sábado, 22 de enero de 2011

Terapeutas y clientes

...Una vez me dijiste que uno de nuestros mayores problemas es que no tenemos público; nadie que nos dé una palmadita en la espalda para aprobar lo que hacemos. Alguien al que poder preguntarle: ¿has visto cómo he llevado a esa persona a esa situación?, ¿has visto cómo he hecho que dijera lo que yo quería que dijera?


- A lo que yo me refería es que no tenemos a nadie que nos critique, que nos analice..."


In Treatment (serie televisiva Home Box Office)

Este diálogo encabeza el artículo que para la Revista Sedibac 58 escribió Amparo Treig con el título La duda, principio de toda sabiduría, donde realiza una muy interesante y necesaria reflexión para los terapeutas, florales o de cualquier otra terapia,  en cuanto a su trabajo en la consulta y que los enumera en diversos aspectos relacionados con el aprendizaje, el proceso personal y la supervisión.

Ayer en el Viernes activo de Sedibac, escuche en la pantalla al diálogo que encabeza esta entrada.

Era en uno de los capítulos de In Treatment, En terapia,  una de las conversaciones  entre el psicoterapeuta Paul Weston y la que había sido su supervisiora profesional Ginna Toll, serie producida y en algunos capítulos también dirigida por el director de cine Rodrigo García.


Enrich Homedes, como ya había hecho en otras ocasiones en la sede de Sedibac nos acercó con su CINEFORUM FLORAL, a profundizar en algunas de las Flores de Bach y en esta ocasión en particular, también a tratar los aspectos que aparecen en una consulta relacionados con la Transferencia y la Contratransferencia, entre el terapeuta y el paciente o cliente.

La Transferencia, como concepto dentro del psicoanálisis, se considera a un proceso por el que el cliente de una manera inconsciente proyecta y transfiere sobre el terapeuta sentimientos, actitudes y afectos antiguos, hacía personas significativas en su vida, generalmente de la niñez.
Las reacciones en una transferencia puede ser positivas, sentimientos positivos sobre relaciones anteriores y que ahora recaen en el terapeuta y transferencia negativa, sentimientos en este caso de hostilidad que el paciente transfiere a su relación con el terapeuta.

La Contratransferencia se produce cuando el terapeuta pierde su objetividad y desarrolla una fuerte reacción emocional hacia el cliente.

Ambos aspectos transferencia y contratransferencia han de estar presentes y  ser cuidados en cualquier relación terapéutica, y mantenerse una correcta actitud desde la empatía, la congruencia y el respeto.

10 comentarios:

Elvira dijo...

Desde luego son aspectos a tener muy en cuenta. Y no todos los terapeutas, psicólogos, psiquiatras lo saben abordar bien.

Esa serie es muy buena. Besos

enric batiste dijo...

evSaber equilibrar las transferencias
en terapia amistad conversación...

Y un beso en tus entradas que aleccionan

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elvira,

No conocía la serie, si que me parecio muy buena.

Cuando iba viendo las situaciones pensaba que suerte que tenemos a las esencias florales, los terapeutas y los pacientes.

Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Enric,

Equilibrio palabra mágica, que imagino en un centro armonioso de color verde.

Besos también para tí.

Elisa Graciela dijo...

Hola Pilar, que buen tema el de transerencia y contratransferencia.
Supongo que es un lugar a tener presente todo el tiempo, estar atentas, y ser desapegadas en lo posible, mucha achicoria y red chesnut!!
Besitos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Elisa, estoy totalmente de acuerdo con el tenerlo siempre presente y como decía antes que bien que tenemos a las esencias florales, desde luego Chicory y Red Chesnut serán de gran ayuda-
Besos

Ernesto y Felisa dijo...

Hola Pilar, no sé si viene muy a cuento, pero esta última primavera una amiga con una infancia muy muy dificil, ha tenido que pasar por la experiencia de un divorcio no por ella elegido con dos niños de 5 y 8 años,..., como ella decía no podía permitirse el uso de antidepresivos de síntesis..., y acudió a un psicólogo y a un terapeuta de flores de Bach,..., consiguió dejar el lexatin gracias a una cura de "ayuda rápida" con esta flores, a pesar de su precario equilibrio circunstancial...,
y puedo decirte que está saliendo de esta situación, con lentitud pero a paso firme....
Bueno, un saludo, no sé porqué me vino esto a mi mente después de leer la entrada...,
supongo sabrás de lo que hablo.
Felisa

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Felisa

Gracias por comentar la experiencia de tu amiga, me alegro que con la ayuda del psicológo y de las Flores de Bach vaya hacía adelante, no importa la velocidad sino la firmeza del paso y avanzar con esperanza y sin resentimiento.

Besos

Susana Veilati dijo...

In treatment: El caso de Sophi me parece el más logrado de todos, incluidas las tres temporadas.

Sí, lo que cura es la relación. Si no hay una buena relación no podrá haber tratamiento, el paciente no asistirá, interrumpirá su tto. Matizaría con que hay que tener en cuenta lo que el terapeuta proyecta sobre el paciente porque allí es cuando dejará de ver a su cliente para quedarse con su propia película. Pero para esto, Pili, se necesita la terapia personal del terapeuta floral. Para poder despejar el campo del paciente de lo propio. Ya sabes lo que pienso al respecto. Un beso.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Creo y siento que en los tratamientos con esencias florales se enlazan dos aspectos que se complementan, el de la relación que se establece entre el terapeuta y el cliente y la acción de las esencias, hay que valorar y tener en cuenta a los dos y desde luego el terapeuta ha de saber y poder estar con el paciente y no en el paciente, con lo que no queda excluido que también el mismo realice terapia.

A ver si encuentro el caso que comentas de Sophi.

Besos Susana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...