martes, 31 de mayo de 2011

Regalos II

No despilfarres el tiempo que te ha sido dado.
Manéjalo con cuidado,
para que cada día te traiga estos regalos:
más madurez, más comprensión,
y una nueva conciencia.

Todo final es un luminoso principio
Elisabeth Kübler-Ross


Más madurez


Más comprensión


Nueva conciencia
Fotos: Pilar Vidal Clavería

lunes, 30 de mayo de 2011

Presente

- Todavía no me ha dicho cómo se llama.
- Ahora - dijo él.
-¿Ahora...qué?- preguntó ella después de una pausa.
- Siempre sólo AHORA - respodió él con una sonrisa.
- ¡Oh, ya entiendo! Quiere decir que se llama AHORA. Lo siento mucho no lo había entendido. (¡Qué nombres tan raros que tienen algunos!)
- Sí, Ahora de Aquí.
- ¿Quiere decir que vive aquí, señor Ahora?
- Sí siempre estoy aquí - volvió a sonreir
...

Le ofreció las flores y le dijo  - La ayudarán.
Ellas las cogió; eran dos ramitas, una de Clemátide y la otra de Madreselva.

Fiel a tí mismo
Mary Tabor



Honeysuckle


Las flores de la Madreselva,  Honeysuckle,  me han acompañado en mis paseos del fin de semana. No he podido asistir al Congreso de Sedibac de Terapia Floral de Barcelona, porque mi aquí y ahora  estaba trabajando en otro lugar, Honeysuckle era en esos momentos mi vínculo con mis compañeros terapeutas del Congreso.

Las flores de Honeysuckle, rojas y blancas,  están constituidas por múltiples capullos individuales en una sola cabeza de floración que se denomina verticilo terminal. Individualmente cada flor es una pequeña trompeta, con un sonido, una vibración que nos conecta al Aquí y al Ahora.

Honeysuckle es una flor especial dentro de las Flores de Bach, todo y que en estas imágenes la apreciamos tan radiante, el motivo especial que la caracteriza es que es una flor de la noche, su perfume por la noche es mucho más intenso que durante el día, para así atraer a las mariposas nocturas,  que son necesarias para su polinización.

Cuando las flores ya han sido fecundadas el color blanco de su interior se transforma en amarillo.


Honeysuckle

El tema Puerto Presente, de Macaco nos acerca al presente que trabajamos con Honeysuckle.


Honeysuckle


A Honeysuckle la encontramos a menudo mezclada con zarzas y otras especies trepadoras, dos de ellas son precisamente también Flores de BachClematis y Vine.

El estado de Honeysuckle lo podemos encontrar en personas que necesitan a los demás como soporte y donde su falta de estar en el presente, recordemos que está en el Grupo 3. Para los que no sienten suficiente interés por sus circunstancias presentes, hace que se acreciente la dificultad en sus relaciones.

La toma de la esencia aporta seguridad y confianza para vivir el momento presente, nos ayuda a encontrar herramientas para disfrutar del momento con ilusión y energía



 
Honeysuckle
Fotos: Pilar Vidal Clavería



miércoles, 25 de mayo de 2011

París

La magía sigue en las entradas del blog, hace unos días era la del Jardí de les essències, el domingo la magia de la Vall de Núria, hoy es la magia del París que encontramos en la última película de Woody Allen, Midnight in Paris.

La fantasia y la magia aparecen en la vida de uno de los personajes de la película, Gil, cuando por la noche en sus paseos por la ciudad se ve transportado al París de los años veinte, donde coincide con escritores y artistas como Hemingway, Salvador Dalí, Picasso, Buñuel, entre otros, una mezcla de situaciones y personajes que hacen a la película amena y divertida.
 
Las localizaciones nos permiten no solo pasear por algunos de los lugares más emblemáticos de la capital francesa, calles, avenidas, mercados, cafés y museos como el de Rodin y el de l'Orangerie, sino también por sus bellos alrededores como los jardines de Monet en Ginerny y los jardines y el salon de los espejos de Versalles.

La película calificada como de comedia romántica narra la historia de una pareja con intención de casarse a su regreso a los Estados Unidos, aunque Gil e Inez se dan cuenta en la ciudad de París de que no acaban de tener intereses comunes.

Si pusiera alguna de las Flores de Bach a la película sería Honeysuckle, nos damos cuenta en algunos de sus personajes de que está muy arraigada la ilusión de que cualquier vida o tiempo pasado o distinto eran mejores,

Honeysuckle, una esencia que nos ayudará ante la nostalgia y añoranza por el pasado, ante la inseguridad que nos proporciona el futuro, y por tanto nos ayudará a enfocarnos en el presente.


