miércoles, 15 de julio de 2009

Luisito

Luisito, una historia de amor

A lo largo de esta delicada novela, breve pero intensa, la Flores de Bach me iban apareciendo, de la mano de Anselma, una maestra jubilada, que vive sola y aislada y que gracias a Luisito, un precioso loro exótico, recuperará la alegría por la vida.

Es un libro está dedicado por su autora Susanna Tamaro a las maestras que han educado a Italia y a las que, a pesar de todo, continúan haciéndolo.

Hay tres de las Flores de Bach que aparecen claramente reflejadas a lo largo de la lectura en el carácter de la protagonista, dos de ellas Honeysuckle y Wild Rose pertenecen al epígrafe de los que no sienten suficiente interés por sus circunstancias presentes y la tercera Willow al epígrafe del desaliento o la desesperación

Honeysuckle

Para los que viven demasiado en el pasado, que quizá fue una época de gran felicidad, o en los recuerdos de un amigo perdido, o de ambiciones que no se han convertido en realidad. No esperan encontrar nuevamente una felicidad como la que tuvieron.

Wild Rose

Para quienes sin una razón aparentemente suficiente, se resignan a todo lo que les ocurre, y apenas se deslizan por la vida, tomándola como viene, sin hacer ningún esfuerzo por mejorar las cosas y encontrar un poco de felicidad. Han abandonado la lucha por la vida sin lamentarse.

Willow

Para quienes han sufrido un adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas ni resentimientos, pues juzgan la vida de acuerdo al éxito que aporta. Sienten que no han merecido una prueba tan grande, que es injusto, y se vuelven amargados. Suelen perder interés y mostrarse menos activos en aquellas cosas de la vida que antes les gustaba.

En el libro Anselma no toma las Flores de Bach, en cambio recibe, gracias a Luisito, el mismo mensaje que éstas transmiten, ganas de vivir y fuerza para cambiar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...