martes, 5 de mayo de 2009

Mayo y el Método Solar

En septiembre de 1928, cuando el doctor Bach escogió las tres primeras plantas para preparar sus remedios, Impatiens, Mimulus y Clematis, los preparó mediante trituraciones homeopáticas clásicas, y los llevó a Londres donde los administró a sus pacientes durante 1929.

Fue en mayo de 1930 cuando el doctor Bach descubrió el Método Solar y que hace que sus remedios no sean homeopáticos, aunque si se utilizan terminologías similares como "madre" al hablar de la primera dilución, donde tenemos el agua vertida del bol o vasija de cristal potenciada por el sol con una cantidad igual de brandy añadido como conservante.

La descripción de cómo preparar remedios por el método solar en 1930 fue:

Una vasija de cristal, lo más delgada posible, se llenó con agua limpia, preferiblemente de un manantial. En su superficie se colocaron suficientes flores de la planta como para cubrirla completamente. Se escogió un día sin nubes y las flores se recolectaron después de haber estado expuestas dos horas a la luz solar. A continuación, la vasija se colocó al sol y su posición se cambió de tanto en tanto, de modo que la luz solar pasase directamente a su través, y bañase también el todo.

Esta fue la primera descripción, en 1932 hizo una segunda y en mayo de 1933, la tercera que no cambia sustancialmente de la primera, aunque si destacó la sencillez de su método.

Nora Weeks, la colaboradora y biógrafa del doctor Bach, nos cuenta que el doctor Bach cuando una mañana de mayo caminaba por el campo pensó que el rocío sobre las flores podía contener una condensación de las propiedades de las plantas.

Estas propiedades del rocío nos remiten a Paracelso cuando a comienzos del siglo XVI estudio las propiedades del roció y lo recogió como parte de algún proceso alquímico.

En el método solar están implicados los cuatro elementos, como cita el doctor Bach:

La tierra que nutre a la planta; el aire del cual se alimenta; el sol, o fuego que le permite impartir su potencia; y el agua para recogerla y para ser enriquecida con su magnética y beneficiosa cura.

En el libro de Julian Barnard Remedios florales de Bach, Forma y Función en su capítulo tres hay una completa descripción del Método Solar y en el DVD de Raquel González una visión magnífica de su puesta en práctica.

Tanto Julian Barnad como Raquel participarán en el Congreso de Sedibac, Julian Barnard hará su exposición el domingo 24, con el título Regreso al futuro y Raquel lo hará el sábado 23 cuando se proyectará el documental audiovisual Cómo elaborar Remedios Florales de Bach.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...