Honeysuckle en el Jardí de les essències

 Foto: Pilar Vidal Clavería

lunes, 23 de mayo de 2011

Regalos

En uno de los capítulos del libro de Angaangaq, Escucha la voz del hielo, encontramos unas reflexiones sobre los regalos, explica que un regalo es también un remedio, un medicamento.

En sus reflexiones concluye que cuando aceptamos cierto tipo de regalos, regalos que señalan una dirección, asumimos también una responsabilidad, ya que nos permiten ver qué potencialidades tenemos por desarrollar y asumir el estar a la altura del regalo y de nuestras potencialidades.

El sentido de remedio-medicamento lo enfoca desde un punto de ayuda, de salida, pero el trabajo propiamente dicho lo tiene que hacer uno mismo.

Leemos en el libro que los regalos los podemos recibir de los hombres y también de la Madre Tierra, o de un animal, que las aves envian regalos desprendiéndose de sus plumas para indicarnos  que hay obstáculos en nuestro camino, que los hombres occidentales hemos olvidado el idioma de la naturaleza e incluso no sabemos ni que exista.

Angaangaq paseaba un día por una calle de Berlín y encontró una pluma totalmente ajada, la recogió y dijo: ¡Gracias!, un ave había dejado caer una pluma y nadie lo había notado,  alguién desde el mundo de los animales le había dicho: Cuídate mucho y el entendió el mensaje.

A las Flores de Bach también las denominados remedios y son como los regalos de los que habla Angaangaq, nos ofrecen potencialidades, virtudes a desarrollar y a partir de ellas poder desarrollarnos asumiendo nuestra responsabilidad.

En su obra Algunas consideraciones fundamentales sobre la enfermedad y la curación el doctor Bach escribió:

Deben tener sus propias experiencias: aprender de las trampas del mundo, y, por su propio esfuerzo encontrar el sendero que conduce a la cima de la montaña.


Cima de la Roca Blanca,  2784 m
Foto: Pilar Vidal Clavería

domingo, 22 de mayo de 2011

Caminando

A las 7:35 el tren cremallera salía de la estación de Ribes Vila y nos conducía al Santuario de Núria, eran poco más de las 8 de la mañana y la luna nos acompañaba en el inicio de la excursión por la Vall de Núria, otro lugar mágico donde disfrutar de la naturaleza, del silencio y de las excursiones.


La luna a los cuatro días de la Luna Llena de Wesak 

El circuito de la excursión de ayer era circular, desde la estación del tren subimos caminando al albergue Pic de l'Aliga, queríamos tomar el telecabina, pero no iniciaba su funcionamiento para el público general hasta las nueve de la mañana, 170 m de desnivel que queriamos evitar y que en cambio fueron los primeros metros de desnivel en la ascensión.
El primer destino era el Pic de la Fontnegra de 2728 m 


Pic de la Fontnegra, 2728 m

Después la Cima de la Roca Blanca de 2784 my las cimas del Baix de les Arques de 2782 m y Alt de les Arques de 2792 m y caminando, caminado por las carenas paisajes espectaculares como estos.



Carenanando por el Serrat del Mig

Mientras mi compañero de ruta continuo hacia el Pic de Noucreus de 2799 m, me quede descansando y disfrutando de las vistas del cielo y de las curiosas formaciones rocosas de las que estaba rodeada.


Cielo y nubes en la Vall de Núria

Peculiar formación rocosa en la Vall de Núria

La vuelta la hicimos por el camino entre la Baga y la Solana de les Molleres hasta llegar al Pont de l'Escudé.

Pont de l'Escudé

Y flores al incio y al final de la excursión como las estrellas azules de cinco puntas de las gencianas de primavera, Gentiana verna


Gentiana verna
cast. Genciana de primavera, cat. Genciana de primavera

Los pensamientos, Viola tricolor


Viola tricolor
cast. Pensamiento, flor de la Trinidad, cat. Pensament, herba de la trinitat

Las  delicadas prúmulas rosas de la Primula integrifolia


Primula integrifolia
cast. Prímula integrifolia, cat. Prímula integrifòlia

Y las Linaria alpina, unas flores que nunca había fotografiado

 
Linaria alpina
cast. Linaria alpina, cat. Linària alpina

Fotos: Pilar Vidal Clavería

viernes, 20 de mayo de 2011

Apego

Los seres humanos al nacer somos totalmente dependientes y es a medida que crecemos, que aprendemos, que ganamos confianza en nosotros mismos, cuando nos vamos desarrollando como seres autónomos e independientes, ganamos seguridad y nos afrontamos con fuerza ante los retos que aparecen en nuestra vida.

