lunes, 20 de diciembre de 2010

Un gato

Trás el Caballo de Botero en el aeropuerto del Prat de Barcelona, ayer fui a visitar a su Gato.

Gato de Botero en la Rambla del Raval de Barcelona, diciembre 2010


El Gato de Botero, es un gato viajero, sus emplazamientos en la ciudad de Barcelona desde que fue adquirido por el Ayuntamiento en 1987, han pasado por el Zoo de la ciudad, el Estadio Olímpico, la plaza Baluard junto a las Drassanes y finalmente desde el 2003 y hasta la actualidad en la rambla del Raval.

¿Podemos relacionar esta escultura con algunos de los remedios del doctor Bach?.

Pues por ejemplo con Wild Oat.

En el aspecto negativo de Wild Oat nos encontramos perdidos, no tenemos claro el qué hacemos, ni por qué lo hacemos, ni para qué, esto genera incertidumbre y es precisamente en el Segundo grupo el de la Incertidumbre, dentro de los Siete epígrafes o grupos, realizados por el doctor Bach, donde se encuentra este remedio.


Gato de Botero en la Rambla del Raval de Barcelona, diciembre 2010

¿Qué podemos conseguir con la toma de la esencia?

 Gato de Botero en la Rambla del Raval de Barcelona, diciembre 2010

Nos aporta equilirio, nos ayuda a conocer nuestro camino a seguir, hacer lo que realmente queremos y nos gusta, encontrar el sentido de la vida, de una manera serena y clara, partiendo de una herramienta que tenemos muy a mano, nuestra intuición. 

 Gato de Botero en la Rambla del Raval de Barcelona, diciembre 2010
 Fotos: Pilar Vidal Clavería

4 comentarios:

enric batiste dijo...

Espléndido este gato que antes tuve
muy cerca del trabajo allí plantado.
Los niños y las niñas más pequeños
jugaban a perderse entre sus patas.
debajo de su cola, o también
voletando alrededor de su cabeza.

Y un beso de esos juegos infantiles

Ernesto y Felisa dijo...

Que interesante Wild Oat..., mmm.., creo que necesitaría un poquito.
Bonitas fotos del gato de Botero.
Saludos
Felisa

Pilar Vidal Clavería dijo...

A mi me gusta en su ubicación actual, está tan accesible que es dificil no pasarle la mano por encima, debe ser el único gato que se deja tocar sin protestar.

Un abrazo Enric

Pilar Vidal Clavería dijo...

Wild Oat es un remedio que todos podemos necesitar en algún momento y es de gran ayuda para salir de atolladeros a los que a veces no les vemos salida.

Un abrazo Felisa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...