martes, 22 de enero de 2013

Cuidemos nuestras emociones

Vivimos inmersos en atmósferas emocionales que inciden en nuestra salud tanto como el aire que respiramos. También respiramos el miedo, la alegría, la paz, la tristeza o la violencia de nuestro entorno. Nada es más contagioso que las emociones, sean estas positivas o negativas, hasta el punto de que bien pudiéramos hablar hoy de una epidemiología ligada a nuestros estados emocionales colectivos.

No solo nos nutrimos de lo que comemos; lo que no podemos digerir psicológicamente genera problemas digestivos de igual forma que los alimentos contaminados. La ira crónicamente retenida se convierte en irascibilidad, que puede generar problemas biliares igual que la alimentación inadecuada.

Las emociones no son en sí mismas negativas o destructivas, todas son necesarias para nuestra evolución . Somos nosotros quienes les damos una connotación negativa o positiva, según las neguemos, las reprimamos o las canalicemos como formas primitivas de energía, que constituyen la materia prima de nuestras aspiraciones e ideales. Todos experimentamos miedos, iras, tristezas o depresiones en muchos momentos de la vida, pero lo que hace de estos movimientos de energía de la psique eventos negativos o constructivos, es nuestra propia forma de vivirlos.

Amor, Vida y Medicina
Jorge Carvajal

En las Flores de Bach encontramos ayuda cuando nuestros estados de ánimo están en desequilibrio o desarmonía.


Red Chestnut
Fotografía: Pilar Vidal Clavería

Ante el temor y la ansiedad porque algo malo les pueda suceder en especial a nuestros seres queridos, familia, amigos, Red Chestnut es la esencia que nos aporta tranquilidad y calma, nos ayuda a abandonar el sufrimiento y a ver la vida con confianza y serenidad.

Otras entradas de Red Chestnut en Sentir con Flores de Bach en:

10 comentarios:

marcelo dijo...

Que texto tan bueno,...
a ver si me vale para algo.

saludos, Pilar

Maritza dijo...

Qué hermoso texto, y fotografía (será que esa flor corresponde a la de algún tipo de Cactus? Se parece a una que tengo en casa)...

Las emociones no son un fastidio, ni debieran serlo...El Creador no se equivoca. Canalizarlas, y siempre aprender es tarea nuestra (todo es para provecho personal finalmente).

Así como no recibir emociones negativas se hace urgente y necesario (porque no somos tarros de basura para que aceptemos cualquier cosa que se nos diga o confíe), así también debemos cuidar cómo sentimos y reaccionamos ante las cosas y las personas...

Muchos cánceres vienen sobre personas que no han aprendido a canalizar o sanar las emociones.


Mil besos y abrazos, con cariño,Pilar.

Pilar Vidal Clavería dijo...

De momento vale para estar atento a lo que explica, después podemos pasar a tenerlo en cuenta y empezar a aplicárnoslo.

Saludos Marce

Pilar Vidal Clavería dijo...

Esta flor roja es la del Castaño rojo, híbrido de dos árboles, el Castaño blanco de flores blancas y centros amarillas, que también es uno de los remedios de las Flores de Bach, y del Castaño rojo buckeye americano, de flores de rojo carmesí.

Cuidemos nuestras emociones querida Maritza es también parte de nuestra responsabilidad.

Abrazos miles

Aquí me quedaré... dijo...

Como dices, no son malas ni son buenas. Foman parte de estar vivos, de sentir. Afortunadamente de sentir.
A veces me pregunto si depende de, la forma de ser de cada uno, aceptar las cosas que nos apenan de una forma o de otra.

Coti se fue y me siento triste y me gusta sentirme triste, eso quiere decir que compartí con ella unos años preciosos de su vida y de la mía ¿ Es así o estoy confundida?

Un abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

La forma de ser de cada uno es uno de los factores que afectan para aceptar las cosas que nos apenan porque las hemos perdido.
Y también hay otros igual de importantes como pueden ser la relación que teníamos con lo que hemos perdido y el modo en que sucedió la pérdida.

Lo importante es que cada uno lo viva y sienta de su forma particular, para nada estás confundida al sentirte triste y que te guste el sentirte así.

Tuvimos un gato en casa durante trece años y su muerte supuso una tristeza enorme para todos y nos costo acostumbrarnos a la falta de su presencia.

Abrazos Luna

Maria Dolors dijo...

Tu entrada de hoy Pilar es especial,
para reflexionar...cuidar nuestras
emociones, intentar que estas sean positivas no siempre es fácil,
algunas veces depende de la
manera de ser de cada uno, o de
factores que surgen...

Una abraçada Pilar.


Pilar Vidal Clavería dijo...

Las dificultades y las emociones están presentes en nuestra vida diaria, hagamos lo que podamos y de la mejor manera posible, navegamos a veces con el viento a favor y otros en contra, intentemos disfrutar del viaje.

Petons Maria Dolors

Montse dijo...

Pilar, el texto de hoy me ha parecido muy interesante pero lo que más me ha gustado es eso último que le has contestado a María Dolors, lo de navegar feliz ya sea con buen tiempo o con tempestad.
¡Difícil, pero no imposible!
Somos navegantes en el mar de la vida, de nuestra entereza y manera de afrontarla depende la travesía.

Un beso enorme!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Genial Montse, "Somos navegantes en el mar de la vida, de nuestra entereza y manera de afrontarla depende la travesía" una frase excelente para complementar esta entrada, buena inspiración a estas horas de la noche.

Besitos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...