sábado, 8 de enero de 2011

Siembra

Si siembras un pensamiento cosecharás una acción.
Si siembras una acción cosecharás un hábito.
Si siembras un hábito cosecharás un carácter.
Si siembras un carácter cosecharás un destino.

El Tibetano

Mi abuelo materno sembraba semillas en su huerta del pueblo,  aunque no tengo huerta tengo bien presente la fuerza de los pensamientos semilla.

Los pensamientos semilla permiten tomar conciencia de cómo uno quiere vivir, de cómo uno quiere ser.

Una de Las avenidas neuronales hacia el yo profundo, el libro de José María Doria, compara a nuestra mente con un jardín en el que sembramos nuestros pensamientos y la conveniencia de verbalizarlos correctamente.

Las ideas llevan a la acción, actuamos como pensamos.

Si creo que no puedo hacer algo, ni siquiera lo intento,  en cambio si observo mis creencias limitantes y las reviso, podré crear nuevos pensamientos de capacitación.

Estos nuevos pensamientos desencadenarán nuevas acciones y si la acción se repite una y otra vez, la mente creará un nuevo hábito.

Si aprendemos que delante de un problema la solución pasa por ocuparse, no por preocuparse, cambiará nuestra manera de ver las cosas y seremos capaces de ver oportunidades en los problemas.

José Clavería Araguás con Pilar Vidal Clavería, Graus 1959

5 comentarios:

Reyes dijo...

Jamás he sido capaz de ver oportunidades en los problemas.
Sólo me enseñaron a rezar.
..
Preciosa foto, Pilar.
Ahí erás tú la semilla de futuro .
Besos.

Aquí me quedaré... dijo...

¡¡ Qué foto más bonita!!

Pilar, no entiendo nada sobre tus flores y por eso no digo nada, quiero que sepas que te leo con interés.
Soy torpe comentando.

Un besito

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Reyes,

Jamás es una palabra que no tiene mis simpatias, la encuentro muy categórica, inflexibe, ¿qué tal si la cambiamos por un quizás?

Quizás puedo aprender a ver las oportunidades en los problemas, date la oportunidad, que vale la pena

Besos con semillas de futuro esperanzado

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias Aquí por tu comentario y me alegra mucho que leas el blog con interés.

Lo de torpe comentando, como torpe en cualquier otro aspecto, no es más que una etiqueta, como el jamás de Reyes, que nos ponemos en demasiadas ocasiones y como dice esta entrada es una creencia limitante, un pensamiento que merece ser revisado y cambiado.

Besos de esperanza tambien para tí.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Matthieu Ricard dice que podemos entrenar nuestras mentes en hábitos de bienestar que generan una verdadera sensación de serenidad y realización

Si os interesa lo podeis ver en el programa de Redes:

http://www.redesparalaciencia.com/2871/redes/2010/redes-60-la-ciencia-de-la-compasion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...