Sin embargo hay seres que mantienen una inseguridad que puede manifestarse de diferentes formas, una de ellas es la necesidad constante y permanente de la compañía del otro,  buscando la manera de hablar con quien sea y de lo que sea.

Uno de los Siete Ayudantes de las Flores de Bach, Heather, es el remedio que en su aspecto negativo presentan aquellas personas donde existe un total autocentramiento, una permanente obsesión por uno mismo, por atraer la atención de los demás, les resulta imprescindible ser tenido en cuenta.

Sin embargo el aspecto positivo de Heather confiere a la persona un auténtico sentimiento de unidad, de ser parte integrante de una totalidad donde no existen límites ni fronteras.

Edward Bach indica este  remedio cuando:

Para quienes están constantemente buscando la compañía de cualquiera que esté disponible, pues les resulta necesario discutir sus propios asuntos con los demás sin importarles quiénes sean. Se sienten muy infelices si tienen que estar solos por algún período de tiempo.


Podemos realizar la observación del estado negativo de Heather en un transporte público, ¿cuantas veces la persona que tienes en el asiento de al lado inicía una conversación de cualquier tipo, únicamente para que le prestes tu atención?


Tallos y hojas de Heather, Calluna vulgaris en el Jardí de les essències
Foto: PIlar Vidal Clavería
  
Los tallos de Heather están recubiertos casi por completo de hojas aciculares, indicador de que la personalidad real está oculta bajo las relaciones con los demás.


Las flores de Heather son cómo unas pequeñas campanitas de color rosa, un rosa que aporta suavidad, dulzura, compasión y empatía, unas cualidades que se despertarán en estas personas que de tan centradas en sí mismas, tan desesperadas por ser el centro de atención,  todavía no han descubierto la posibilidad de conjungar al unísono los verbos dar y recibir.

jueves, 19 de mayo de 2011

Escuchar

Después de la leer la entrevista en La Contra de La Vanguardia del pasado 6 de mayo con Angaangaq,   su libro, Escucha la voz del hielo, me ha permitido profundizar en sus respuestas y entender un poco más el sentido que abarca su :!Derretid el hielo en vuestros corazones, pues mientras no aprendáis a derretir el hielo en vuestros corazones, el mundo no cambiará!

Angaangaq es un esquimal Más Anciano Kalaallit de Groenlandia occidental y que fue elevado al rango de chamán, médico del espíritu, angakkoq,  por su pueblo, se le considera el jefe espirtual de las tribus Inuit.

Escucha la voz del hielo, La magia de la sabidurai ancestral de los inuit, es un libro que transmite en forma de breves capítulos las enseñanzas y las ceremonias del pueblo inuit.

En el prólogo Angaangaq, nos explica como son sus viajes y sus regresos a su Groenlandia natal, y cómo podemos empezar a derretir el hielo en los corazones de los hombres, con una sonrisa.

Siguen cuatro grandes apartados:

La fiesta de la vida,  empieza con una oración y camina por ella para hablarnos del orar, de las ceremonias, de las canciones y del silencio, de la cabaña de sudación y de la salida del sol, que son algunas de las fiestas de la vida.

Los dones de la vida, el segundo apartado, nos habla entre otros temas del alma, de la responsabilidad y de los diferentes  espíritus de los animales dentro de nosotros.

El tercero sobre El equilibrio de la vida y su repercusión en el derretirse el hielo, la voluntad, las enfermedades, en el curar, en el tocar...

Y llegan Las edades de la vida, cuatro edades que empiezan en el Este, del Este llega el amanecer,  para seguir al Sur, un Sur donde el sol está alto en el cielo, le sigue el Oeste, donde el Sol se pone y por último el Norte, la noche, edad para recordar a los ancianos y a la vejez. En este último apartado encontramos reflexiones sobre la muerte y el morir, sobre la educación, la familia, los hombres, la mujeres...

Y finaliza el libro con una entrevista de Cristoph Quarch, compilador del libro,  con Angaangaq y así poder conocer un poco más de su trayectoria como chamán.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Ayuda a encontrar

En la visita al Jardí de les essències una flor se resistía a quedarme enfocada, sus flores se difuminaban con el fondo, el viento las movía, vamos que me resultaba difícil dejar plasmada una imagen de este remedio que tampoco había podido fotografiar en la visita anterior.

