lunes, 6 de diciembre de 2010

Protección desde la calma

Un día la llaman "mamá"
y seguirá siéndolo toda la vida

Cao Xue Qin

Mamá y yo, Graus 1960

Angkor, Camboya agost 2005

India, agosto 2007

Myanmar, agosto 2007

Etiopia, agosto 2008

Kyrgyzstan, junio 2009

Fotos: Pilar Vidal Clavería

Para aprender a no sufrir por los seres queridos, dentro de las Flores de Bach, el remedio por excelencia es Red Chestnut, la esencia elaborada por ebullición con sus flores rojas que nos ayudará a no preocuparnos constantemente y de una forma desmesurada por el bienestar de los que nos rodean, en especial por nuestra familia y en particular por nuestros hijos.

En el estado negativo de Red Chestnut, las personas siempre temen que pueda ocurrir alguna desgracia, esperando siempre lo peor, sus miedos porque algo malo pueda sucederles son totalmente desproporcionados, generando una proyección de sus temores y una sobreprotección extrema sobre todo hacia sus hijos.

El doctor Bach recomendaba la toma de la esencia no sólo en el emisor de este estado negativo sino también en el destinatario del mismo.

La toma de la esencia nos enseña a entender y asimilar el desapego afectivo para permitir la evolución de nuestros hijos, desde la calma y la tranquilidad.

6 comentarios:

Elvira dijo...

¡Qué bonita la foto con tu madre! Bueno, todas. Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hace pocos días que le pedí esta foto a mi madre, a mi también me gusta mucho.

Besos Elvira

enric batiste dijo...

La generosidad que se regala
que libra en desapego afectivo
para así permitir la evolución
de pequeños y jóvenes queridos
es el mayor amor sin condiciones,
incondicional, única raíz
plantada en campo abierto, y regada
con aguas refrescantes de la vida...

Y un beso con la calma que libera

Pilar Vidal Clavería dijo...

Protección y liberación desde la calma, mostrar, compartir y permitir su evolución como propia, dejando hacer y no haciendo por el otro.

Gracias Enric, un beso

SUREANDO dijo...

Gracias Pilar, es muy bonita la foto con tu madre, ver como ella te mira y la alegría mutua que sienten.
Difícil tarea la del desapego, pero trabajaré en ello.
Cómo me gustaría hacer una terapia floral.
Un abrazo
Beatriz

Pilar Vidal Clavería dijo...

Aceptar la dificultad de la tarea y querer trabajar en ella aportan la fuerza para conseguirlo, desde el amor todo es posible.

Un abrazo Beatriz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...