lunes, 17 de noviembre de 2008

Gorse

GORSE
Claudicación Desesperación Renunciación

Para una enorme desesperanza. Para los que han abandonado la fe y ya no creen que se les pueda ayudar. Sólo bajo persuasión de otros, o para complacerles, se someterán a diferentes tratamientos, pero asegurando que hay muy pocas posibilidades de alivio. (E .Bach)


¿Vale la pena?, ¿Sirve de algo continuar si la cabeza ya está sobre la losa, rendida, sin fuerzas? Ha renunciado a todo, pero hay una mano justo a su lado, Gorse, que le devolverá la esperanza y la fe para empezar de nuevo.
Foto: Pilar Vidal Clavería


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...