Aunque a los remedios del doctor Bach los conocemos como Flores de Bach, no todos son flores y encontramos algunas particularidades, por ejemplo uno de ellos Rock Water, que no es ninguna flor sino agua de determinados manantiales, Chestnut Bud que tampoco es una flor sino el brote del Castaño de Indias.

Otro de los remedios peculiares, es precisamente el que se resistía a mis fotografias, Wild Oat, Bromus ramosus,  avena silvestre, la única gramínea de entre las Flores de Bach y que nos ayudará si tenemos dudas para descubrir nuestra vocación, ya sea a nivel laboral o la misión en nuestra vida.



Wild Oat

Allí estaba Wild Oat, en apariencia poco vistosa y muy similar a otras gramíneas que crecen en el Jardí, aunque con algunas peculiaridades, su tallo y sus hojas lanceoladas presentan pelos abundantes y simbolizan su capacidad para tomar información de su entorno, teniendo en cuenta que en ocasiones demasiada información puede ser tan mala como poca y eso hay que tenerlo en cuenta para no llegar a una saturación que tampoco deja ver las cosas demasiado claras.



Wild Oat 

Sus flores cuelgan hacía abajo, indicador de que vierten su energía hacía las raíces, para poder así fortalecernos y llevar a cabo la materialización de nuestras ideas.

Esta planta es muy rica en silicio, elemento que ayuda a la comunicación, en este caso con nuestro Yo superior para encontrar respuestas a nuestra verdadera misión en la vida.


Wild Oat  
Fotos: Pilar Vidal Clavería

martes, 17 de mayo de 2011

Pensamiento repetitivos

Un acto puede salvar una vida
o ayudar a conseguir algo poco común.
Con un pensamiento ocurre lo mismo,
porque los pensamientos conducen a las palabras y a la acción.

Thich Nhat Hanh

¿Qué podemos hacer cuando los pensamientos están atrapados, cuando no permitimos que se materialicen en palabras o acciones?

Uno de los remedios de las Flores de Bach, White Chestnut, nos ayudará a conseguirlo.

¿Qué nos muestran sus hojas?

Las hojas que representan al elemento aire, simbolizan la comunicación y la expresión, en White Chestnut son compuestas, de un centro común parten los nervios de cada una de ellas, pueden haber de 7 a 9 foliolos, como lanzas que se disparan, pero se dispersan y ninguna de ellas alcanza su objetivo, además su margen dentado nos indica poca tolerancia en las relaciones con los demás





Hojas de White Chestnut

White Chestnut

Para los que no pueden evitar que penetren en su mente pensamientos, ideas o argumentos que no desean. Suele darse esta circunstancia en momentos en lo que el interés por el presente no es lo bastante fuerte como para mantener la mente ocupada. Los pensamientos que preocupan pueden permanecer, o ser desechados por un momento, pero siempre retornan. Parecen dar más y más vueltas y causar un tormento mental. La presencia de tales pensamientos desagradables quita la paz e interfiere con la capacidad de concentrarse sólo en el trabajo o el placer cotidiano.

Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936

Sus flores aportan calma, serenidad, claridad y lucidez mental, podrá desaparecer la tortura de esos pensamientos reiterativos e improductivos en los que en ocasiones nos encontramos inmersos y no nos permiten avanzar.



Flores de White Chestnut 
Fotos: Pilar Vidal Clavería

domingo, 15 de mayo de 2011

Puzzles

Hay regalos que pueden cambiar la vida, esto es lo que le sucede a María del Carmen, la actriz María Onetto, cuando en la fiesta familiar de su 50 aniversario recibe un puzzle de 500 piezas, una cabeza de Nefertiti, que empezará a armar y que dará un nuevo rumbo a su quehacer diario.

Rompecabezas es el título de esta película que nos muestra que siempre hay tiempo para descubrir ese don que tenemos a veces oculto y que al descubrirlo nos cambia a nosotros mismos y a todo lo que nos rodea.

María del Carmen vive para su marido y sus dos hijos ya adultos, un buen día ve y siente cómo ante las piezas del puzzle sus manos discurren con facilidad y pericia y también descubre su fuerza de voluntad y su determinación para llevar a cabo todo lo que se proponga y seguir adelante.

Los rompecabezas irrumpen en la vida familiar y tienen repercursión entre las relaciones familiares, sobre todo en la relación de pareja con Juan, el actor Gabriel Goity,  un marido al que le cuesta entender la nueva afición de su esposa, una afición que la obliga a mentir y a permitise que no todo esté en la casa tan a punto como era habitual hasta entonces.

Las miradas,  los silencios, la nueva comunicación en la familia  también se arma como en los rompecabezas para que cada uno ocupe un nuevo lugar.

