domingo, 12 de agosto de 2012

¿Preguntas arriesgadas?

¿Qué pasaría si empezáramos a correr algunos riesgos, si nos enfrentáramos a nuestros miedos?. ¿Y qué pasaría, si fuéramos un poco mas lejos, si persiguiéramos nuestros sueños, si obedeciéramos a nuestros deseos?

¿Qué pasaría si nos permitiéramos experimentar libremente el amor y encontrar satisfacción en nuestras relaciones? ¿Qué clase de mundo sería este? Un mundo sin miedo. Quizás cuesta de creer, pero la vida tiene muchas cosas para experimentar.

Muchas más cosas serían posibles si dejáramos de ser cautivos del miedo.

Hay un mundo nuevo dentro y fuera de nosotros, un mundo en el que no hay tanto miedo, que espera ser descubierto.

Sin embargo, es fácil experimentar temor donde no hay peligro.

Esta especie de miedo es ficticio, irreal.

Puede parecer real, pero no tiene base en la realidad, y sin embargo, nos mantiene despiertos por la noche y nos impide vivir. Parece que no tiene ningún propósito ni clemencia, nos paraliza y debilita el espíritu cuando lo dejamos actuar.  Esta especie de miedo se base en el pasado y desencadena temor por el futuro. Pero este miedo inventado, de hecho, sirve a un propósito, nos da la oportunidad de escoger el amor. Es un grito de nuestra alma que pide crecer, curarse. Son oportunidades para escoger otra vez y de una forma diferente, para escoger el amor por encima del miedo, la realidad sobre el espejismo,  el presente por encima del pasado. 

Nuestros miedos no evitan la muerte, sino que frenan la vida.

Lecciones de vida
Elisabeth Kübler-Ross

Solarización de Rock Rose 
Fotografía: Pilar Vidal Clavería
junio 2011

6 comentarios:

Remei dijo...

Ja fa molt de temps que vaig perdre la por...la vida t'ensenya a base de colps...
La por paralitza, és cert...però hi ha tanta hipocresia, que de vegades és millor fingir la por...
;)
Besos amiga!

Maria Dolors dijo...

Muchas veces nuestros miedos no nos permiten ser nosotros mismos,
frenan nuestros sentimientos,
de igual manera alegres o tristes,
quizás es la educación que hemos recibido,o la época, más severa,
menos espontánea..
Una abraçada Pilar

Pilar Vidal Clavería dijo...

Fingir també és estar paralitzat, oferir una imatge que no és la pròpia, por dissimulada, por abans que afrontar la realitat.

Petons Remei

Pilar Vidal Clavería dijo...

Y si no somos nosotros mismos perdemos nuestra energía, nuestra fuerza para seguir adelante, por suerte seguimos caminando.

Una abraçada Maria Dolors

Remei dijo...

Moltes persones davant d'una altra que no te por a res fugen...hi ha molta desconfiança...
No crec que el tema siga no mostrar-se com és cadasqú, és qüestió d'empatitzar amb els mitjos que tenim a l'abast, sempre que no menteixes, dissimular pot ser un acte de benevolència cap a persones massa sensibles...
I jo estime tothom i crec que se com tractar la gent que m'envolta.
Pot se la meva "por" siga quedar-me sola, pot ser...

Pilar Vidal Clavería dijo...

Desconfiança i por, la paralització està servida.

Ser sensible amb un mateix per a mi també és bàsic, reconeixer les pròpies necessitats.

La por a quedar-me sola em pot fer contactar amb tantes coses, pasades i futures, que també la tinc ben present.

Una abraçada Remei

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...