tienen al Japón como protagonista, ayer era la oración remitida en la carta de Megumi Miyata, hoy me ha llegado la de Masuru Emoto y que también comparto.


A todas las personas del mundo 
Les ruego que envíen sus oraciones de amor y gratitud al agua de las centrales nucleares de Fukushima (Japón) 

Debido a los fuertes terremotos de magnitud 9 y a los surreales y fuertes tsunamis, todavía hay desaparecidas más de 10.000 personas... incluso hoy día... Ya han pasado 16 días desde que ocurrió el desastre. Lo que agrava la situación es que el agua de los reactores de las centrales nucleares de Fukushima comenzó a tener fugas y contamina el océano, el aire y las moléculas de agua de las zonas circundantes. 
La sabiduría humana no ha podido hacer mucho para solucionar el problema, dado que sólo intentamos calmar la cólera de los materiales radioactivos vertiendo agua sobre ellos.

  
¿Realmente no hay nada más que hacer?
 
 Pienso que sí hay algo más que hacer. Durante los veinte años que llevo investigando la técnica fotográfica de cristales de agua y de medición hado, he sido testigo de que el agua puede volverse positiva cuando recibe la vibración pura de la oración humana sin importar la distancia. La fórmula de la energía de Albert Einstein, E=MC2, realmente significa que la Energía es igual al número de personas y al cuadrado de la conscienca de las personas.

  
Ha llegado el momento de comprender el verdadero significado. Unámonos todos en una ceremonia de oración como conciudadanos del planeta Tierra. Me gustaría pedirles a todas las personas, no sólo de Japón, sino de todo el mundo, que nos ayuden a ¡buscar una salida a la crisis del planeta!
 
La manera de hacer la oración es como sigue:

 
 Nombre de la ceremonia:
«Envíemos nuestros pensamientos de amor y gratitud a todo el agua de las centrales nucleares de Fukushima»

 
 Día y fecha:
31 de marzo de 2011 (jueves)
12:00 del mediodía de cada huso horario

 
Ruego que pronuncien la siguiente frase:


«Agua de la central nuclear de Fukushima, sentimos hacerte sufrir. Perdónanos. Te damos las gracias y te amamos».

 
Díganlo en voz alta o mentalmente. Repítanlo tres veces mientras mantienen las manos juntas en posición de oración. Les ruego que expresen una oración sincera.

   
Muchas gracias de corazón. 
Con amor y gratitud,
Masaru Emoto 
Mensajero del Agua




Torii del Itsukushima-jinja, en Miyajima
Foto: Pilar Vidal Clavería
Octubre, 2010 

miércoles, 30 de marzo de 2011

Participar

Esta carta fue remitida por Megumi Miyata, que vive en Tokio y trabaja de traductora.  En estos momentos está colaborando como traductora con varias ongs internacionales en la zona del desastre en Japón.

Fue enviada el pasado 16 de marzo y no se había hecho en España el cambio al horario de verano, hay que tener en cuenta pues, por lo que he podido comprobar que las 21 horas en Japón serán las 14 horas españolas.


A todos los meditadores o a los que quieran participar.

Todas vuestras voces de amor y apoyo están llegando aquí. He leído
todos vuestros mensajes, pero siento no poder responder a cada uno
personalmente. Todos sentimos que estáis con nosotros.
Gracias.
Gracias.

Queridos amigos,
Tengo otro favor que pediros.

Desde anoche empezamos a reunirnos entre amigos a las 21h en Japón para orar y meditar.

Creo en el poder de la meditación y la oración.

Es la forma más fácil y más poderosa para conectarnos a todos.

Hay dos puntos en los que nos podemos enfocar. En primer lugar, NO nos centramos en la desdicha personal. Nos centramos en sanar a toda la humanidad, en toda la existencia y todo el planeta Tierra. En segundo lugar, nos centramos en transformar la ultranegativa energía radiactiva en la ultrapositiva energía del amor.

La energía no se destruye, pero puede transformarse.

En la práctica, esto es lo que hacemos: en primer lugar, abrimos nuestro corazón. A continuación, visualizamos a la Tierra cubierta con luz dorada que entra en toda existencia individual hasta que la Tierra comienza a brillar por sí misma, y rezamos para que una sustancia de hielo azul enfríe el reactor nuclear y lo convierta en la cosa más bella que cada uno pueda imaginar. (¡Un amigo lo transformó en una hermosa rosa roja!)

Podéis hacerlo de otro modo, pero es importante centrarse en lo mismo a cada momento.

Incluso si no cree en ello, por favor, inténtalo. Quedan muy pocas cosas que se puedan hacer y una de las mejores es ésta.

No sé cuánto tiempo nos queda, pero como dijo Martin Luther King: "Aunque el mundo se fuera a acabar mañana, todavía hoy plantaría un árbol". Y esta es mi manera de plantar el árbol. Por favor, únete a nosotros!

