jueves, 23 de diciembre de 2010

Comodidad frente a creatividad

En el libro de Haruki Murakami, De qué hablo cuando hablo de correr,  una cosa me quedó bien clara, a Murakami le gusta lo que hace y hace lo que le gusta, una de mis frases preferidas y él lo aplica tanto en el escribir como en el correr.

En esta entrevista con Sir Ken Robinson, encontramos más de lo mismo,  para él lo importante es encontrar ese elemento particular que nos caracteriza a cada uno de nosotros, lo llama encontrar lo que sabes hacer con lo que te gusta.

Para ello en ocasiones es necesario salir de esa comodidad en la que podemos estar atrapados, en una ocasión me dijeron que esa comodidad era como el estar en una jaula de oro, sí de oro, aunque jaula al fin y al cabo. 

Ken Robinson habla de desarrollar la creatividad, muchas veces es necesario buscar herramientas para desarrollarla,  no siempre es fácil, aunque el premio es mucho mejor que el gordo de la lotería de ayer.

"Tu tribu sabrá ver en tus fallos la semilla de tus éxitos"

Sir Ken Robinson (y 2), formador de innovadores: autor de "El elemento"

Lluís Amiguet, La Contra La Vanguardia

La mayoría de la gente no disfruta de su trabajo...


... Si es que tiene la suerte de tener uno.
O la desgracia de conformarse con cualquiera. Afortunadamente, también
conozco gente que goza con lo que hace.

¿Cómo lo lograron?
Todos tienen en común que encontraron su elemento: ese lugar del que le hablaba donde coinciden tus habilidades con tus aficiones; lo que sabes hacer con lo que te gusta.

No todos nacen talentudos...
Es que todos tenemos talento si sabemos descubrirlo. Algunos con suerte lo descubren ya de niños con facilidad y el apoyo de su entorno y otros deben esforzarse para hallarlo: a veces contra su familia y amigos.

Y hay profesiones que son pura rutina.
No hay tareas rutinarias; sólo hay modos rutinarios de hacer una tarea.  Piense en cocinar, por ejemplo: puede ser un obligado aburrimiento o una creación excelsa.

Si todos tuviéramos un talento diverso, la inteligencia no se podría medir.
Es que no se puede medir: los test fueron un invento supremacista. En realidad, el talento es tan personal como la huella dactilar y hay tantos modos de ser inteligente como personas. No se trata de cuán inteligente eres, sino de qué modo eres inteligente.

Al final, el talento no paga las facturas.
Si haces algo a disgusto, acabas haciéndolo tan mal que al final no podrás ni pagar las facturas. Y eso pasa en la economía global: las tareas que se hacen de forma rutinaria acaban yéndose al país donde las hacen por menos. Sólo quien innova retiene el valor.

¿Tan mal ve usted la educación?
Ya le he dicho que la educación se ha reformado, pero no se ha  transformado. Y no pido que se exija menos en el cole, sino más al cole: debemos concentrarnos en localizar y potenciar ese talento único de cada uno. Nuestra escuela aún genera uniformización, pasividad y conformismo.

Es que también hay cada alumno...
Pero todos tienen un potencial, porque ser creativo no es un don que tienen algunos elegidos; es lo que nos hace humanos. Si eres persona, eres creativo. Y se aprende a ser más creativo como se aprende a leer. Es una facultad innata que todos desarrollamos.

¿Cómo se desarrolla la creatividad?
¿Cuántos sentidos hay?

Oído, vista, olfato, tacto, gusto...
Y el sentido del equilibrio; el cinestésico o propiocepción (la percepción de uno mismo y su relación con el espacio)... Y está además el termoceptivo... Pero ¿sabe por qué usted ha pensado sólo en los cinco sentidos?

¿...?
Por comodidad, que es la enemiga de la creatividad. Cuando algo nos parece evidente, no hacemos ningún esfuerzo por entenderlo. Así que usted me ha repetido los cinco sentidos y así se ha perdido la posibilidad de repensarlos y descubrir otros.

¿Y si no descubro mi supuesto talento?
Para empezar, no se ponga límites, y menos en el tiempo. La creatividad, como la vida, no es lineal. Puedes ser un niño creativamente viejo o un nonagenario creativamente joven. Y cada día el cerebro es diferente.

