lunes, 13 de septiembre de 2010

Conocerse II

Después de repasar en Conocerse a tres de las Flores de Bach y los estados de ánimo que manifiestan, vamos a continuar con otros tres remedios de las Flores de Bach, que corresponden a otros tres estados de ánimo.

Estados de ánimo, de los que hace una definición tan clara y precisa la entrevista publicada ayer en el blog, con Christophe André.

En esta ocasión tenemos a:

Agrimony / Tormento

Para mitigar a los que sufren tormento del cuerpo o la mente y llevarles la paz. A los inquietos, preocupados, ansiosos, atormentados. Para los que no tienen paz mental, ni descanso. Hay una pléyade de personas que padecen estos males y que con frecuencia ocultan sus tormentos con sonrisas y jovialidad. Son personas muy apreciadas y graciosas. Un gran número de ellas buscan refugio en el alcohol, o incluso en las drogas, como estimulantes que les ayudan a seguir funcionando. Hacen todo lo posible para no deprimir a los demás con sus problemas. Suelen bromear y no otorgar importancia a sus males, incluso en casos de enfermedad grave. Son personas valientes y Agrimony les prestará una gran ayuda.

Scleranthus / Indecisión

Para quienes son incapaces de decidir lo que quieren, primero les parece correcta una cosa y luego otra. Sus deseos, como sus síntomas corporales, desaparecen tan pronto han llegado. Si tienen fiebre, ésta fluctúa constantemente. Son indecisos e incapaces de decidir rápida y definitivamente, y sus decisiones cambian con rapidez. Inseguros en sus acciones, sufren mareos, se tambalean y sacuden en sus movimientos,caminan con inseguridad. Sus estados de ánimo cambian con rapidez, primero están alegres, luego deprimidos. En la conversación suelen saltar rápidamente de un tema a otro.

Clematis / Indiferencia

Para combatir todo tipo de somnolencia, sopor y apatía. Cuando el paciente pierde el interés y no hace ningún esfuerzo por ponerse bien. Parece indiferente a lo que le sucede: no tiene entusiasmo por nada. Sólo escucha la mitad de lo que se dice de él. Estas personas son con frecuencia soñadoras, retraidas, apáticas, viven en sus propios pensamientos; tal vez piensan demasiado en alguien que han perdido, o en sueños de ambición que no llegan a realizar. Parecen complacidos, no muy despiertos y felices en medio de sus sueños de ideales. Por lo general son tranquilos y amables, pero no encuentran suficiente alegría en la vida misma; no viven suficiente el presente. Son de este tipo los que se desmayan con frecuencia, siendo suficiente humedecerles los labios con el remedio para hacerles recuperar el sentido.

Myanmar, agosto 2007
Foto: Pilar Vidal Clavería
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...