miércoles, 4 de abril de 2012

Desde el perdón y la responsabilidad

Siento que el mundo es profundamente injusto conmigo, estoy lleno de rencor, la culpa es de los demás, la amargura y el resentimiento son mis compañeros de camino, nada vale la pena en este mundo.

¿Donde me conducen todas estas frases?

Puedo optar por varios caminos, uno el de la rabia, la explosión, la destrucción y esta para mi podría ser una de las opciones que tomaron los violentos en las manifestaciones de la pasada huelga general, el 29 de marzo, en la ciudad de Barcelona, de la que podemos leer una entrada en la Vanguardia de hoy, con opiniones de expertos en conductas delictivas.

Otra opción siguiendo la propuesta de Jordi Cañellas, es la del aislamiento,  en su último libro Las Flores de Bach más espiritualizadas sería, la tomada por Willow, el mundo me ha tratado injustamente,..., me aíslo para que no me afecte más, Water Violet.

La ecología de los árboles de Willow, el sauce,  Salix vitellina,  es particular, crece en ríos y arroyos, no necesariamente saneados sino también en aguas pantanosas y tiene una capacidad particular para drenar aguas corruptas, absorbe el agua y la manda a la atmósfera, drenando los suelos de manera natural.

La propuesta que nos ofrece la toma de Willow es la de identificar que parte de responsabilidad tengo yo en lo que me sucede, poder asimilar aprendizaje de mis experiencias, escuchar, dialogar y perdonar, recordar que el odio y el amor pueden ser las dos caras de una misma moneda.

Girona, casas sobre el río Onyar
Foto: Pilar Vidal Clavería
Terapeuta floral
Facilitadora PSYCH-K®
652631831

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...