Sí, pero ¡qué hago para descubrirlo?
Lo estoy investigando ahora mismo. Se trata de hacer dos viajes: uno hacia el interior de ti mismo y otro hacia el exterior para proyectar tu talento. Y no son trayectos siempre consecutivos: pueden ser simultáneos.

Deme más pistas.
Conózcase. Y si usted quiere conocer a alguien: ¿qué hace? Pasar tiempo a solas con él: pase más tiempo conociéndose.

¿Y cuando me conozca?
Llegará un momento en que disfrutará de su propia compañía. Entonces encontrará y podrá sacar partido a su propia tribu creativa.

¿Quién es mi tribu creativa?
Las personas con quienes puedes ser tú mismo: generaciones literarias; equipos de investigadores; bandas rockeras o colegas con quienes inventas cosas: son quienes se aceptan y reconocen mutuamente el talento y lo hacen crecer juntos.

¿Puede ser sólo un amigo?
Fue mi caso: un profesor vio talento en un chaval poliomelítico de barrio y apostó por él. Tu mentor y tu tribu son quienes saben ver en tus fallos la semilla de tus éxitos.

¿Cómo me ejercito?
La creatividad es inteligencia aplicada a una tarea concreta y compartida con complicidad: genio solitario es un oxímoron.

¿Y el esfuerzo, el sudor, las lágrimas...?
Esfuerzo, claro, el mismo que hace un niño para ganar una carrera en el cole: sufre, pero también se divierte. La diversión incluye el sudor, pero nadie arriesga, innova ni experimenta si no disfruta haciéndolo.

Pues deme algunos truquillos...
Invente nuevos juegos con los juguetes de siempre; juegue a médicos con plumas de indio; replantee lo obvio hasta que deje de serlo... No acepte nada de antemano ni dé nada por sentado. Y compártalo todo.

¿Y si me roban las ideas los colegas?
Regale sus ideas y verá cómo por ensalmo aparecen otras mejores aprovechando el espacio que dejaron las que regaló.

¿Y si se ríen de mis ideas?
¡Ríase con ellos! Crear no es algo que te pasa, sino lo que haces cuando te pasa algo.

¿Cómo sé que he llegado?
Porque ser creativo no quita energía: la da. Las horas parecen minutos; las ideas fluyen y tú con ellas. Estás fuera del mundo y al mismo tiempo dentro de él.

¡No pienso trabajar!

¡Paro, no! ¡Trabajo, tampoco! Trabajo es una palabra odiosa ya en su origen (tripalium: los tres palos donde se ataba a los esclavos para azotarlos). Marx demostró que ese estúpido esclavismo no fracasó por inhumano, sino por ineficaz. Otro Marx, Groucho, puso en evidencia a los esclavos de la rutina mental. Y sir Ken Robinson nos ayuda hoy a descubrir nuestro talento y realizarlo en libertad ¿con esfuerzo?, pero también con placer,  hasta ser innovadores... Y prósperos. Espero que esta segunda entrega de la entrevista a sir Ken, solicitada por un puñado de amigos lectores sirva también como felicitación navideña de quien aquí no trabaja, sino que goza cada día entrevistando para ustedes.

Leptis Magna, Libia, enero 2009
Foto: Pilar Vidal Clavería
 


17 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

GRAAAAAAAAAAACIAS ELVIRA, por esta maravillosa entrevista,
me ha encantado
me has hecho un maravilloso regalo de Navidad.
Un abrazo lleno de gratitud.
Felisa

Laura Uve dijo...

Tengo previsto leer el libro de Murakami estos días de fiesta. Te ha gustado ¿no?

A ver si me da tiempo porque quiero leer mucho y luego no sé qué hago que pierdo el tiempo... descansando, que también lo necesito.

Siempre elegiré la creatividad frente a la comodidad, por eso mi vida siempre está en ascuas... es el pago, creo, de la creatividad.

Un abrazo Pilar.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Felisa

Bueno no es la primera vez que me cambian el nombre en los comentarios del blog.

La primera vez me llamaron Beatriz, que era un nombre que le gustaba a mi madre, aunque mi madrina se nego en rotundo y se decidieron por Pilar.

Hoy me llamas Elvira, y no creas que vas muy equivocada, hace unos años, se nos ponían tres nombres y ¿sabes cuales tengo?:
Pilar, Inocencia, Elvira.