A las 13h (hora española), durante 15 minutos.

Me dicen que ahora mismo me vaya del país o hacia el sur de Japón. Pero siento que estoy en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Por favor, envía la convocatoria de esta oración/meditación a tus amistades. ¡¡Gracias!!

Con amor,

Megumi



Escaleras de acceso templo en Kurama

Foto: Pilar Vidal Clavería
octubre 2010

martes, 29 de marzo de 2011

Mikado

En el juego del Mikado la destreza es primordial,  requieren control y coordinación, los ojos miran, la mano mueve.

En este caso no son palillos, sino lápices gigantes de madera, con puntas de colores, no los movemos, los contemplamos, nos muestran su armonía y equilibrio al aire libre.











Fotos: Pilar Vidal Clavería
marzo 2011

jueves, 24 de marzo de 2011

Distinguir la diferencia

Hace unos días encontré en el último libro de Jorge Bucay una frase:

Señor, dame fuerza para cambiar las cosas que puedo cambiar.
Dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar.
Y, sobretodo, Señor, dame sabiduria pra distinguir las unas de las otras.

Atribuida en el libro a San Francisco, encontré en el google que tambíen se le atribuía a San Agustín, el siguiente paso ante mis dudas fue acudir a Elvira Coderch.


Me explicó Elvira que se trata de una parte del texto que ahora utilizan en Alcohólicos Anónimos y que su autor es Reinhold Niebuhr (1982-1971), teólogo protestante estadounidense y me facilitó una traducción en castellano.

Dios, concédenos la gracia de aceptar con Serenidad
Las cosas que no pueden ser cambiadas,
Valor para cambiar las cosas
Que deberían ser cambiadas,
Y la Sabiduría para distinguir
Las unas de las otras.

Viviendo cada día,
Disfrutando cada momento,
Aceptando las adversidades como un camino hacia la paz,
Tomando, como hizo Jesús,
Este mundo imperfecto tal como es,
No como a mí me gustaría que fuera,
Confiando en que Tú harás que todo vaya bien,
Si yo me entrego a Tu voluntad,
De modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida,
Y enormemente feliz contigo para siempre en la siguiente.
Amén.

En su libro Palabras del Silencio,  de aforismo y reflexiones de las tradiciones espirtuales de todo el mundo, Elvira la incluye en el apartado de Razón y corazón, con las frases de la experiencia.

Que Dios me conceda serenidad
para aceptar las cosas que no puedo cambiar, 
valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar, 
y sabiduría para distinguir la diferencia.

Reinhold Niebuhr 

 
 
Puente de teca de U Bein, Birmania
Foto: Pilar Vidal Clavería
agosto 2007

miércoles, 23 de marzo de 2011

Dolor y duelo

La segunda conferencia en la III Jornada sobre el final de la vida. El dol: com viure la pèrdua, (III Jornada sobre el final de la vida. El duelo: como vivir la pérdida) la ofreció Alba Payàs y su título fue El dol. Un procés que ens construeix o ens destrueix (El duelo. Un proceso que nos construye o nos destruye).

A su inicio la conferencia giró en torno al dolor.

El dolor no se puede evitar y se trata de buscar una no patología mediante las tareas del duelo.

La relación con el otro nos lleva al dolor, el duelo es el precio del amor.

¿Qué se esconde detrás del dolor? El dolor es multidimensional y nos afecta en cuatro aspectos distintos el espiritual, el físico, el mental y el emocional.

La psicoterapia y la medicación conjuntamente pueden realizar un trabajo de duelo,  únicamente una medicación en ningún caso resuelve el duelo, lo que hace es posponer su trabajo.

El duelo no expresado y no resuelto puede llegar a ser patológico.

Puso atención Alba Payàs en el tener cuidado con las buenas intenciones y con las experiencias, que son subjetivas para cada uno.

Apareció el sentido de la vida, como ya sucedierá en la conferencia de Josep M Esquirol, en función de la relación con el otro, ya que la vida es relacional, el sentido de la vida no es cognitivo es vivencial, el sentido se encuentra en la experiencia vivida.

Desde la Psicoterapia integrativa-relacional,  se prima la relación terapéutica basada en el escuchar, el permiso y el conseguir ser válidados para afrontar el duelo.

Si no se sabe que decir es mejor callar, abrazar, no huir, no tener prisa, no tener miedo y escuchar.

Ante un hecho traumático nuestro organismo tiene una capacitad para regular el dolor, la negación y la evitación son muestra de ello, hemos de diferenciar el dolor del duelo.

Tras la negación que es como un parachoques ante el dolor, aparecen la conexión y la integración.

Únicamente podemos aceptar lo que tenemos integrado.

