viernes, 29 de enero de 2010

Miedos inexplicables

En el primero de los grupos o Epigrafes de las Flores de Bach, para el temor, se encuentran cinco flores, el doctor Bach definió cinco tipos de miedo y un remedio para cada tipo.

Rock Rose, Mimulus, Aspen, Cherry Plum y Red Chestnut

En entradas del blog anteriores, en el apartado de Las Flores de Bach y el Arte en las calle, están las esculturas relacionadas con Rock Rose y Mimulus, dos de los Doce Sanadores y la de Cherry Plum.

De las dos restantes tenemos a Aspen, el miedo frente a cosas vagas y que no pueden ser explicadas. No tienen una razón clara y sin embargo son perturbadores y reales para el individuo que los tiene.

Conferencia Wallingford, 24 septiembre 1936

ASPEN

Presagio, miedos inexplicables

Temores vagos y desconocidos para los que no hay explicación ni razón. No obstante, el paciente puede estar aterrorizado por algo terrible que va a suceder y que no sabe qué será.

Estos temores vagos e inexplicables pueden obsesionar de noche y de día.

Los que los padecen a menudo temen contar su preocupación a los demás.

Los doce curadores y otros remedios
E. Bach, 1936

Pierre de Wissant (1887), de Auguste Rodin

Intentando ocultar con la mano algo que no puede definir que no puede explicar, la ansiedad llega a paralizarlo.

Enfrentarse sin miedo a lo desconocido, a esos miedos sin causa aparente ni definida que los provoque, con la toma del remedio llegará el valor, la confianza en uno mismo, con calma y sin ansiedad.


1 comentario:

Reyes Uve dijo...

Pilar , es curioso que hoy me dio el punto de erradicar el miedo y la preocupación , y escribes sobre ello.
Tomaré nota.
Abrazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...