domingo, 1 de febrero de 2009

Deseos

Encontrar frases y textos que lleguen al alma, que nos resuenen especialmente, citarlos, recordarlos, no es nada que no esté ya descubierto, sencillamente mi propuesta desde este blog es unir a personas que pasan por esta vida para ponernos las cosas más fáciles, para darnos pequeños empujones y hacernos ver que se puede cambiar y evolucionar.

A modo de ejemplo, empezaré hoy con Florence Nightingale, Julian Barnard la citó en su último seminario, y no recuerdo el motivo, pero el nombre me quedó, me sonaba de los textos de las obras del doctor Bach.

En Liberáte a Ti mismo, donde el doctor Bach nos dice que seamos el capitán de nuestro propio barco y que vivamos nuestra propia vida, es donde aparece Florence Nightingale, como ejemplo de persona a la que se le intentó llevar por otro camino distinto al de sus verdaderos deseos.
También cuando nos dice que cuando más obstáculos aparentes haya en nuestro sendero, tanto más seguros podremos estar del valor de nuestra tarea. Florence Nitghingale logró su objetivo a pesar de la oposición de toda una nación

Florence Nightingale (1820-1910), nació en Florencia, y fue el nombre de la ciudad el que le pusieron sus padres, que ante la tenacidad de Florence por estudiar Medicina llegaron a decir: "Somos unos patos que han engendrado un cisne salvaje".
Llegó a ser enfermera, y definía la enfermedad como el camino que utiliza la naturaleza para desembarazarse de los efectos o condiciones que han interferido en la salud. Y definía salud diciendo que la salud es no solamente estar bien sino ser capaz de usar bien toda la energía que poseemos. La enfermería, entonces, es tanto ayudar al paciente que sufre una enfermedad a vivir como poner o mantener el organismo del niño sano o del adulto en un estado tal que no padezca enfermedad.

En los textos del doctor Bach encontramos:
Hay tantas personas que suprimen sus verdaderos deseos y se convierten en clavijas cuadradas para agujeros redondos.

Josep Guarch, psicoastrólogo y terapeuta floral señala la importancia de saber cual es nuestra verdadera semilla en esta vida y el no querer dar limones cuando en realidad tenemos que dar naranjas.

No es fácil muchas veces averiguar y realizar la labor para la que somos aptos, pero el resultado es la felicidad.

Lago Inle Myanmar
Foto: Pilar Vidal Clavería
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...