domingo, 22 de agosto de 2010

Protagonista

La salida de este fin de semana tenía dos metas, la primera llegar al refugio de Molières, desde el parking que se encuentra en la boca sur del tunel de Vielha, la segunda, al día siguiente acceder al Tuc de Molières.

Como el camino hasta el refugio que hicimos el viernes me resultó especialmente dificultoso, dejé la ascensión al Tuc de Molières del sábado para Jordi, que así logró su segundo 3000.

Cascada en el barranco de Molières

En cada una de mis excursiones siempre encuentro una flor protagonista, en este caso ha sido el lirio de los Pirineos.

El primero apareció en solitario junto a una cascada de agua, lo dificil era no dejar de hacerle fotografías.

Lirio de los Pirineos, Iris latifolia

Lirio de los Pirineos, Iris latifolia

Lirio de los Pirineos, Iris latifolia

El camino hasta el refugio es muy pedregoso y tiene un desnivel de 710 m, el refugio libre de Molières se construyó en 1974 y pasamos la noche 8 personas.

Refugio libre de Molières, 2360 m

Las vistas desde el refugio son espectaculares, una de ellas corresponde al primero de los ibones, ibón es el término aragonés de los lagos de montaña de origen glaciar, que se encuentran camino del Tuc de Molières.

Ibón de Molières

Ayer sábado hicimos el camino de regreso, precioso, aunque tortuoso, como nos comentó uno de los excursionistas que nos cruzamos en la bajada.

Lirio de los Pirineos, Iris latifolia

Un bosques de hayas nos indicaba que por fin estabamos ya de nuevo junto al parking.

Bosque hayas, Beech

Fotos: Pilar Vidal Clavería

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...