Para la directora de este Rombecabezas, Natalia Smirnoff, es muy importante que las mujeres puedan ser independientes y adultas y explica que si sólo es el marido el que aporta dinero a la casa, la esposa se convierte un poco en hija,  si únicamente se limitan a ser amas de casa, se produce un desequilibrio cuando los hijos se hacen mayores, aumenta su tiempo libre y disminuyen sus obligaciones, encontrar en esos momentos una pasión, encontrar ese don como le sucede a María del Carmen puede ser realmente el mejor regalo para el resto de su vida.

sábado, 14 de mayo de 2011

Mareas

La conciencia se desarrolla de un modo rítmico, y no es posible concebir el desarrollo en una sola dirección. Y ésta es la experiencia común de todos los que trabajan en cualquier aspecto de mejoramiento: que cuando consiguen mejorar en algo, luego se sienten peor que antes. Estos movimientos, estos esfuerzos de cambios, se van produciendo por oleadas. Es como si hubiera una constante marea: por un lado se avanza y por el otro se cree retroceder. Y digo se cree, porque en realidad no es que se retroceda, sino que se avanza en campos distintos. Cuanto más yo consiga abrirme a lo superior, más fuerza tendré para enfrentarme con lo inferior, mayor disponibilidad y fuerza tendré para elevarme a lo superior. Y así se va produciendo este doble trabajo, en el que para llegar al Cielo hay que pasar primero por el Purgatorio.

Creatividad y plenitud de vida
Antonio Blay Fontcuberta


Marea baja en Miyajima, octubre 2010

Foto:Pilar Vidal Clavería

miércoles, 11 de mayo de 2011

El Jardí de les essències

En junio del 2008 realicé la primera visita al Jardí de les Essències y como resultado de la misma escribí un artículo que se publicó en la Revista 51 de Sedibac, su lectura es un complemento a la entrada anterior: Visita a un lugar mágico.


Visita a El Jardí de les Essències
 Pilar Vidal Clavería

Después de una larga sequía, mayo y junio fueron meses especialmente lluviosos en Catalunya, por ello quienes el pasado 8 de junio nos habíamos apuntado a la visita al Jardí de les Essències de Jordi Cañellas esperábamos que luciera el sol para poderla disfrutar plenamente.

La mayoría realizamos el viaje desde Barcelona hasta Igualada con los Ferrocarriles de la Generalitat. Allí nos repartimos en varios coches particulares hasta llegar a la gasolinera de Sant Martí de Tous donde nos encontramos con Jordi.

Tras un corto recorrido hicimos una parada para ver las primeras flores de Chicory. La Signatura en las Flores de Bach es la especialidad de Jordi y allí mismo empezaron las explicaciones, una primera lección que no fue más que el aperitivo de lo que vendría a continuación, al llegar a la entrada del Jardí y comenzar la visita.

Las lluvias recientes favorecían que el paisaje estuviese radiante. El entorno estaba verde como nunca y comenzamos el recorrido por el interior de un terreno en el que junto a las Flores de Bach que ya existían de forma natural, pudimos disfrutar con la visión de las que Jordi ha ido plantando y que cuida de una forma extraordinaria.

Al comienzo vimos las hojas compuestas de Clematis, y no pocas, después alguien también vio algunas flores que empezaba a despuntar. La mayoría tienen 4 tépalos, aunque, según nos explicó Jordi, también las hay con 5 o más.


Clematis
Fuimos muchos los que nos acercamos con la cámara de fotos. La necesidad de plasmar en imágenes a nuestras queridas plantas no había hecho más que empezar.

Wild Rose también estaba en flor, con sus pétalos rosados o blancos en forma de corazón.

Agrimony, con pequeñas flores amarillas, dispuestas en un racimo al final del tallo.


Agrimony

Cherry Plum de hojas verdes y brillantes, pero sin sus flores blancas, que fueron las primeras en aparecer a comienzos de primavera. 

También nos mostró sus hojas compuestas y palmeadas un pequeño White Chestnut. En relación a sus flores blancas Jordi nos explicó que se preparan por solarización, y que sólo se utilizan las que tienen el centro amarillo, antes de ser polinizadas y teñirse de rojo.

Cerca estaba Red Chestnut. Muy parecido al anterior, sus hojas compuestas se diferencian de las de White Chestnut porque tienen unos nervios más marcados y son mayores, lo que indica mayor importancia en las relaciones con el exterior y no son pegajosas, y sus flores son rojas con centros amarillos.

