miércoles, 3 de agosto de 2011

Formar parte

De la película El fin es mi principio me quedo con dos palabras:  Formar parte.

Las palabras que comparten Tiziano Terzani con su hijo Folco en sus conversaciones en su casa de la Toscana, transmiten perfectamente esa concepción de unidad en la que vivimos inmersos, esa unión con la naturaleza y ese poder disfrutar de todas y cada una de las formas de vida que nos rodean y reconocer con humildad que somos parte de ese todo y podernos así alejar de una equivocada presunción de superioridad.

Tiziano Terzani fue un hombre que vivió intensamente como corresponsal de prensa y sintiendo cercana su muerte, se reune con su hijo para transmitirle con serenidad como prepara su última gran aventura, su viaje hacia la muerte.

La versión cinematográfica de cómo se gestó el libro del mismo título que la película,  El fin es mi principio, se realizó en la casa donde pasó sus últimos años Tiziano Terzani junto a su mujer Angela, en el pueblo italiano de Orsigna y durante su rodaje su viuda y sus hijos estuvieron también presentes junto a los actores.

En el film dirigido por Jo Baier se entrelazan los monólogos de Tiziano con las miradas y los gestos entre todos los miembros de la familia,  transmitiendo una sensación de paz y serenidad extraordinarias.

Tiziano habla de la muerte de la mejor manera, de una forma positiva, con risas y sin miedo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...