Alba Payàs también nos habló de que el crecimiento y la transformación no se pueden forzar, los significados no se pueden dar, se han de encontrar.

Existe un crecimiento post-traumático, nuestro edificio cognitivo se resiente con un trauma y necesita una reestructuración interna.

El duelo no compartido, quedarse en la evitación y en la negación comportan un duelo complicado.

Televisión española emitió en el 2008 un documental "El último viaje" muy interesante para los que estén interesado en el tema de la gestión del duelo.

Entrevista el 28 de marzo de 2011 de Conxita Parra a Mercè Castro en el bloc Colors, La mort i el dol


Relieve: Guixar amb el rostre, Perejaume, 1999-2005
Universitat de Vic
Fotos: Pilar Vidal Clavería
Counseling integrativo-relacional de duelo y pérdidas  
Terapeuta floral

 

lunes, 21 de marzo de 2011

Desfiladero

El rio Noguera Ribagorçana atraviesa la sierra del Montsec y discurre en uno de sus tramos por el Congost (desfiladero) de Mont-rebei, un desfiladero donde sus paredes de roca, delimitan las provincias de Lleida y Huesca.

Iniciamos la excursión desde cerca del pueblo de Corçà y en el primer tramo del recorrido una escultura natural en la roca contemplaba el paisaje.



Roca camino del desfiladero de Mont-rebei

 Primeras vistas del desfiladero de Mont-rebei con los Pirineos nevados al fondo

Destaca el color verde esmeralda de las aguas del rio a su paso por el desfiladero


Aguas del rio Noguera Ribagorçana al inicio del desfiladero de Mont-rebei


Verde esmeralda en el rio Noguera Ribagorçana

El desfiladero se puede atravesar caminando por un sendero practicado en la roca y que tiene en muchas zonas un pasamanos para cogerse que facilita la ruta y también bancos que sirven para descansar y como protección.


Vista del sendero en la roca en la parte derecha del desfiladero de Mont-rebei



Banco en el sendero del desfiladero de Mont-rebei

Cuando finalmente se llega al final del desfiladero nos aguarda un puente colgante



Puente colgante de estilo tibetano sobre el barranco Barranco Hondo o de Sant Jaume


La combinación del color del agua y las matas que despuntaban me resultaron especialmente atractivas


Aguas del rio Noguera Ribagorçana


 Aguas del rio Noguera Ribagorçana
Fotos: Pilar Vidal Clavería

sábado, 19 de marzo de 2011

Luna llena

No son las explicaciones las que nos hacen avanzar;
sino nuestra voluntad de continuar hacia delante

Brida, Paulo Coelho


Luna llena 19 de marzo 2011
 Foto: Pilar Vidal Clavería

miércoles, 16 de marzo de 2011

La ambivalencia o las dos caras

Un día lluvioso nos acompaño ayer en la ciudad de Vic, a las muy interesantes y brillantes ponencias y mesas redondas, que se debatieron en la III Jornada sobre el final de la vida. El dol: com viure la pèrdua, (III Jornada sobre el final de la vida. El duelo: como vivir la pérdida), que se celebró en el Aula Magna de la Universitat de Vic.

Una Jornada que aportó muchos elementos de reflexión en aspectos relacionados con el final de la vida y en especial en cómo vivir el duelo y la pérdida que éste conlleva.

La primera de las conferencias fue ofrecida por el doctor Josep M. Esquirol con el título: Una reflexión filosófica sobre la finitud humana.

Esquirol sugirió esta primera pregunta: ¿Qué es la finitud?

La finitud es una condición humana, y sobre ella enmarcó una serie de características,  cada una de las cuales incorporaba dos vertientes,  que podemos considerar ambivalentes, por una parte lo que conllevan de limitación y por otra lo que conllevan de posibilidad.

Primera característica es la limitación, el límite, la aceptación de nuestras limitaciones en todos los ámbitos desde el corporal  al de la intelectualidad, aprendiendo a integrar a esta limitación no como defecto sino como posibilidad, viviendo la limitación como un gracias a....

Segunda  característica el acabamiento, el que todo se termina, aunque no desde una mirada pesimista sino desde una sabiduria profunda que entiende que todo pasa y que además no vuelve.

Tercera característica la irreversibilidad, de ninguna manera podemos volver atrás, esta irreversibilidad tiene que ver con el perdón y aprender a vivir desde el perdón como actitud, no como olvido.

La ambivalencia como vemos va surgiendo en todas las caracterísitcas de esta finitud.

La tercera de las características, la irreversibilidad va acompañada de la fugacidad con dos consecuencias directas, la memoria y el recuerdo, son pues su ambivalencia, el persistir a pesar de...

La condición humana va ligada a la conciencia de la finitud, al hecho de darnos cuenta, la conciencia, el autoconocimiento, el hombre se caracteriza por el darse cuenta, y de nuevo la ambivalencia porque el hecho de darse cuenta es a la vez una maravilla y una tragedia.