La pequeña Centaury, con su tallo cuadrado como nos recalcó Jordi, termina en unas flores, todavía cerradas, que muestran su estructura en umbela.

También había Wild Oat, aunque solo vimos unas pequeñas hojas lanceoladas.


Todos atentos a las explicaciones de Jordi

Dos pequeños árboles de Aspen movían sus hojas a la menor de las brisas.

Vervain tiene pequeñísimas flores de color lila claro, con sus pétalos unidos en dos grupos que le dan forma de tubo.

Gorse con hojas en forma de espinas, estaba plantado en maceta para así poderse mantener en la tierra adecuada ya que sus raíces son especialmente sensibles a la cal y necesitan suelo ácido.

Al fondo de una pared de piedra Vine nos ofreció sus flores, de pétalos pequeñísimos y amarillos.

Larch tiene sus hojas en forma de aguja y agrupadas en escobilla. En su explicación de la signatura Jordi nos recalcó la caducidad de sus hojas, siendo el único género de conífera de hoja caduca.

Después de haber visto un Honeysuckle autóctono en flor, sobre el que Jordi nos explicó la forma especial de sus flores, de tubo largo rojizo, lo que indica un trabajo profundo de la esencia, pudimos contemplar otro perteneciente a la especie concreta que utilizó el Dr. Bach.

A continuación entramos en una zona donde vimos a varios de los árboles que escogió el doctor Bach para sus remedios florales:

Oak, tiene hojas de borde sinuoso, y una gran facilidad para protegerse de las picaduras de determinados himenópteros, formando una estructura a modo de perla en cuyo interior crece la larva de estos insectos.

Frotamos las hojas de Walnut y disfrutamos de su olor. Más de uno recordó que no era conveniente quedarse dormido bajo su sombra ya que suele provocar dolor de cabeza después de la siesta.

Hornbeam era pequeño, pero pudimos ver sus hojas y sus pelos en el reverso. También destacaban los nervios que explican su gran sensibilidad para captar información. Son similares a las hojas de Elm que vimos más adelante, pero con menor asimetría y un poco menos anchas.

Holly con árboles distintos para las flores masculinas y femeninas, y con hojas con espinas en sus bordes, aunque solo en las ramas que están cerca del suelo.

Los bordes de las hojas de Sweet Chestnut son dentados, y señalan las relaciones dificultosas con el mudo. Nos acordamos de sus frutos, las castañas, con fuertes espinas hacia fuera y un suave envoltorio en el interior.

Beech con sus ramas y sus hojas dispuestas de forma que impiden la entrada de luz en el sotobosque, posee pelos               -llamados cilios- en el borde de las hojas, muy visibles si los mirábamos a contraluz y que indican una gran hipersensibilidad.

Willow cuyas raíces no se pudren a pesar de vivir en suelos con mucha agua, tiene unas ramas muy flexibles, que rebrotan fácilmente.

A continuación ascendimos a una zona donde varios Elm lucían sus cortezas cubiertas de líquenes que daban a sus troncos un bello color amarillo.


Elm
Abandonamos el Jardí y tras un corto trayecto en coche llegamos al edificio de Sant Martí de Tous, donde la familia de Jordi nos recibió y obsequió con un refrigerio.

Allí quedaban más sorpresas por observar:

En la parte superior de la casa había un invernadero con Impatiens entre otras plantas. Fuerte y vigorosa lucía unas flores de gran belleza, de color malva pálido. 


Impatiens
En la terraza, en macetas, ya sea en flor o sólo con hojas disfrutamos de Mimulus cuya flor amarilla tiene tanta potencia que resulta fácil entender que nos pueda ayudar a superar los miedos que nos preocupan.

Scleranthus con sus flores sin pétalos, de color verde, que nos dan seguridad y equilibrio.

También estaba Cerato, con sus hojas terminadas en punta que alternan su dirección en el crecimiento.

Como Rock Rose no tenía flores, Jordi nos recordó que sus flores amarillas, cuando están cerradas cuelgan, mientras que al abrirse miran hacía la luz dando aún mayor sensación de expansión.

Star of Bethlehem, de cuyo pequeño bulbo brotaban hojas de color verde con una banda central blanca.

Un pequeño contenedor con agua mostraba las hojas plumosas de Water Violet, aunque no pudimos disfrutar de la belleza de sus flores malvas con centro amarillo.

Heather con el cartelito de Calluna vulgaris, para que no hubiera duda en su identificación, fue la última planta que nos mostró sus hojas.

Volviendo a la parte inferior de la casa pudimos comprar mieles que Jordi ha preparado con esencias de flores, para la pureza, la respiración, la relajación o la energía. Y esencias florales de Clematis-5 y Rubia que también están dando buenos resultados en diversas aplicaciones específicas.

