sábado, 10 de marzo de 2018

Casa Vicens, Gaudí

La Casa Vicens el primer edificio de Antoni Gaudí en Barcelona fue un encargo de Manel Vicens i Montaner en el 1883, una casa de veraneo en las afueras de la ciudad de Barcelona, un edificio que permitió a Gaudi desarrollar los inicios de su gran talento, fue el primer encargo para un cliente adinerado. El año 1883 es también el del inicio de las obras de la Sagrada Familia.

Comedor de la Casa Vicens, decorado con pinturas al óleo y madera del pintor Francesc Torrescassana i Sallarés
El techo del comedor está formado por losetas de cartón prensado que representa a los madroños y entre el techo y la pared hay un friso de ménsulas con claveles rojos. En las paredes hojas de hiedra están esgrafiadas sobre un fondo amarillo

El fumador, de estilo islámico
Con una falsa cúpula en forma de colmena de abejas, de la que cuelga una lámpara con carácteres alcoránicos. Las paredes están recubiertas de losetas de cartón con relieve, en la parte inferior baldosas con flores recuerdan a un patio andaluz.
La puerta de salida al jardín combina madera con vídrios de colores
 
Habitación de la cúpula, decorada en tromple-l'oeil, recurso que permite conectar el interior de una sala con el exterior.

Detalle de la representación de la flor de la Pasión en la habitación azul

Detalle de las baldosas con flores de claveles moros 
“Cuando fui a tomar las medidas del solar, estaba totalmente cubierto de unas florecillas amarillas, que son las que adopté como tema ornamental en la cerámica. También encontré una exuberante palma de palmito, las hojas de la cual, fundidas en hierro, llenan la cuadrícula de la verja y de la puerta de entrada a la casa.” Con estas palabras, Joan Bergós, discípulo y gran amigo de Antoni Gaudí, pone en boca del arquitecto cómo surgió su inspiración a la hora de concebir unos de los motivos más característicos de la Casa Vicens: la cerámica vidriada con claveles y la valla de hierro fundido con el palmito."
https://casavicens.org/es/blog/naturaleza-hecha-arquitectura/

Torre con cúpula en la cubierta transitable de la Casa Vicens

Detalle de las baldosas con flores de claveles moros en la torre con cúpula de la cubierta

 Hojas del palmito, margalló, Chamaerops humilis,   reproducidas en la reja de hierro en la entrada de la casa

Fotografías: Pilar Vidal Clavería 

Terapeuta floral 

Counseling integrativo-relacional de duelo y pérdidas
Barcelona, marzo 2018


3 comentarios:

Montse Martínez Ruiz dijo...

Pilar, has hecho unas fotos preciosas de esta hermosa casa de Gaudí, tengo ganas de ir a visitarla, ahora que ha abierto las puertas al público.
Un beso.

Isabel dijo...

Gracias, Pilar, porque no la conocía, me ha llamado la atención la influencia islámica y anotado tu enlace por si en alguna visita a Barcelona puedo ir.
Abrazos.

Pilar Vidal Clavería dijo...

La casa Vicens, durante mucho tiempo para mi la Casa de las Carolinas, por la calle en la que está situada, es un edificio admirable, una primera obra de Gaudí con elementos de la naturaleza plenamente integrados en su exterior. La posibilidad de visitarla deja patente que también están integrados en el interior, una joya del modernismo catalán que merece su admiración.

Un abrazo para las dos y gracias por vuestros comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...