domingo, 29 de marzo de 2009

Reflexología y el enlace intestinal

Edireflex, asociación para el Estudio y difusión de las Reflexologías, ofrece mensualmente talleres a los reflexólogos para profundizar en el aprendizaje de la Reflexología.

El del pasado viernes tenía por titulo Reflexología y el enlace intestinal, impartido por Rubina Morton, miembro de la asociación, que trabaja como reflexóloga en la localidad de Javea.

El taller era en inglés con traducción simultánea realizada por Aliki Vythoulka, Secretaria de la asociación.

Tras las definiciones del colón o intestino grueso y del intestino delgado, sus explicaciones sobre la función de los intestinos y de como la toxicidad nos lleva a la enfermedad, me recordó a los estudios del doctor Bach sobre la toxemia intestinal y la importancia que daba Edward Bach a una correcta alimentación, el alimento es la gasolina del motor humano, explicaba en una disertación sobre la toxemia intestinal y su relación con el cáncer que realizó en octubre de 1924.

El doctor Bach ya en 1924 hablaba de las deficiencias en la alimentación, provocadas por ausencia de productos esenciales necesarios para la salud como las vitaminas, la falta de bacterias limpiadoras del conducto intestinal (lactobacterias ácidas) y la presencia de sustancias que producen toxinas, como un exceso de proteínas cárnicas.

El programa del taller era establecer la conexión entre los puntos reflejos del intestino grueso y los diferentes órganos de nuestro cuerpo.

Tomando como base la correspondencia de estos puntos reflejos intestinales, presentada por Ann Gillanders, fundadora de la British School of Reflexology y autora de diversos libros de Reflexología, entre el que se encuentra precisamente el de Reflexology and the Intestinal Link (Reflexología y el enlace intestinal).

La sesión fue siguiendo los diferentes puntos reflejos del intestino grueso con los órganos o glándulas desde el 1, uno de los más importantes porque están ubicados diversos puntos reflejos como el de la hipófisis, siguiendo por orden hasta el 11, punto de los ovarios y los testículos.

En cada punto se analizaban diversas alteraciones o estadios fisiológicos sobre los que incidir y los beneficios de simultanear en la sesión de tratamiento, la reflexológia normal con los del enlace intestinal.

La importancia de la alimentación, no únicamente de lo que comemos, sino de cómo comemos, es básico para un buen equilibrio en nuestro organismo.

El cómo nos sentimos en el momento de las comidas, también es fundamental, ya que es importante comer tranquilamente, dedicando ese tiempo a disfrutar de lo que comemos, una comida sana equivale a una digestión sana, masticando bien, y recordando que el estómago no tiene dientes.

Después de la teoria nos realizo también una sesión práctica, para que pudieramos observar como trabajar con los pacientes.

Restaurante en el mercado de Bac Ha en Sapa, Vietnam
Foto: Pilar Vidal Clavería
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...