Me alegro que te guste la entrevista, yo también la encuentro genial.

Un abrazo que vale por tres
Pilar, Beatriz, Elvira

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Laura,

Disfruté mucho con la lectura de Kafka a la platja y también con Tokio blues que leí después.

De qué hablo cuando hablo de correr, también me ha gustado mucho, es como descubrir a alguien al que no conoces y del que te puedes hacer una imágen diferente a la que tiene en realidad.

Murakami se muestra en este libro abiertamente, explicándo lo que siente y porqué lo siente.

Fantástico que gane tu creatividad, todos los que te conocemos, poco o mucho, damos gracias por ello,

Un fuerte abrazo

marce dijo...

Gracias Pilar.
Una gran conversación sobre lo que nos frena y nos mete sin querer en una jaula de oro. Es cierto que el talento es diverso y variado y, que cuando un sistema se dedica a perfilar a las personas de un modo tan sesgado como se hace, se están anulando infinidad de seres humanos.

Un gran punto positivo has todado hoy. Todos tenemos mucho que aportar.

Laura Uve dijo...

Aún tengo pendiente Tokio Blues... ummm... no sé si empezar, pues, por uno o por otro. ¿Alguna recomendación?

Gracias por tus palabras Pilar, aunque no lo dices, creo que en tu caso gana la creatividad también.

Un abrazo!!!

Mediterráneo dijo...

Muy interesante la entrevista.
Creatividad no casa con comodidad, siempre la primera te levanta de un golpe de la silla o la cama.

Feliz Navidad y un creativo 2011

Abrazos!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Laura

Yo empezaría por Kafka a la platja, si te gusta seguiría con el Toquio Blues, y si también te gusta entonces el De qué hablo cuando hablo de correr ya resulta imprescindible

Besos japoneses

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias por tu comentario Marce, la entrevista de hoy ha sido enriquecedora y me gusta porque provoca movimiento con sus palabras.

Un abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias Mediterráneo por tu comentario, la creatividad como en ocasiones las olas llega cuando menos te lo esperas hay que estar vigilante y confiar que el 2011 sea creativo para todos.

Un abrazo

Marina dijo...

Gracias, me la llevo para degustarla despacito. Siempre mi paso por aquí es placentero y deja en mi mente una nube de fresco pensamiento.

¿Felicidad para ti y los tuyos!, no sólo en estos días, sino en todos los momentos de tu vida ¡salud y suerte!!!.

Un abrazo, Marina

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias Marina por tu comentario y compañía, felices fiestas también para ti y los que te rodean

Un abrazo

Reyes dijo...

Hola Pili.
Ahora no puedo saborear este texto porque mi madre me está azuzando con la cena de NocheGood (ves?? sigo pareciendo una chiquilla, qué grave cuando una ya es madre ) pero te aseguro que volveré a leerlo porque promete dejar en mis manos un brillo dorado , como el último que pusiste de Murakami .
Sólo me acerqué a desearte feliz navidad y una lluvia de bienes .
Besitos

enric batiste dijo...

"La diversión incluye el sudor, pero nadie arriesga, innova ni experimenta si no disfruta haciéndolo."

Salirse del letargo acomodado
y disfrutar, sudar en compañías
que gustan lo que hacen que les gusta.

Y un beso a tu talento de entrevbistas

Pilar Vidal Clavería dijo...

Querida Reyes

Que pases unas felices fiestas y que las palabras de Murakami y de Ken Robinson te ayuden a afianzar lo mucho que tu ya tienes.

Un fuerte abrazo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Disfrutar con el juego de la vida, aunque a veces no es fácil, hay que arriesgarse y mover ficha que el tiempo de la partida es limitado.

Un abrazo Enric muy cercano a la Navidad

Ernesto y Felisa dijo...

Hola PILAR, perdona por lo de Elvira, pero desde que sigo el blog de Elvira "Flores y palabras", asocio imagen de flor con su nombre, por las magníficas fotos que les hace, y tu encabezas el blog con esa preciosa flor azul que me recuerda a mi infancia.., ....discúlpame.
un abrazo.
Felisa

(aunque bueno, como tienes tres nombres, por lo menos era uno de ellos, en mi familia paterna también tenían esa costumbre mi padre se llamaba Félix Francisco José, y alguna de sus hermanas llega a tener hasta 4 y 5...)
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...