jueves, 25 de agosto de 2011

Sorpresas con las flores

En los Pirineos orientales la primera cima que sobrepasa los dos mil metros es el Costabona, en mayo del año pasado hicimos una excursión, esperando disfrutar de las vistas desde su cumbre, pero la niebla no lo permitió.

Ayer lo volvimos a intentar y el buen tiempo nos acompañó durante toda la mañana, aunque a partir del mediodía la niebla aparecio de nuevo.



 Cima del Costabona, 2465 m

 
Vivac en la Cima del Costabona, 2465 m

A mi ritmo, caminando y disfrutando del paisaje y de las flores, las gencianas son de unas de mis preferidas. Estoy acostumbrada a verlas, en el caso de la genciana campestre, Gentiana campestris, de color lila, y !oh sorpresa¡ ayer las empecé a ver de color blanco, unas flores albinas que destacaban junto a los ejemplares del color habitual.


Gentiana campestris, con flores de color blanco


Gentiana campestris, con flores de color lila


Cómo el tiempo invertido en llegar al Costabona había sido corto, nos decidimos a ampliar la ruta y llegamos a la zona de las Esquerdes de Rojà de 2273 m y al Pic de la Mort de l'Escolà de 2463 m.


Una de las señales hacía el siguiente destino, las crestas de les Esquerdes de Rojà


Crestas de las Esquerdes de Rojà



En la cima de la Mort de l'Escolà 2463 m 
Foto: Jordi Viader

En el camino de vuelta una gran extensión de hojas de color gris con estas flores de color amarillo, recubrían una de las laderas de la montaña.




??

Y en los márgenes de los senderos abundaban las flores rosadas de los claveles de montaña.


Dianthus sp
cast. Clavel de montaña, cat. Clavelina
Fotos: Pilar Vidal Clavería


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...