viernes, 10 de diciembre de 2010

Repetición acelerada

Cuantas veces nos hemos dicho que no podemos evitar que las preocupaciones, pensamientos, ideas o argumentos que no desesamos penetren en nuestra mente.

Que estos pensamientos que no deseamos puedan ser desechados por un momento,y sin embargo retornan una y otra vez.

Que dan vueltas y más vueltas, llegando a producir una auténtica tortura mental.

Estos pensamientos no deseados nos quitan paz y energía e interfieren en nuestra capacidad de concentración, ya sea en el trabajo o impidéndonos el disfrutar de las cosas cotidianas y del día a día.

¿Cómo acallar a esta mente que nos domina, que como un disco rayado, repite y repite la misma información, la misma canción, sin permitirnos hallar solución, sin dejarnos ver la vía de salida a ese atolladero en el que nos encontramos sumergidos?.

Todas estas descripciones, las podemos leer en las indicaciones dadas por el doctor Bach para el remedio White Chestnut, donde podemos reconocer como palabras claves para la toma del remedio, los pensamientos invasivos y recurrentes, la falta de interés en el presente y el diálogo interno torturante.

En la parte superior del edificio de la calle Aragó de Barcelona, que acoge la sede de la Fundació Antoni Tàpies desde el 1990 y que es obra del arquitecto modernista Lluís Domènech i Montaner, podemos ver una escultura de Antoni Tàpies titulada Núvol i cadira,  1990.

Es una estructura metálica que representa una gran nube de la que sobresale una silla y puede ser una representación de nuestra mente cuando el estado White Chestnut queda afianzado en ella y en la que ni siquiera encontramos la silla para descansar por algún momento.

La toma de esta esencia aportará paz mental, equilibrio y claridad.

Podemos combinar en un preparado con Flores de Bach a White Chestnut junto a otros remedios, como Cherry Plum, cuando además se suma el descontrol en nuestras acciones o a Crap Apple como limpiador de la mente de estos pensamientos indeseados y repetitivos.



 
Fundació Antoni Tàpies, Barcelona, diciembre 2010

 
Núvol i cadira, Antoni Tàpies, 1990

 
Núvol i cadira, Antoni Tàpies, 1990

Núvol i cadira, Antoni Tàpies, 1990

Fotos: Pilar Vidal Clavería

1 comentario:

enric batiste dijo...

Que la repetición por esos círculos
viciosos sin salida quede al fin
apartada, y crezca renovada
la vida en las líneas espirales...

Y un beso renovado de refresco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...