Junto a todo ello destacaban también varios ejemplares del Cuaderno Botánico de Flores de Bach. Una guía científica para ver el alma de las plantas a partir de su signatura, el libro de Jordi Cañellas publicado por Integral. Faltaban pocos días para que se pusiera a la venta, y hojeándolo nos pudimos hacer una idea de lo mucho que nos ayudará en nuestra camino con las Flores de Bach.

Ya en casa al revisar las fotografías comprobé que faltaba Gentian, que no está en el Jardí.  De Chestnut Bud no pudimos ver los brotes porque White Chestnut ya estaba con las hojas, pero hubo otras como Olive, Mustard, Pine  y Crab Apple que me pasaron desapercibidas. Rock Water estaba por todas partes.

Iniciativas como ésta de Sedibac, con la colaboración directa e imprescindible de Jordi Cañellas, hacen que el mundo de las Flores de Bach sea todavía más enriquecedor. 

Fotos: Pilar Vidal Clavería

martes, 10 de mayo de 2011

Visita a un lugar mágico

¿Llegó a imaginar en alguna ocasión el doctor Edward Bach que sus remedios llegarían y ocuparían parte de un maravilloso jardín en una localidad catalana?

Pues sí, gracias a Jordi Cañellas, la mayoría de las Flores de Bach comparten un lugar lleno de flores, árboles, agua y sin duda magia.

El Jardí de les essències es el espacio al que llegamos el pasado domingo un grupo de personas convocadas por Jordi, en la Tercera Jornada de Ramas Abiertas para poder disfrutar, sentir y aprender de su mano, con sus explicaciones, con su entusiasmo, su amor por la naturaleza y por todo lo que la rodea.


El Jardí de les Essències


Compartimos una magnífica mañana, seguimos sus pasos y sus siempre sabias palabras en un trayecto perfectamente señalizado que fuimos recorriendo y en el que iban apareciendo las Flores de Bach y muchas otras especies de árboles y plantas medicinales.

Sus explicaciones empezaron en torno al estudio de la Signatura en relación a Elm, la asimetría de sus hojas y el crecimimiento de sus ramas en un solo plano, entre otras peculiaridades de este remedio.



Jordi Cañellas junto a las hojas de Elm

Aunque muchos de los remedios no estaban todavía florecidos, sí lo estaba este bello ejemplar de Red Chestnut, con sus flores rojas de centros amarillos, unas flores que miran hacía arriba, hacia el futuro para transformar esos pensamientos angustiosos que sentimos por las personas que queremos.


Red Chestnut

Pudimos ver las verdes hojas dentadas con forma de corazón de Vine, el Ayudante para cuando nos dejamos dominar por el autoritarismo y la imposición.

  
Vine

Y estuvimos junto a las hojas temblorosas de Aspen, el remedio que utilizaremos si nos invaden los presagios y los miedos de origen desconocido.


Aspen

Nos mostró como los tallos de Cerato emergen desde los rizomas hacia todas las direcciones y sus hojas, con el borde ciliado,  que se van alternando indicando esa dispersión que caracteriza al estado negativo del remedio.


Cerato

Nos hizo ver cómo en un mismo espacio Clematis y Gorse se entrelazaban, ¿Cuantas veces no serán complementarias y compañeras ambas esencias en un tratamiento?


Gorse junto a Clematis

Y nos encontramos con las hojas y las piñas de Larch, un ejemplar resistente que crece con fuerza en el Jardí y que demuestra que sí que se puede y se atreve a conseguir lo que se proponga, porque es tan bueno y tan capaz como los que están a su alrededor.


Larch

Descendímos por unas escaleras a un estrato inferior del jardí y las flores rosas de Wild Rose nos enamoraron, establa ya con muchas flores  y ofrecía un acogedor espacio para la meditación.


Wild Rose

Todos seguíamos  atentamente las lecciones de Jordi y también hacíamos escapadas para fotografiar tantas maravillas.


Parte del grupo de visitantes siguiendo las explicaciones de Jordi

Tras compartir el almuerzo Jordi nos mostró dos nuevas instalaciones del Jardí,  realizadas con cañas, alrededor de las cuales irán creciendo las plantas de Clematis en una de ellas y las de Honeysuckle en la otra, espacios que como el de Wild Rose ayudarán a la concentración y la meditación.




Jordi en la instalación de Clematis

Continuamos después con un paseo a lo largo del río, para terminar con la visita a la cueva habilitada para la meditación, un espacio ideal para encontrarse con uno mismo y agradecer la gran ayuda que nos dan las esencias florales.