Nos explicó Esquirol que de la conciencia de la muerte, del saberse mortal no hemos de hacer una obsesión, sino un aprender a tenerlo presente, aprender a pensar las cosas, bien diferente de estar atrapado por las cosas, aprender a afrontar las situaciones, aprender a relativizar, un ir haciendo, aprender en relación de la muerte,  que es cierta y a la vez incierta.

La conciencia de  la finitud nos lleva a hacer las paces y a la sinceridad, la persona que es sincera es entera.

Y una vez asocidas a la finitud la limitación, el acabamiento, la irreversibilidad y la conciencia llegó a otro punto importante de  reflexión,  el de la vulnerabilidad o precariedad.

Esta precariedad la sentimos como propia y la sentimos en los otros. ¿Qué emerge entonces de este sentimiento en nosotros y hacia los demás? emerge el cuidado de los otros.

El cuidado de los otros es lo que nos da sentido, porque el cuidado tiene sentido en sí mismo, el cuidado de los otros es la esencia de la Ética y la esencia de la Medicina, porque desde este cuidado Ética y Medicina expresen la misma cosa.

Se abrió al finalizar la conferencia un turno de preguntas donde se comentaron los incovenientes del exceso de distracciones, de las obsesiones enfermizas, del afrontar las situaciones difíciles y de la maravilla de la compañía, del acompañar también desde el silencio, sin discurso, del aceptar que no tenemos los porqués para todo.


Relieve: Guixar amb el rostre, Perejaume, 1999-2005
Universitat de Vic


Relieve: Guixar amb el rostre, Perejaume, 1999-2005
Universitat de Vic
Fotografías: Pilar Vidal Clavería 
Counseling integrativo-relacional de duelo y pérdidas  
Terapeuta floral

domingo, 13 de marzo de 2011

Reiki para Japón

Las informaciones y las imágenes que siguen llegando desde el Japón trás el terremoto y el tsunami del pasado viernes son devastadoras, aparecen los primeros datos de fallecidos y desaparecidos, el Japón se afronta a la crisis más grave tras la Segunda Guerra Mundial y el accidente en la central nuclear de Fukushima mantiene en vilo a las autoridades ya que se intenta evitar una explosión nuclear descontrolada.

El Reiki además de actuar como un sistema de sanación a través de la imposición de las manos mediante la transferencia de la energía universal, se puede enviar a distancia.

La transmisión a distancia de la energía  es una técnica muy antigua,  con la sintonización de un segundo grado Reiki se recibe el símbolo de la transmisión de esta energía, con este símbolo denominado Hon-Sha-Ze-Sho-Nen podemos transmitir energía Reiki a través del espacio y del tiempo.

A través de la red están llegando solicitudes del envio de Reiki a distancia al Japón con el comentario de que no se trata de evitar el propósito de nadie ni de salvar a nadie, sencillamente de enviar Reiki para lo que más se necesite en el propósito de todos ellos. Se recomienda realizarlo alrededor de las 21 horas o cuando se pueda.

Explica también esta información que el doctor Mikao Usui, redescubridor del Reiki y sus alumnos ayudaron a los supervivientes del gran terremoto del Japón de 1923.


Raíces de cedros entrelazadas en el Monte Kurama

Foto: Pilar Vidal Clavería
octubre 2010

Si así lo sientes puedes enviar Reiki al Japón  o tus oraciones particulares.

sábado, 12 de marzo de 2011

Desolación en Japón

Mis buenos momentos en el Japón y la ilusión con la que compartí muchas de sus imágenes se han visto  ensombrecidas con la devastación producida por los efectos del terremoto y el posterior tsunami.

Que cada uno acompañe con su particular sentir al dolor por tantas pérdidas.


Foto: Pilar Vidal Clavería
octubre 2010

martes, 8 de marzo de 2011

La risa

Hotei era un monje que vivió en Japón, al que se le conoce con el nombre de el buda que ríe.

Según la leyenda desde que Hotei alcanzó la iluminación, no volvió a pronunciar ninguna palabra, sólamente reía. Se dice que tenía una risa tan contagiosa que los que la oían, también empezaban a reir como no lo habían hecho jamás.

Cuando sus discípulos le hacían alguna pregunta, Hotei se quedaba en silencio durante unos segundos y después soltaba una gran carcajada cómo única respuesta.

Hotei iba de pueblo en pueblo, riendo y la gente se acercaba a las plazas y calles sólo para oirlo reir. Al poco rato, sin saber por qué, todo el pueblo se unía en una sonora carcajada. El pueblo entero se había iluminado.

