lunes, 1 de marzo de 2010

Sabiduría

Después de completar la serie de las 38 Flores de Bach y las esculturas del Arte en la calle, ahora voy a buscar esculturas que se relacionen con cada una de las cualidades que podemos desarrollar con las doce primeras flores, las que corresponden a los Doce Sanadores.

En el caso de Cerato, donde el defecto a superar es el de la Falta de confianza, la virtud o cualidad que permite desarrollar es la de la Sabiduría.

¿Y con quien me he encontrado para adentrarme en el camino de la Sabiduría?, pues con cuatro filósofos, sobre los que Walter Riso ha publicado en el 2009 su libro El camino de los sabios, Filosofia para la vida cotidiana.

En realidad el libro está compuesto por dos, el primero es Vivir con Sabiduria y el segundo El camino de los sabios.

En Vivir con Sabiduría, Riso nos habla de cinco principios de la antigüedad, que no pasan de moda:

Primero: La coherencia como forma de vida: practicar lo que se predica
Segundo: Ocuparse de uno mismo
Tercero: La tranquilidad del alma
Cuarto: La autosuficiencia del sabio
Quinto: Vivir de acuerdo con la Naturaleza

Los sabios a los que seguimos su camino en el segundo libro son:

Sócrates (469-399 aC) el despertar de la conciencia
Epicur (341-271 aC) el disfrutar de la existencia
Diógenes (400-323 aC) la sabiduria impertinente
Epicteto (55-125 dC) la fuerza de la razón

Los filósofos antiguos definían a la virtud como una fuerza o una disposición que permite desarrollar lo que somos, de la mejor manera posible.

El doctor Edward Bach nos habla de buscar cualquier defecto en nuestra cosntitución y eliminarlo desarrollando la virtud opuesta.

Sócrates nos da pautas para encontrarnos a nosotros mismos, abrió el camino del autoconocimiento, podemos leer en unos de lo párrafos del libro que "sabía que no sabía".

Epicur, propuso a la Filosofía com medicina del alma y explicaba la necesidad de filosofar con el cuerpo, con los sentidos, con la convinción de que no hay otro camino que sentir lo que se hace y hacer lo que se siente.

Encontramos también en Epicur interesantes reflexiones sobre la muerte:

El peor de los males, la muerte, no es nada para nosotros, porque mientras vivimos no existe y cuando está presente, nosotros no existimos. Así pues, la muerte no es real ni para los que vivimos ni para los muertos, ya que está lejos de los primeros y cuando se acerca a los segundos, éstos ya han desaparecido.

Diógenes, principal representante de la escuela cínica, como movimiento contracultural que atacaba la convenciones y valores de su época, tuvo como guía y maestra a la naturaleza, y dejaba claro en sus parlamentos la importancia de no dejarse influir por la opinión de los demás.

Epicteto, representante de la escuela estóica, movimiento inspirado en las ideas de Sócrates y de los cínicos, abre la puerta al pensamiento racional y cómo orientarlo para conseguir la paz interior, utilizando la racionalidad para diferenciar las cosas que dependen de uno mismo y las que no. Para él la Filosofía era un medio para conseguir una vida feliz.

Una frase que me ha gustado especialmente es: Recuerda que no ofende el que insulta o que pega, sino el hecho de opinar que ellos son ofensivos. Cuando alguien te irrita, has de saber que es tu juicio el que te irrita.

Los estoicos consideraban que todo el que existe forma una unidad y que esta unidad tiene un carácter divino.

Para el doctor Edward Bach la causa de nuestros problemass es el yo y la separación, y desaparecen tan pronto como el Amor y el conocimiento de la gran Unidad forman parte de nuestras naturalezas.

Bueno aquí están la esculturas relacionadas con la Sabiduría, se trata de Palas Atenea, diosa de la Sabiduría, ante el Parlamento de la ciudad de Viena

Palas Atenea, Viena, 2006

Palas Atenea, Viena, 2006
Fotos: Pilar Vidal Clavería





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...