Gracias Jordi por compartir con todos nosotros el mundo mágico de El Jardí de les essències y dejarnos inundar por todo lo que allí se encuentra.


Fotos:Pilar Vidal Clavería

viernes, 6 de mayo de 2011

Cambios

Entrar en un proceso de cambio es como entrar en un laberinto tenemos clara la entrada y sabemos que hay una meta, aunque el camino a veces puede ser dificultoso, tenemos tiempo y sabemos que nadie lo puede hacer por nosotros.

Propuestas de cambio para el próximo fin de semana, que puedes hacer extensibles para el resto de los días y comprobar lo bien que sientan.

- Cambiar culpa por responsabilidad, Pine es la flor de Bach que más nos puede ayudar en ese camino del cambio del sentimiento de culpa al de asumir nuestra responsabilidad.

Pine

Para quienes se culpan a si mismos. Incluso cuando algo le sale bien piensan que podrían haberlo hecho mejor y nunca están satisfechos de sus esfuerzos o resultados. Son muy laboriosos y sufren tanto por los errores que se atribuyen como por los que se deben a otros, que acaban adjudicándose también
Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936



Responsabilidad en lugar de culpa


- Cambiar preocuparse por ocuparse
, ocuparse en lugar de preocuparse es uno de los principios del Reiki, White Chestnut es la flor de Bach que puede ayudarnos en este proceso.

White Chestnut

Para los que no pueden evitar que penetren en su mente pensamientos, ideas o argumentos que no desean. Suele darse esta circunstancia en momentos en lo que el interés por el presente no es lo bastante fuerte como para mantener la mente ocupada. Los pensamientos que preocupan pueden permanecer, o ser desechados por un momento, pero siempre retornan. Parecen dar más y más vueltas y causar un tormento mental. La presencia de tales pensamientos desagradables quita la paz e interfiere con la capacidad de concentrarse sólo en el trabajo o el placer cotidiano.
Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936


Ocuparse en lugar de preocuparse

- Cambiar expectativa por posibilidad, si vemos en las posibilidades oportunidades, iremos avanzando, Chestnut Bud nos ayudará en la observación y a no cometer los mismos errores.

Chestnut Bud

Para quienes no sacan todo el provecho de la observación y la experiencia, tardando más tiempo que otros en aprender las lecciones de la vida cotidiana.

A su pesar, cometen el mismo error en distintas ocasiones, cuando una sola vez, hubiera sido suficiente, o bien cuando la observación de los otros habría podido evitar incluso ese primer error.

Los Doce Sanadores y Otros Remedios (1936)
Edward Bach



 Posibilidades en lugar de expectativas

- Cambiar resignación por aceptación, la aceptación nos aporta flexibilidad ante las distintas situaciones con las que lidiamos en nuestra vida, Willow, puede ser el remedio que nos ayude a recuperar la alegría y el entusiasmo trás una situación dificil con la que nos hemos encontrado en nuestra vida.

Willow

Para quienes han sufrido una adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas ni resentimientos, pues juzgan la vida de acuerdo al éxito que aporta. Sienten que no han merecido una prueba tan grande, que es injusto, y se vuelven amargados. Suelen perder interés y mostrarse menos activos en aquellas cosas de la vida que antes les gustaban.

Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936

 

 Aceptación en lugar de resignación

Las informaciones sobre les Flores de Bach que aparecen en los artículos de este blog son únicamente de carácter orientativo e informativo. Cada persona necesita un tratamiento individualizado, que debe ser prescrito por un terapeuta floral acreditado.  

Fotos: Pilar Vidal Clavería

jueves, 5 de mayo de 2011

Pintar

Promover la salud, implica favorecer el desarrollo equilibrado de lo mejor del potencial humano, para que éste pueda revelarse en el servicio a la humanidad y las correctas relaciones con la tierra. Promover la salud es favorecer el arte en el artista y la ciencia en el científico. Es reconocer tanto valor en la actitud del místico como la del político y saber que cada quien es una nota esencial al concierto de la humanidad. Un agente de salud no cambia a nadie pero aporta los elementos para que, enriqueciendo su actitud, la gente de lo mejor de si.

Amor Vida y Medicina
Jorge Carvajal

El terapeuta floral es un agente de salud, no cambia a nadie, aporta con las esencias florales elementos que permiten la observación, el aprendizaje y el cambio en nuestra vida cotidiana.


Toma el lápiz y dibuja tu vida con nuevos colores

Foto: Pilar Vidal Clavería
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...