Comparte tu sonrisa


 
Representación de El buda que rie en el Daisho-in de Miyajima


Representación de El buda que rie en el Daisho-in de Miyajima
Fotos;:Pilar Vidal Clavería
 octubre 2010

lunes, 7 de marzo de 2011

Todos somos uno

Competencia, lucha y supervivencia del más apto son los conceptos que Darwin postuló en sus escritos sobre la evolución de las especies, tres nociones que marcan en gran parte a nuestra sociedad actual.

En los últimos años en la Facultad de Biología,  Jordi Cañellas, empezó a incorporar una nueva idea, la de la simbiosis y la evolución a través de la cooperación.


La competencia existe, pero la cooperación y la asociación también y Jordi con su libro La Conciencia de Gaia, Pasado, presente y futuro de la evolución de la conciencia a través de las simbiosis, nos lleva por un recorrido a través de todo lo que existe y de como la cooperación entre todos los seres vivos se ha dado desde el principio de los tiempos. 

El libro parte de tres supuestos: Todo está vivo, todo tiene conciencia, todo evoluciona. Desde una mirada integradora, desde la crítica y el análisis, lo racional y lógico que nos facilita el hemisferio izquierdo,  a la aceptación de la intuición  y la analogía de nuestro hemisferio derecho. Dejar fluir la intuición pasándola por el filtro de la razón.

Las tres partes básicas del libro de Jordi son el Pasado, el Presente y el Futuro.

Un pasado que interpretar desde la Gran Explosión o Big Bang, donde materia y energía eran una misma cosa y donde se produciría la Primera gran simbiosis o simbiosis elemental, que se dio entre partículas elementales y a partir de la cual apareció la Primera unidad funcional de la materia, los átomos y que fue la Segunda gran simbiosis. La Tercera gran simbiosis se produce de las diferentes uniones de los átomos entre si y que dan lugar a toda clase de moléculas.

Estas moléculas se unen y de su unión se forman las células procariotas, consideradas la Segunda unidad funcional de la vida.

La Cuarta gran simbiosis es la unión de estas células procariotas, originando las células más complejas denominadas eucaritoas y que son la Tercera unidad funcional de la vida.

Estas células eucariotas forman organismos coloniales, seres pluricelulares que constituyen la Cuarta unidad funcional de la vida denominada también Quinta gran simbiosis o simbiosis colonial.

La Sexta gran simbiosis o simbiosis en red está constituida por la unión de los seres pluricelulares con otros unicelulares, con células procariotas y eucariotas, formándose así el cuerpo biológico de Gaia, la Quinta unidad funcional de la vida, una red que se extiende entre todos los reinos de la naturaleza.

Aparece ahora una Séptima gran simbiosis, una simbiosis donde el ser humano aporta conciencia e intencionalidad, de ahí que se la considera como la Primera simbiosis de la conciencia, la Sexta unidad funcional de la vida o el cuerpo de conciencia de Gaia.

Con este cuerpo de conciencia de Gaia entramos en la parte del libro dedicada al Presente, donde se establece un compromiso consciente, un participar en nuestra evolución como especie.

Los humanos tenemos una biología que es la suma evolutiva de la biología de los seres que han existido antes, tenemos una conciencia y un cuerpo energético fruto de la conciencia y energía de los seres preexistentes.

Con la toma por ejemplo de las esencias florales incorporamos una energía que nuestro cuerpo energético ya posee, pero que ha olvidado, al recibir un tratamiento con Flores de Bach, estamos estableciendo una simbiosis con la energía del reino vegetal.

En esta segunda parte del libro una frase se va repitiendo: Todos somo uno, no estamos aislados ni hacia dentro ni hacia afuera.

Y con la tercera parte del libro llega el futuro, acompañado de un interrogante, ¿La Octava gran simbiosis? una conciencia que requiere un trabajo profundo de autoconocimiento y debe partir de la conexión con la propia esencia espiritual y que como dice Jordi en estos momentos es todavía difícil de comprender y aceptar por parte de la mayoría.

Una serie de pensadores, filósofos, místicos y científicos se encuentran en un primer anexo desde Rupert Sheldrake a Ricard Guerrero y que con diferentes palabras han hablado de ciencia de la unión.

viernes, 4 de marzo de 2011

Intenciones

Me gustaría compartir una matización sobre la frase a la que se recurre en muchas ocasiones de que la  intención es lo que cuenta.

La primera vez que dude sobre está afirmación fue en una charla ofrecida por el psiquiatra Alejandro Rodríguez en un ciclo de conferencias del centro AVES, de Barcelona.

Lo importante explicó Alejandro es hacer las cosas con la mejor intención y que no es cierta la frase típica de que la intención es lo que vale, la intención hay que cuidarla.

En esta entrevista de hoy con Alba Payás se hace también mención a  modelos de actuación terapéutica basados en la buena intención y que sin embargo no resultan los más adecuados.

