lunes, 11 de abril de 2011

El síntoma

El síntoma puede decirnos qué es lo que nos falta, pero para entenderlo tenemos que aprender su lenguaje.

Reaprender el lenguaje de los síntomas, reaprender, ya que este lenguaje ha existido siempre, y por tanto, no se trata de inventarlo, sino, sencillamente,  de recuperarlo.  El lenguaje es psicosomático, es decir, sabe de la relación entre el cuerpo y la mente.


Si conseguimos redescubrir esta ambivalencia del lenguaje, pronto podremos oir y entender lo que nos dicen los síntomas. Y nos dicen cosas más importantes que nuestros semejantes, ya que son compañeros más íntimos, nos pertenecen por entero y son los únicos que nos conocen de verdad.

La enfermedad como camino
Thorwald Dethlefsen
Rüdiger Dahlke


Narciso amarillo, Narcissus assoanus
Foto: Pilar Vidal Clavería 

Por lo tanto, vemos que no hay nada accidental en lo que se refiere a la enfermedad, ya sea en su tipo o en la zona del cuerpo en que ésta se manifiesta; igual que cualquier otro resultado de la energía, sigue la ley de causa y efecto.

Curáte a ti mismo, capítulo Cuatro
Edward Bach

2 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

Algo que ver esta entrada con la frase de Alejandro Jodorowsky:
En cada piedra se gesta una aurora.

como metáfora de lo que acabo de leer sobre la enfermedad como camino...¿?
un abrazo
Felisa
(interesantes y precisas entradas, como siempre, Pilar)

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Felisa,

Sí puede ser una buena metáfora, además esperanzadora, me gusta!!!!

Gracias por tu comentario y un abrazo también para tí

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...