domingo, 22 de noviembre de 2009

Flores en el sur I

Hacer fotos de las flores era una de las cosas que me hacía más ilusión de estas vacaciones en el sur de Chile y Argentina

Esta primavera está siendo especialmente fría por lo que la floración está algo retrasada, por eso no encontré a los Zapatitos de la Virgen, ni de la Reina, ni de la Princesa, que son tres especies de Calceolaria diferentes, aunque otras muchas flores posaban, no siempre quietas, ante el objetivo de mi máquina Konica.

En Puerto Natales compré el libro Flora Patagonia de Claudia Guerrido y Damian Fernández que fue de ayuda para identificar algunas de las flores que encontré en las excursiones.

La primera flor que hizo parar el coche que alquilamos en Puerto Natales y que nos acompañó durante siete días, fue el notro, Embothrium coccineum, que ha sido sin duda el rey en el viaje, se encontraba en todas las zonas que visitamos tanto en la Patagonia como en la Tierra del Fuego.

Inflorescencia de notro, Embothrium coccineum

Frutos secos de notro, Embothrium coccineum

Otras flores que tanto pueden ser rojas como anaranjadas y que estaban en pleno esplendor eran las mata Guanaco o Lengua de Fuego, Anarthrophyllum desideratum, que forman unos cojines de hasta 60 cm de altura e igual diámetro y son como explosiones de color en el paisaje

Cojín de mata Guanaco o Lengua de Fuego, Anarthrophyllum desideratum

Mata guanaco o Lengua de Fuego, Anarthrophyllum desideratum

Flores de Mata guanaco o Lengua de Fuego, Anarthrophyllum desideratum

Y una tercera es la flor de Cascada, estaba en el camino hacía el Refugio Chileno, el día que intentamos ver de cerca las Torres del Paine, y que tiene nieve sobre sus hojas.

Flor de Cascada, Ourisia poeppigii
Fotos: Pilar Vidal Clavería







2 comentarios:

Elisa Graciela dijo...

hola Pilar, quiero comentarte sobre la flor del notro.
Es una planta venerada por los Pehuenes, a través de la cual ellos confirmaban la apertura del octavo chacra. La esencia la utilizamos para las personas violentas.
Con ella se permite la transmutación del instinto agresivo, el odio, la competencia feróz.
Muy intersante tu blog.
Un beso
E

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elisa,

El notro fue la primera planta que fotografié en el viaje a la Patagonia, el aspecto de sus flores tiene mucho de explosión, gracias por tu información y por tu comentario del blog

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...