"Unas 200.000 personas al año no superan el duelo"
 
La psicoterapeuta asegura que esta cifra supone un coste "extraordinario" para el sistema sociosanitario español.

Raquel Quelart, La Vanguardia-Vida, 4 de marzo 2011

Lleva más de 20 años acompañando a las personas que afrontan la muerte o el duelo. La psicoterapeuta Alba Payás ha decidido compartir esta experiencia en Las tareas del duelo. El manual aborda desde un modelo integrativo relacional una temática que durante años ha sido relegada a un segundo plano en las universidades de Psicología.

Alba Payás, de 54 años de edad,  fundó hace seis meses el Instituto de Psicoterapia  Integrativa Relacional (IPIR) en Barcelona. Su formación clínica tiene origen en Metanoia Institute, en Gran Bretaña. También es miembro de la Asociación Internacional de Psicoterapia Integrativa de Nueva York (IIPA) y, además, ha dirigido durante 10 años el servicio de Apoyo al Duelo de Girona. Es docente en varias universidades y creadora del modelo integrativo-relacional en pérdidas, duelo y trauma.

El duelo es uno de los grandes olvidados de la formación en Psicología.
Las facultades de Psicología no han tratado nunca el tema del duelo en profundidad, también por la ausencia de modelos. El modelo Integrativo relacional ofrece un marco teórico para la comprensión de la experiencia de pérdida.

Por suerte, esta tendencia está cambiando.
Este tema ha despertado un interés creciente desde hace diez años, sobre todo en el campo de la psicología, la antropología, la filosofía y la espiritualidad. Cada vez hay más profesionales que sienten la necesidad de especializarse en duelo. 

¿Qué errores se cometen por falta de especialización?
Muchos psicoterapeutas consideran que el sufrimiento no tiene sentido y que el objetivo terapéutico es simplemente reducir ese dolor a través de medicación y consejos, les dicen a los pacientes “despídete”, “rehaz tu vida”, “no pienses en ello….”. El modelo está basado en la buena intención, pero hoy sabemos que estas recomendaciones, dadas de forma indiscriminada, son mala praxis clínica 

Así pues, ¿cómo debe de proceder el psicoterapeuta?
Acompañando y ayudando a la persona a vivir ese sufrimiento, utilizándolo como camino  y  dándole  sentido. No se puede evitar el dolor, pero, desafortunadamente, un gran número de profesionales de la psicología sigue diciendo barbaridades a la gente en duelo.

¿Cuáles son las más gordas que ha oído?
Recomendar a pacientes que se aten una goma a la muñeca y que la estiren cada vez que piensen en la persona que han perdido. Otros sugieren que se deshagan de  las cenizas o que cojan la foto de la persona amada y le digan “adiós”. También les aconsejan que se distraigan con actividades y que no vayan al cementerio.

¿Y qué tipo de consecuencias acarrea este mal modelo?
Mucha gente acaba rechazando la ayuda, revictimizada por el terapeuta.  Un problema añadido es que la persona que acompaña en el sufrimiento tiene que estar dispuesta a mirarse a ella misma. En el mundo de la psicología y la psicoterapia en nuestro país  aún hay muchas formaciones que no incluyen la parte de trabajo personal.

El psicólogo primero debe conocerse a sí mismo.
Es imposible  acompañar a alguien en el dolor cuando el tuyo no lo has atendido, no eres capaz de gestionar tus propias emociones y acabas animando a la persona en duelo a que evite su  sufrimiento, es decir proyectando tus propias pérdidas no resueltas.  La formación en psicoterapia en duelo, final de vida y trauma requiere de una gran exigencia personal de introspección.

La empatía es importante para ayudar al prójimo.  
La empatía es la herramienta que nos permite conocer al paciente, que es más que entenderlo. De hecho un buen terapeuta raramente dice “te entiendo” porque es obvio ya que está en sintonía con las necesidades del paciente, teniendo en cuenta no sólo lo que dice verbalmente sino también sus lágrimas, suspiros, su cuerpo. Desde el modelo de psicoterapia integrativa–relacional estamos  más interesados en conocer a la gente que en cambiar su manera de ser.

¿Qué es el duelo complicado?
Es una patología de duelo que padece un pequeño porcentaje de personas a las que les cuesta recuperarse después de la pérdida de un ser querido, y que son incapaces de rehacer sus vidas especialmente en lo que atañe a sus relaciones.

¿Qué nos ocurre cuando perdemos a alguien que queremos?
Por un lado, está la parte traumática, asociada a cómo fue la muerte –el sufrimiento de la enfermedad, mi impotencia por salvarlo; hay otro aspecto que tiene que ver con la pérdida de la relación, es decir, el echarlo a faltar, no haberme podido despedir de él o tal vez puedo emocionarme por el futuro que ya no podremos compartir. Parte de mi identidad la construí a través de esa persona.  Por lo tanto, vivir el duelo no es sólo llorar por el difunto, sino también por la parte de mí que se ha ido y que tendré que volver a construir.

