lunes, 31 de enero de 2011

Cambio de esculturas

En el cruce de la avenida de la Diagonal con el paseo de Gràcia de Barcelona, oficialmente llamado plaza de Juan Carlos I y popularmente conocida como el cinc d'oros,  por albergar a principios de siglo XX cinco farolas,  se encuentra un obelisco, el llapis, que compartía su espacio hasta ayer domingo con una escultura, La Victòria, erigida por Frederic Marés para celebrar el triunfo de las tropas sediciosas en la guerra civil española (1936-1939).



La Victòria de Frederic Marés delante del obelisco, Noviembre 2010

Este conjunto monumental es un ejemplo de como las esculturas no son siempre genuinas expresiones artísticas de sus creadores, sino que se amoldan, como ya pasaba en las esculturas romanas, donde se conservaba el busto y se cambiaba la cabeza del emperador, a quien ostenta el poder.


 La Victòria de Frederic Marés delante del obelisco, noviembre 2010

En un principio la escultura que acompañaba al obelisco era en homenaje a Francesc Pi i Margall, presidente de la primera república (1873-74) y se erigió una efigie de la república situada en lo alto del obelisco, junto a un medallón en su base y así se mantuvo desde su inauguración en el 1936 hasta que el ayuntamiento franquista creado en 1939 acordó retirar la escultura y el medallón y encargar una nueva efigie a Frederic Marés, que por cierto había quedado finalista en el concurso para la anterior escultura, con lo que aprovecho su proyecto y solo tuvo que realizar algunas modificaciones para representar al triunfo militar franquista y convertirse en La Victòria.

   
La Victòria de Frederic Marés delante del obelisco, noviembre 2010 
Fotos: Pilar Vidal Clavería


La codicia conduce al deseo del poder. Es una negación de la libertad e individualidad de cada Alma. En vez de reconocer que cada uno de nosotros está aquí para desarrollarse libremente en sus propias labores según los dictados del Alma, para desarrollar su individualidad y para trabajar libre y sin impedimentos, la personalidad con codicia anhela imponerse, moldear y ordenar usurpando el poder del Creador.

Cúrate a ti mismo 
Edward Bach 

3 comentarios:

enric batiste dijo...

Desarrollarse libre sin buscar
poderes que acumulen con codicia
la propiedad privada repetida
hasta la saciedad más saturada...

Y un beso de ese arte en libertad

Pilar Vidal Clavería dijo...

Arte en libertad y sin codicia para el artista.

Desarrollo y aprendizaje, asumiendo y aceptando el error, caminando.

Un beso Enric

Pilar Vidal Clavería dijo...

He encontrado una entrada en el blog; El cuadero de Luis con muy buena y amena información del tema

http://luissoravilla.blogspot.com/2011/02/la-nike-republicana.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...