lunes, 23 de febrero de 2009

Azul en las Flores de Bach

El primer azul que encontramos en las Flores de Bach está en Chicory, esta flor me gusta de una manera especial, es de las primeras que observe en el campo, creciendo al borde de los caminos, de las carreteras, en los campos de cultivo, consciente de que no era únicamente una bella flor sino mucho más lo que podía ofrecer.

Chicory

Foto:Pilar Vidal Clavería

Las Flores de Bach se materializaron en mi vida como algo más que las botellitas que las contenían y los apuntes que estudiaba. Las flores y los árboles de Bach estaban en la Naturaleza para recordarme la botánica que tenía olvidada de mi paso por la facultad de Biología, para abrirme un nuevo camino en mi trabajo como terapeuta.

Las flores de Chicory son compuestas, eso significa que lo que vemos como una sola flor en realidad son varías unidas, hasta 20, son flores que se marchitan muy rápidamente, sus matices de azul varían mucho según como sea el suelo donde crecen, por eso podemos encontrarnos desde un azul casi violeta a un azul muy muy claro, casi blanco.

El azul es un color que aporta tranquilidad, calma, armonía, reduce la inflamación, se utiliza para bajar la fiebre, ya que aporta frío, es sedante del sistema nervioso, da fluidez. Refuerza al maestro espiritual interior.

En Vervain la punta de sus flores ligeramente tubulares van de un color lila claro a un azul purpúreo.

Cerato tiene una flores tubulares de color azul cobalto, con unos toques también purpúreos.

El azul claro está asociado con el quinto chacra, localizado en el cuello, por delante en la garganta y por detrás a la altura de la última cervical y la primera dorsal.

Relacionado con la glándula tiroides.

Nos aporta la oportunidad de la expresión correcta, dando salida a la salida de las emociones y sentimientos que provienen de la depuración en los chacras inferiores.

Creatividad y comunicación son las expresiones relacionadas con este quinto chacra.

Con un quinto chacra con un funcionamiento armónico se expresan claramente y sin temor los sentimientos, pensamientos y conocimientos interiores.

El azul índigo está asociado al sexto chacra, localizado entre los ojos.

Relacionado con la glándula pituitaria o hipófisis.

Aporta la cualidad de la intuición, una intuición que tiene su base en el corazón, en el cuarto chacra y en el sexto la expresa.

Este sexto chacra proporciona energía en todos los sentidos, desarrollando la sensibilidad y la apertura de la mente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...