- …
También ante la situación de separación, se ponen en marcha todas nuestras formas aprendidas sobre cómo manejar el sufrimiento  y cómo responde el entorno a esta necesidad de apoyo, y esta tarea también hay que explorarla.

¿En qué consiste esta última parte?
Hay duelos que tienen su origen no tanto en la pérdida de la relación por la muerte del ser querido, sino en la manera como el entorno respondió después del trauma. Recuerdo el testimonio de un adulto que expresaba como al morir varios  miembros de su familia en un mismo accidente de automóvil, la falta de apoyo y reconocimiento tanto en el entorno familiar como en la escuela le marcó de por vida. El fracaso de la red social y familiar de dar apoyo es un duelo secundario que hay que tratar. 

¿Hasta qué punto es importante para la sociedad dar un buen tratamiento al duelo?
El duelo es un problema sumergido que tiene un coste económico, social, laboral y relacional. La persona con duelo tiene un consumo muy alto de recursos sanitarios, más bajas laborales, además de la afectación familiar. Este coste se podría prevenir con una atención preventiva como, por ejemplo, apoyando la implementación de unidades especializadas. 

¿Cómo integrar estas unidades de duelo en el sistema sanitario?
El modelo anglosajón es un gran ejemplo sobre cómo con poco dinero puede crearse una red estatal de apoyo. Las unidades de duelo podrían estar adscritas a la atención primaria, a paliativos, centros de salud mental y fundaciones públicas y privadas. En España hay hoy una red totalmente fragmentada de pequeñas iniciativas. Ni la red está conectada ni inserida dentro de los recursos sociosanitarios, ni cuenta con el debido apoyo y reconocimiento institucional. En mucha parte del territorio  las familias no saben adónde acudir y acaban lamentablemente con sobremedicación.

¿A cuántas personas podría afectar en España el duelo complicado?
Se calcula, teniendo en cuenta lo que llamamos el índice de duelo,  que a unas 200.000 personas cada año, que por supuesto se suman a las del año anterior. Es un coste extraordinario para el sistema sociosanitario.

¿Cuáles son los síntomas?
Sentirás un estado de ansiedad que te dificultará poder trabajar,  reincorporarte a la vida o acabarás con una depresión crónica asociada a sentimientos profundos de culpa, enojo o añoranza. Hay otras personas muy funcionales que vuelven a rehacer su vida –se casan, tienen hijos-, pero sus decisiones están influenciadas por el trauma no resuelto que vivieron.  De este colectivo se habla poco pero lo vemos los psicoterapeutas.

¿Cuál es el principal peligro del duelo?
Aislarse, encerrar el dolor y no hablar de lo que a uno le pasa. Compartir con los demás permite expresar las emociones y con ello se  facilita una construcción más adaptada de la historia de pérdida. El dolor no expresado hace daño,  incluso físicamente la persona se va doblando y consumiendo.

¿Las lágrimas son buenas?
Las lágrimas liberan hormonas del estrés y ayudan a elaborar el duelo, no sólo porque reducen el nivel de estrés sino porque neurológicamente la expresión de la tristeza activa la memoria y facilita el proceso narrativo de la experiencia pérdida.  Por supuesto hay que buscar un equilibrio entre encontrar el momento para el dolor y su expresión y el momento de hacer el esfuerzo de salir de éste y conectar con la vida y el futuro. 

¿Durante cuánto tiempo tenemos que guardar duelo a un ser querido?
No hay un calendario para el duelo, no hay un tiempo mínimo. La pérdida de un hijo te emocionará para siempre, aunque de otra manera. La frase de que el tiempo lo cura todo no es cierta. Hay gente que dice que el primer año es peor, pero otras opinan que es el segundo,  porque durante los primeros meses estaban en un estado de negación profunda que les protegía del dolor.

¿Cómo tratar a alguien que acaba de tener una gran pérdida?
Compartiendo el sufrimiento con él, poniendo palabras al dolor, ayudándole a expresar verbal y emocionalmente lo que está sintiendo; no teniéndole miedo al sufrimiento ni prisa por paliarlo. También es importante implicarse, no decir “si me necesitas, llámame”, sino “si me necesitas, llámame, pero si no lo haces, permíteme que te llame de vez en cuando o que venga a verte a tu casa”. La gente no necesita “power points” sobre el amor, la gente en duelo necesita presencia física e implicación

¿Podemos aprender algo a raíz de la muerte de una persona cercana? 
En medio de este proceso de explorar el dolor, de penetrarlo, compartirlo, ponerle nombre, integrarlo y darle sentido, emerge siempre un sentido de esperanza, de crecimiento y de transformación de la identidad.  Muchas personas expresan que a través del duelo se han vuelto más tolerantes, tiernas, amorosas o que han tomado decisiones en su vida que les llevan a la autenticidad.

