miércoles, 1 de julio de 2009

Versión particular

Pocos días antes de ir de vacaciones leí por segunda vez El monje que vendió el Ferrari de Robin Sharma.

De los siete principios ancestrales para conseguir una vida iluminada indicados en el libro , he hecho mi versión particular inspirada en el viaje por Uzbekistan y Kyrgystan, a cada principio le corresponde un símbolo, en este caso a elementos encontrados en la ruta.

Primero, Controlar la mente, el símbolo corresponde a un jardín exhuberante

Jardín de rosas en la Medersa Chir Dor, en la plaza del Registan de Samarcanda

Segundo, Cumplir los objetivos, corresponde a un faro

Minarete Kalon, en Bukhara, en sus orígenes los minaretes eran faros

Tercero. Practicar el Kaizen (mejora continuada), corresponde a un luchador de sumo

Escultura funeraria de un luchador turco en el recinto de la torre de Burana

Cuarto. Vivir disciplinadamente, corresponde a un trozo de cable

Columna en espiral puerta entrada medersa en Bukhara

Quinto. Aprender a respetar el tiempo, corresponde al reloj

Relojes entrada mezquita en Bukhara

Seis. Servir a los demás desinteresadamente, corresponde un ramo de rosas amarillas

Rosas silvestres amarillas en el valle de Chong-Kemin

Siete. Vivir el presente, corresponde a los diamantes

Disfrutando de vivir el presente en la plaza del Registan de Samarcanda

Fotos: Pilar Vidal Clavería
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...