miércoles, 18 de enero de 2012

El sentido de la existencia

Después de recoger en este blog en, Un gramo de alegría con Magda Gomar, la entrevista del 2006 en La Contra de La Vanguardía, el 31 de diciembre pasado,  conseguí un ejemplar de su libro, El sentit de l'existència de Abadia Editors.

Las palabras de Magda Gomar nos acompañan a lo largo de su relato personal en nueve días

En el primer día Magda nos cuenta que cuando tenía cuatro o cinco años, vivía con sus entrañables abuelos y descubrió que todo fluía, todo era redondo y se dio cuenta de que las cosas redondas iban mejor. Que el verdadero sentido de nuestra existencia lo hemos de buscar en nosotros mismos, mirando a nuestro interior y teniendo bien presente la presencia de un Gran Padre, un Padre eterno,  que acude siempre en nuestra ayuda.

El segundo día nos conduce por el miedo, de qué es el miedo y cómo lo podemos vencer.

El tercer día nos dice que nos dejemos fluir, que tengamos ilusiones y esperanza, una esperanza que nadie nos puede arrebatar, que juguemos, porque en el juego encontraremos muchas soluciones.

El cuarto día es el día para hablar de nuestro espíritu y de lo que podemos hacer, desde la humildad.

El quinto día llega de nuevo con el miedo, nuestro enemigo número uno y Magda nos ofrece fórmulas para protegernos y para que fluya nuestra energía.

El sexto día con los gramos, un gramo de fe, un gramo de alegría y podremos comprobar los resultados.

Y llegamos al séptimo día donde nos habla del sol, de la luna, de las estrellas, de todas las riquezas que nos ofrece el cielo, de cómo rescatar a nuestra alma, un rescate que es como una sonrisa.  Y de nuevo aparece el juego, esta vida es un juego, sino jugamos y no lo hacemos correctamente, perdemos. Que no queramos cambiar a nadie porque no lo conseguiremos, que vayamos a la montaña, que respiremos, meditemos y contemplemos a los árboles y a las flores.


El octavo día de Marga llega con la primavera y con el disfrutar de que la vida sigue adelante y sigue mucho mejor con dos gramos añadidos al de la fe y la alegría,  el de la paciencia y el de la esperanza.

El último día el noveno nos recuerda que la vida es una escuela, donde sino queremos aprender, lo tenemos un poco mal, un lugar de paso, la vida es armoniosa, generosa y volátil...reflexionemos, no podemos permitirnos el no reflexionar y después actuar.

La palabra y su poder llegan al finalizar esta publicación, en un mes de mayo, con una explosión de flores que florecen al igual que todo lo mucho y bueno que transmite y nos ofrece Magda en este regalo de libro.
 


 Viola sp. Vall de Nuria, mayo 2011

Foto: Pilar Vidal Clavería

4 comentarios:

iris dijo...

No deja de asombrarme cómo vivimos toda la vida dedicandonos a complicarnosla. Cuando me paro a pensar o cuando leo reportajes cómo el que has compartido o el anterior, no deja de asombrarme lo fácil que sería la vida si pensásemos en plural:"todos somos uno", aunque supongo que todo es cómo tiene que ser. Gracias por compartir Pilar,el mundo está lleno de gente interesantísima, como Magda o como tú misma. Besos.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias por tus palabras y por tu comentario Iris.

Aquí está la vida, nos enseña, nos muestra, si la respetamos y confiamos en ella, todo es mucho más fácil.

Besos

añil dijo...

Me gustaría leer este libro ¿sabes si lo publican en castellano?

Un beso

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Añil,

He visto por internet la carátula en castellano, si quieres puedo preguntar en la distribuidora donde lo localizé si lo tienen en castellano.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...