martes, 14 de septiembre de 2010

Lectura

Lectura de final de verano: Nunca olvides que te quiero de Delphine Bertholon, aunque su título original en francés es Twist, decisiones comerciales supongo.

El dibujo de la portada de este libro en su edición en castellano, una cara de niña con mirada triste y su dedicatoria: Hacía tanto tiempo que no nos habiamos dicho nada, me invitó a su lectura.

Lo empecé el 9 de septiembre, la misma fecha que encabeza la primera de las cartas que escribe Léonore, la mamá de Madison Etchart, una niña secuestrada con once años.

Madison también escribe, su única vía de libertad y de esperanza, unos cuadernos donde describe su cautiverio.

Y la tercera persona que narra sus vivencias es Stanislas, el profesor de tenis de Madison y del que había recibido el mejor de los consejos: escribir es salvar la propia vida.

Una combinación pues de tres narraciones que me ha atrapado y que contiene buenas reflexiones sobre el poder de las palabras y de la escritura.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...