martes, 7 de diciembre de 2010

Frutos en las Flores de Bach

Para la elaboración de las Flores de Bach se utilizan únicamente las flores si el método es el de la solarización y además algunas hojas y partes del tallo, si el método es el de la ebullición.

En estos momento del año, en la Naturaleza podemos observar algunos de los frutos de las Flores de Bach, como es el caso de Clematis.

Siguiendo el código primario en la analogía vegetal-humano que nos presenta Jordi Cañellas en su libro Cuaderno Botánico de Flores de Bach, una guía científica para ver el alma de las plantas a partir de su signatura, los frutos constituyen la parte que materializamos.

En los frutos encontramos:

- La germinación, entendida como perpetuación de la especie y por analogía simboliza la materialización de las ideas, de los pensamientos y de los proyectos.

- Creatividad plástica, que al igual que sucede con las flores implica una gran diversidad de estructuras para conseguir su materialización.

- Y por último la dispersión, la repetición de un patrón y a la vez el hacerlo lejos de la planta de orígen.

Cómo explica Jordi en su libro, podemos hablar de analogía en cuanto al extender ideas, hacer partícipes a otros y procurar que las creaciones propias se extiendan y den lugar a otras nuevas.

Podemos establecer una analogía física, que se corresponde a la matriz y el ovario con el nuevo bebé y una analogía energética, emocional, mental y espiritual que correspondería a todos los chacras, las emociones y las ideas potenciales.

En el caso de Clematis, sus frutos son unas núculas, como diminutas nueces, que llevan unas aristas plumosas para favorecer su dispersión por el viento.

Frutos de Clematis, cami del cim de l'àliga, diciembre 2010

Clematis, el remedio dentro de las Flores de Bach para los que viven con desinterés sus circunstancias presentes, con falta de atención y con un aire de apatía, presenta unos frutos que indican su dificultad para materializar sus ideas, que pueden ser al igual que sus frutos llevados por el viento.

Frutos de Clematis, cami del cim de l'àliga, diciembre 2010


Su aspecto blanquecino en otoño y principios del invierno destaca desde lo lejos, parece estar muerta, cuando en realidad espera hasta la próxima primavera, la llegada de un futuro mejor.

Frutos de Clematis, cami del cim de l'àliga, diciembre 2010
Fotos: Pilar Vidal Claveria
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...