El duelo es un aprendizaje más.
Nos llama a ser quien somos de verdad, liberarnos de las defensas que hemos construido a lo largo de nuestra vida para  protegernos del dolor, pero que nos aíslan de la gente de nuestro entorno y de nosotros mismos. He escuchado a muchas personas decir que, aunque  preferirían que no les hubiera pasado, el duelo les ha llevado a un camino de aprendizaje. Se conocen mejor a sí mismos y han aprendido a amar, vivir la vida con más plenitud y en honor  a sus seres queridos fallecidos. Ésta es la esperanza al final del duelo.


Os de Civís, febrero 2010
Fotografía: Pilar Vidal Clavería
Counseling integrativo-relacional de duelo y pérdidas  
Terapeuta floral

jueves, 3 de marzo de 2011

Chacras secundarios

Siete colores nos han acercado en siete entradas independientes a los siete chacras principales, siete grandes vórtices de energía situados sobre la línea media del cuerpo, a unos cuantos centímetros de la columna vertebral.

Chacra, es un término sánscrito que significa rueda, estas ruedas giran a distintas velocidades y tiene brillos diferentes, según sea su grado de actividad, son los receptores de la energía vital, denominada prana.

Se han descrito simbólicamente a estos siete centros como flores de loto con su raíz dirigida hacia el centro de la columna con sus pétalos en diferentes grados de apertura y que cómo hemos visto son:

 4 pétalos en el Primer chacra, centro coccígeo
 6 en el Segundo chacra, centro sacro
10 en el Tercer chacra, centro del plexo solar
12 en el Cuarto chacra, centro cardíaco
16 en el Quinto chacra, centro laríngeo
96 en el Sexto chacra, centro hipofisiario
y los mil pétalos del Séptimo chacra, centro epifisiario

Esta  red de  los siete chacras como centros distribuidores de energía en el organismo, se complementan con veintiún chacras o centros secundarios que corresponden a:

- Chacras oculares, que son dos, uno para cada ojo y que son instrumentos de recepción y de emisión de energía
- Chacras secundarios de los oídos, situados en la articulación temporomandibular, reguladores del sistema nervioso simpático
- Centros secundarios de las manos y los pies
- Centros reguladores del prana situados en el bazo, uno anterior y otro posterior, centro donde se distribuye la energía pránica a todo el organismo
- Chacra de la zona inferior del esternón
- Chacra situado entre el esternón y la zona umbilical
- Chacra secundario zona hepática anterior
- Chacras secundarios de los pulmones, situados en los senos
- Chacra situado en la zona dorsal entre los dos omoplatos
- Chacra del timo
- Chacras secundarios de las gónadas
- Chacras secundarios en la parte posterior de las rodillas

martes, 1 de marzo de 2011

Agradecer

¿Hace falta encontrar a alguien que sufra más que yo para que aprenda a agradecer lo que tengo?

San Francisco de Asís

Es una suerte el vivir desde el agradecimiento, el agradecimiento es una virtud que nace de la humildad, agradecer a nuestros padres la vida y que hayan hecho por nosotros lo mejor que eran capaces de hacer, agradecer lo que somos y lo que tenemos, las circunstancias que nos acompañan y a las personas que nos rodean.

El ver expresado en palabras todo lo que tenemos, lo que nos gusta, lo que nos hace felices puede ayudarnos a hacerlo más patente.  Puedes hacer tu propio poema de Gratitud, inspirado en el de Oliverio Girondo, redactar tu propia lista de gracias, te asombrarás de todo lo que tienes.



Gratitud, poema de Oliverio Girondo

Gracias aroma azul,
fogata en celo,
Gracias pelo, caballo, mandarino.
...

Gracias a los racimos, a la tarde,
a la sed, al fervor
a las arrugas, a lo senos
a la noche, a la danza
a la lumbre, a la espesura.
Muchas gracias al humo,
a los microbios, al despertar
a la esponja, a la duda,
...

Gracias por la ebriedad,
por la vagancia,
por el aire, la piel, las alamedas,
por el abusurdo de hoy y de mañana,
...

Gracias a lo que nace,
a lo que muere,
a las uñas, las alas,
las hormigas, los reflejos,
al viento y la rompiente.

...

Muchas gracias por todo
Muchas gracias. Oliverio Girondo,
Agradecido 

Que el agradecimiento te deje ver el rosal y no sólo las espinas





Espinas de rosal silvestre, Os de Civís, febrero 2011


Rosa silvestre, Wild Rose, Montseny, junio 2008

Fotos: Pilar Vidal Clavería


Gracias a la vida, Violeta Parra, 
gracias Mirta por tu comentario
 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...