sábado, 11 de diciembre de 2010

Biutiful

Hay películas donde el peso de los actores o del director tienen una relevancia considerable, este es claramente el caso de Biutiful.

Javier Bardem como principal protagonista invade la pantalla y su labor como actor ha sido ampliamente reconocida.

En Biutiful, Bardem es Uxbal, un hombre que vive con sus dos hijos en Barcelona, los cuida y está atento a sus necesidades.

Su manera de obtener dinero está fuera de la legalidad y de la normalidad.

Fuera de la legalidad porque se dedica a hacer de intermediario entre la población de inmigrantes, básicamente senegaleses y chinos que malviven en las poblaciones de Badalona y de Santa Coloma y fuera de la normalidad ya que Uxbal tiene unas facultades ligadas a lo sobrenatural, de las que también obtiene beneficio económico.

Su realidad actual se ve complicada con la confirmación de una enfermedad que lo acerca a la muerte y que le hace tomar importantes decisiones.

Alejandro González Iñárritu es el director de Biutiful.

Ya me había impactado con las películas anteriores, Amores perros en el 2000, 21 gramos en el 2003 y Babel en el 2006, con Biutiful también lo consigue.

Según manifiesta González Iñárritu, en Biutiful pretende "hacer una reflexión sobre nuestra humilde y breve permanencia en esta vida. Nuestra existencia, tan rápida como el parpadeo de una estrella, sólo nos revela su inefable brevedad al sabernos cerca de la muerte. ¿En qué nos convertimos cuando nos morimos? En la memoria de los otros".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...