viernes, 25 de febrero de 2011

Sentirse

Sentir es terapéutico

Para sanar es necesario comprender. Sin sentir no es posible comprender. No se puede sentir si sólo el conocimiento es nuestro lazo de unión. Para que la comunicación se haga comprensión, debe involucrar el sentimiento. La sola ciencia sin conciencia, la inteligencia sin arte, el intelecto sin intuición, no aportan a la relación ese ingrediente mágico que hace de ella una comunión. El conocimiento no puede reemplazar el olfato de un buen clínico que aún mira, escucha e intuye, o la presencia amable del médico de familia, obstreta, pediatra o confesor, pero sobre todo amigo.

Aunque todos los exámenes de laboratorio estén bien, un paciente puede estar gravemente enfermo. Aunque el electrocardiograma no revele alteraciones, alguien puede sufrir un infarto fulminante a los pocos minutos de tomado el exámen. Aunque el electroencefalograma  esté normal, se pueden sufrir episodios convulsivos. Lo contrario también es posible uno puede sentirse bien aunque sus exámenes no lo estén tanto.  El enfermar es un hecho íntimamente relacinado con sensaciones; el  sentirse saludable o enfermo sigue siendo importante aunque no se correlacione con los hallazgos objetivos de un exámen de laboratorio. Un síntoma es una sensación interna y, como tal, eminentemente subjetiva. A veces ni siquiera sabemos cómo estamos, por haber perdido la capacidad de escuchar al cuerpo, sus sensaciones de comodidad o incomodidad, que nos indican lo que es bueno para nosotros.

Lo implícito en la terapéutica, lo que simplemente se siente o se piensa, aun aquello que imaginamos, tiene un valor que sirve de marco o de contexto a aquello que es textual, como las palabras.

Por lo caminos de la Bioenérgetica
Un arte de curar

Jorge Carvajal

Una excelente forma de sentirse bien: Sonrie con el corazón


  Myanmar, agosto 2007
Foto: Pilar Vidal Clavería

16 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

Gracias por esta entrada, cuanta sabiduria Pilar.
La foto preciosa.
una sonrisa desde el corazón
Felisa

Pilar Vidal Clavería dijo...

Los escritos de Jorge Carvajal están repletos de sabiduria.

Se siente la sonrisa del otro cuando nos sonrie desde el corazón y uno mismo cuando la práctica se siente diferente y mucho mejor.

Un abrazo Felisa

Isabel dijo...

Conecto mucho con tus palabras, son importantes.

Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Abrir un libro y encontrar las palabras justas en el momento adecuado como las de Jorge Carvajal de hoy, son un magnífico regalo.

Besos Isabel

añil dijo...

Me quedo con esta frase:

" A veces ni siquiera sabemos cómo estamos, por haber perdido la capacidad de escuchar al cuerpo, sus sensaciones de comodidad o incomodidad, que nos indican lo que es bueno para nosotros."


Un beso

Pilar Vidal Clavería dijo...

A mi me va bien quedarme con lo que más me resuena y con lo que menos.

La frase que te quedas Añil me gusta mucho, a veces comentamos la necesidad de la capacidad de escucha hacia los demás y olvidamos la propia.

Besos

iris dijo...

Querida Pilar, oir hablar a este hombre me impresiona y también leer sus escritos. Ojalá que todos los médicos tuvieran su visión de enfermedad, la seguridad social ahorraría mucho en medicamentos y nuestra salud mejoraría notablemente sin pastillas. Muchas gracias por compartir un escrito de Jorge Carvajal con nosotros. Recibe un cálido abrazo y un beso.

Reyes dijo...

Mira Pili , sin leerte hablé de bioenergetica en el post , hay que ver la sincronía cómo es.
Besos.

Merche Gallart - Aventurer@ dijo...

Que bonita y sabia reflexión del Sr.Jorge CArvajal, Pilar . Es importante involucrarse con el paciente. Pero el tener una actitud positiva ante la vida siempre hace más llevadero el dolor y el sufrimiento. Preciosa foto.Un abrazo.

marce dijo...

Qué gran verdad, la ciencia sin el sentir no es nada, sin nuestra parte humana , asi nos va, llegamos a la más absoluta deshumanización y luego enfermamos.

Gracias por poner estas reflexiones tan equilibrantes.

un abrazos

FARMACIA PARA EL ALMA dijo...

Me encanta el final!
Porque es verdad cuando nuestro corazon sonrie nuestro cuerpo y mente danza de felicidad....
Mil gracais pilar.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Iris,

Las palabras del doctor Carvajal reconfortan y ayudan, y poco a poco son más los médicos que ven la necesidad de integrar sus conocimientos de medicina con la importancia de tener a cuenta también lo que siente y necesita el paciente, el humanizar la medicina.

Un cálido abrazo también para tí.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Reyes,

Si es cierto hace unos días por lo que explicas, la bioenergética aparece y se cruza tu caminos....

Besos con energía

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Merche,

La importancia del involucrarse conlleva compromiso y en algunas ocasiones renuncia, trabajo en el fondo, que no siempre es fácil y si la actitud con la que nos enfrentamos a ello es positiva favorece y mucho el buen resultado.

Gracias por tu comentario de la foto, y otro abrazo para tí.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Marce,

La base de la medicina bioenergética es el integrar las medicinas tradicionales con la medicina occidental, llegar al equilibrio del el organismo sin descuidar sus diferentes aspectos, mentales, físicos, emocionales y espirituales, que son complementarios y no excluyentes.

Un abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Eli,

Danzar de felicidad, una buena receta para tu Farmacia para el alma, combinar nuestra sonrisa exterior con la interior es la mejor música para hacerlo posible.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...