domingo, 3 de enero de 2010

Excursión en invierno

La primera excursión del 2010, ha sido al Puig de Bassegoda, que se encuentra en la comarca de La Garrotxa.

Dejamos el coche en el Pont de Valentí, donde iniciamos el recorrido primero por la Vall de Sant Aniol, donde las ollas (gorges) del rio Llierca tienen un color verde muy particular
.

El Llierca a su paso por la Vall de Sant Aniol

Continúamos hasta llegar al Coll Roig, con una vegetación de hayas y castaños desnudos de hojas, que cubren el suelo de los caminos.

Camino al Coll Roig

Algún fruto rojo destaca por los bordes del camino como este del rusco, Ruscus aculeatus


Ruscus aculeatus

Y también encontramos matas del acebo, Ilex aquifolium, el Holly de las Flores de Bach, remedio que pertenece al Quinto grupo o epígrafe:

Para los excesivamente sensibles a influencias y opiniones,

junto a Agrimony, Centaury y Walnut.


Holly


Obras Completas del doctor Edward Bach, presentadas por Julian Barnard


Los Doce Sanadores y Otros Remedios (1936)


Para quienes se ven frecuentemente atados por pensamientos de envidia, celos, venganza o sospecha.

Para las diferentes formas de vejación.

Por dentro pueden sufrir mucho, sin que a menudo exista una causa real para su desdicha.






En el estudio de la Signatura, en El Cuaderno Botánico de Flores de Bach de Jordi Cañellas encontramos precisamente cómo sus hojas, que representan al cómo nos manifestamos, son enteras y perennes, con unas espinas fuertes en el margen, sobre todo en las hojas que tocan al suelo y que indican un estado de ataque, preparadas para herir o pinchar y que vemos en estas imágenes.



Holly, Ilex aquifolium


Continuamos caminando hasta el Coll de Principi, el Pla de la Bateria y ascensión hasta el Puig de Bassegoda de 1373 m, aunque los últimos metros y que requieren trepar, los deje para mi compañero de ruta.



Camino del Puig de la Bassegoda

Fotos: Pilar Vidal Clavería


El descenso lo hicímos por la tartera bastante inclinada y dificultosa en algunos momentos, hasta llegar a la pista que llevaba de vuelta al parking de nuestro coche, estábamos a unas dos hora y media y tuvimos la suerte que un vehículo que transitaba por allí nos acercó en los últimos seis kilómetros, pues ya había oscurecido y estabamos bien cansados.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...