miércoles, 23 de mayo de 2012

Sentido y paciencia

La palabra paciencia aparece últimamente en mis entradas y en algunas de las de los blogs que sigo, ¿casualidad?, no,  y en estos momentos también muy especialmente, necesidad.

Magda Gomar también me acompaña y recorro los nueve días de su libro El sentit de la existència buscando sus consejos.

En el primero de ellos sus sabias palabras nos habla de la necesidad de cambiar nuestra actitud, de mentalizarnos a los cambios y perder el miedo, de recursos diarios para la vida diaria. Dedicarse diez minutos cada día y escuchar nuestra alma. Ponerse en la piel de los otros nos ayuda a entenderlos. Todos tenemos temporadas fantásticas, recordarlas nos ayudará a contactar con lo que realmente nos gusta y nos hace sentir bien.

Magda siempre ha contado con la ayuda de la confianza en sí misma y en la de un ser superior al que ella llama Padre y al que siempre ha recurrido, siempre ha tenido su soporte, siempre ha contado con su ayuda, con su gramo de fe para tirar adelante, todo tiene solución hace falta buscarla y encontrarla.

Cada persona, en su existencia,
puede tener dos actitudes:
construir o plantar.
Los constructores pueden tardar
años en sus tareas
pero un día acaban lo que estaban haciendo.
Entonces se paran y quedan limitados  por sus paredes
La vida pierde el sentido 
cuando la construcción se acaba.
Y están los que plantan.
Estos,  a veces,
sufren las tempestades, las estaciones
y pocas veces descansan.
Pero al contrario que un edificio
el jardín nunca deja de crecer.
Y al mismo tiempo que exige 
la atención del jardinero,
también permite que, para él,
la vida sea una gran aventura

Brida
Paulo Coelho

Foto: Pilar Vidal Clavería

6 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

No es el autor uno de mis favoritos, aunque tiene razón.

Besos

Maria Dolors dijo...

He leído la entrevista a Magda Gomar, y me ha impresionado, cuanta sabiduría y
cuánta sencillez al mismo tiempo...sumado a la reflexión tan cierta de Paulo Coelho...
tu entrada de hoy Pilar, ha sido muy profunda y muy interesante.
Referente a la paciéncia me viene a la memoria la frase del filósofo francés
J.Jacques Rousseau, quien dijo.. la paciéncia es amarga, pero sus frutos son dulces..

Una abraçada.

Marina dijo...

Precioso, te dejo otra frase que hice mía.
Manos que no dais , ¿que esperáis?

Me gusta Cohelho, casi todo lo que dice es rico en paz y armonía y bastante lógico.
Saludos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias a las tres, Aquí, Maria Dolors y Marina, por aportar sentido a las entradas con vuestros comentarios.

Besos

marcelo dijo...

La paciencia tiene esos dos lados de la que se componen: la imposibilidad de solucionar y, es entonces cuando a uno se le recomienda paciencia. Cuando mi compañera se moría por un mal de pulmón, el oncólogo nombró esa palabra muchas veces y, no solo él. Esa es la paciencia que se tiene que llenar de fuerza interior y sobre pasa este mismo significado. Luego está la paciencia que hay que tener según con qué sin vergüenza/zas salen as paso en este mundo y para los que hay que rodearse de una buena poción mágica de las flores de bach.

un abrazo y gracias por tu buen comentario.
bon día.

marcelo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Para mi es muy diferente cuando yo misma asumo que tengo paciencia con algo o con alguien a cuando son los otros los que me dicen que tenga paciencia, si la tengo integrada en mi misma me da fuerza y calma las dos cosas a un tiempo, si llega la sugerencia de fuera la siento más impuesta y difícil de alcanzar, es bastante similar a lo que cuentas Marce, muchas veces esa paciencia indicada por el otro, es una defensa que utiliza porque en realidad no sabe que decirnos, es esa imposibilidad de solucionar.

Suerte que mis pociones mágicas de Flores de Bach me acompañan.

Un abrazo Marce

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...