domingo, 26 de agosto de 2012

Impatiens

A los márgenes del río Ariège en el departamento francés del mismo nombre, han llegado las flores de Impatiens

Las semillas de Impatiens se propagan con gran facilidad y su rápido crecimiento  hace que se considere una especie invasiva, que amenaza a otras especies autóctonas del margen de los ríos.

Su habitat natural está en los Himalayas, allí crece entre los 1800 y los 4000 metros de altitud y se cree que llegó a Inglaterra sobre 1839, fue a finales del mes de septiembre de 1928, cuando el doctor Edward Bach, en las orillas del río Usk, descubrió el primero de sus 38 remedios.




Aquellos que son rápidos de pensamiento y acción y que desean que todas las cosas se hagan sin vacilación ni demora.


Les resulta muy difícil ser pacientes con las personas que son lentas, ya que lo consideran erróneo y una pérdida de tiempo y pondrán todo su empeño en lograr que esa gente sea más rápida en todos los sentidos.



A menudo prefieren trabajan y pensar solos, para que puedan hacer todo a su propio ritmo.
 


Palabras claves: Velocidad, tensión, impaciencia, irritabilidad, rapidez, intolerancia, falta de empatía

Fotografías: Pilar Vidal Clavería
agosto 2012

6 comentarios:

Maria Dolors dijo...

Que curioso e interesante Pilar que todas o algunas plantas tengan
propiedades para nuestra mente o
nuestra vida, tanto para corregir, como para aportar beneficios,
es apasionante leer tus comentarios.

Una abraçada.


Remei dijo...

Quin embolic porte al cap amiga...
Jo sóc molt impacient, i pense ràpid...a veure si soc una persona que necessita teràpia...em deixes dubtosa...
Ai mare, el que em faltava saber!

Alguna idea???

Les fotos són una xulada!

Besos!

Pilar Vidal Clavería dijo...

El aporte del doctor Bach al descubrir las propiedades y beneficios de sus 38 remedios en función de nuestros estados de ánimo es fabuloso, me alegro que te gusten los comentarios sobre las plantas.

Una abraçada Maria Dolors

Pilar Vidal Clavería dijo...

Moltes persones estem inmerses en el mar de l'impaciència, tenir una mica ja està bé, com sempre cal trobar el punt d'equilibri, a vegades ens podem identificar amb els patrons negatius que defineixen les flors de Bach, tot i que poden ser moments puntuals i això no implica que necessitem teràpia.

Vaig disfrutar molt ahir al poder fer aquestes fotos, tot i que començaven a estar una mica pansidetes.

Petons Remei

Maritza dijo...

Creo que la impaciencia (cuando es una constante)nos impide o dificulta cumplir con etapas necesarias en nuestra vida, y también arruina nuestro temperamento y a veces las relaciones con los demás...

Preciosas las flores,Pilar, y excelentes fotos, cómo no...

Mil besos, y que empieces una feliz semana!

Pilar Vidal Clavería dijo...

La paciencia nos da ritmo y equilibrio en nuestro día a día, nos enseña a respetar el tiempo de los demás y a valorar el propio, más en calidad que en intensidad.

Fue un regalo encontrarme con estas flores el pasado fin de semana.

Abrazos miles querida Maritza

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...