viernes, 6 de marzo de 2009

Rosa en las Flores de Bach

Si recordamos las flores de Impatiens el color rosa se nos hace presente, un rosa que aporta suavidad, amabilidad, amor, dulzura, empatía, todos elementos necesarios en un estado Impatiens negativo, el rosa es sedante del sistema nervioso.

En Centaury encontramos otra flor rosa, las flores están agrupadas en una estructura similar a un paraguas, umbela, la flor es tubular por tanto necesitará tiempo en su actuación, desde un punto de vista tipológico, como le sucede a otras flores con formas tubulares o similares como Vervain, Cerato, Gentian, Water Violet y también Scleranthus tiene algo de tubular.

En Water Violet el rosa, casi malva pálido, está en el extremo de sus cinco pétalos.

Heather tiene unas flores rosa claro, aparecen en la unión entre la hoja y el tallo, son como pequeñas campanitas, que se abren mirando hacía abajo.

El color rosa aporta compasión hacía los demás, amabilidad, empatía, sin olvidar el amor hacía si mismo y hacía los demás, es un color que alivia la soledad y como nos recuerda Jordi Cañellas también la vulnerabilidad, aporta protección y seguridad.

En Crab Apple aparecen tintes rosados en sus flores blancas.

Y la última flor rosada incluso a veces con pétalos blancos es Wild Rose, la forma de corazón de sus pétalos nos lleva directamente a recordar al cuarto chacra.

Wild Rose en el Montseny

Foto: Pilar Vidal Clavería

Al cuarto chacra se le asocian dos colores el rosa y el verde, está localizado en el centro del esternón, junto al corazón.
Relacionado con la glándula del timo.
Aporta como cualidades el amor, el equilibrio, la capacidad de entrega y de dar, de sentir, la compasión, la capacidad de recibir.
La localización del cuarto chacra hace que sea un punto de equilibrio o de integración entre el mundo espiritual y el mundo material.
Su elemento es el Aire.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...