domingo, 19 de diciembre de 2010

Reflexiones

Abro el último libro de Jorge Bucay, Llegar a la cima y seguir subiendo, Claves para un camino espiritual y me encuentro con estas palabras, un poema atribuido a Rimpoche, una buena lectura para tener en cuenta en estos días de compras muchas veces obligadas y para el resto del año.

Construimos casas cada vez más grandes....
y familias cada vez más pequeñas.
Gastamos más.....y tenemos menos
Compramos más.... y lo disfrutamos menos.
Vivimos en edificios más altos...
y vidas poco profundas,
Vamos por autopistas más amplias....
y mentes cada vez más estrechas.
Tenemos más comodidades...
y vivimos más incómodos
Tenemos más conocimientos
y menos sensatez.
Más expertos...y menos soluciones
Más medicinas... y menos salud.
Es el tiempo de comer rápido...
y la disgestión lenta.
De casas fantásticas y hogares rotos.
De enfadarnos rápidamente
y perdonar lentamente.
De salir muy pronto...
y llegar siempre tarde.
Levantamos las banderas de la igualdad
y mantenemos los prejuicios.
Tenemos la agenda llena
de teléfonos de amigos
a los que nunca llamamos ...
Y las estanterias de nuestra biblioteca
llenas de libros
que no leeremos nunca ...
Nos ganamos la vida,
y no sabemos como vivirla.
Poseemos cada vez más cosas,
y las malgastamos casi todas


Pic de Noufonts 2861 m

Foto: Pilar Vidal Clavería

8 comentarios:

Elvira dijo...

Pues sí, tal cual. Triste pero cierto. Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Podemos poner una segunda parte a la reflexión.

Si es triste y cierto, ¿qué puedo hacer para aceptarlo y mejorarlo?

Tengo la suerte de tu compañía y te la agradezco en mi camino,

Besos

Ernesto y Felisa dijo...

Es una verdad muy muy frecuente, en nuestros días,..., pero yo realmente estoy intentando salir de esto..., e intento aceptar a los que aún sobreviven así...
Gracias por ayudar a reflexionar.
Saludos
Felisa

enric batiste dijo...

Mis "reflexiones" no son, no sean más
que reflejos que saen del espejo
sabiendo que hay, habrá otros muchos más.

Y un beso reflexivo en un espejo

Pilar Vidal Clavería dijo...

Me gusta lo que dices Felisa, el intentar aceptar a los que aún sobreviven así...

Un beso

Pilar Vidal Clavería dijo...

Reflexiones que emergen del espejo y nos ayudan con su reflejo.

Un beso reflejado

Mercedes González dijo...

Es una buena reflexión, Pilar. Nos vaciamos de lo esencial y llenamos la vida de cosas supérfluas. Yo he necesitado casi cincuenta años para darme cuenta.

Mil besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

El darse cuenta es como una luz que ilumina nuestro caminar.

Un fuerte abrazo Mercedes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...