miércoles, 4 de mayo de 2011

Observación

Puedes hacer de la observación un arte, el arte de observar a los demás y el arte de observarte a ti mismo, en la Naturaleza tenemos un gran maestro.

Observar desde una atención sostenida nos permite darnos cuenta de los procesos de nuestra mente y de los patrones que repetimos para así poder decidir con voluntad y conciencia.

 






Fotos: Pilar Vidal Clavería

6 comentarios:

añil dijo...

Y si encontramos para observar imágenes como estas, eso rayaría la perfección.

Preciosa entrada.

Un beso

Laura Uve dijo...

Pilar, cuanta razón hay en tus palabras y que preciosas fotos (este fin de semana estuve en el huerto de Zaragoza y así estaban los almendros, con su fruto ya creciendo).

Un abrazo observante!!

Montse dijo...

A veces es más fácil observar la naturaleza que observarnos a nosotros mismos.
La belleza de los almendros, sus flores y sus frutos pueden servirnos: Las flores son delicadas y perfumadas y las almendras tienen una dura capa protectora, un poco como hacemos las personas que intentamos salvaguardar nuestra sensibilidad.

Me encanta seguirte, Pilar!!
Muchos besos.

Isabel dijo...

Cierto, muy cierto como la hermosura de esta serie de fotos.

Besos

Marina dijo...

Preciosas fotos. Aquí ya pasaron los almendros y despues los cerezos ahora espero esos corazoncitos rojos y dulces.

Un ciclo que se repite año tras año, día tras día, a veces vemos y no vemos.

Un abrazo.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Gracias Añil, Laura, Montse, Isabel y Marina por vuestros comentarios en esta entrada, me alegra mucho que os gusten las fotos, están tomadas en el mismo lugar con un mes de diferencia, ha sido una excelente manera de observar su transformación.

Un fuerte abrazo para todas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...